APÉNDICE Esdras – Versión Latina. Capitulo II

CAPITULO II

1. He aquí lo que dice el Señor: He sacado a este pueblo de la servidumbre; le he enviado mis mandamientos a través de mis servidores, los profetas; no ha querido escucharlos, ha vuelto inútiles mis proyectos.

2. La madre que los ha engendrado les ha dicho: Id, hijos míos, pues soy viuda y estoy abandonada.

3. Os he educado con alegría y os he perdido con tristeza y aflicción, pues habéis pecado ante el Señor Dios y habéis hecho el mal delante mío,

4. ¿Qué haré ahora por vosotros?
Soy viuda y estoy abandonada; id, hijos míos, y pedidle al Señor su misericordia.

5. Y tú, Oh Padre, te invoco como testigo contra la madre de los hijos que no han querido conservar mi alianza.

6. Para que sean entregados a la confusión, su madre sea raptada y no tengan posterioridad.

7. Que sean dispersados entre las naciones, que su nombre sea borrado de la faz de la tierra, ya que han despreciado mi alianza.

8. ¡Ay de ti, Asur, que escondes en tu casa a los malvados, raza mala, recuerda lo que hice a Sodoma y Gomorra!

9. Su país yace bajo pedazos de pez y montones de cenizas; he aquí como trataré a aquellos que no me han escuchado, dijo el Señor Todopoderoso.

10. He aquí lo que el Señor dijo a Esdras: Anuncia a mi pueblo que le concederé el reino de Jerusalén que tenia que dar a Israel.

11. Tomo sobre mí su gloria, y les daré las tiendas eternas que para ellos había preparado.

12. EI árbol de la vida les dará su perfume; no experimentarán ni fatigas ni penalidades.

13. Pedid y se os dará; rogad que se disminuya el número de días; el reino ya está preparado para vosotros que veláis.

14. Atestigua, atestigua el cielo y la tierra, he dejado todo el mal y he creado el bien, pues soy el Viviente, dijo el Señor.

15. Madre, abraza a tus hijos: edifícalos con alegría como las palomas, haz firmes sus pies, pues yo te he elegido, dijo el Señor.

16. Levantaré a los muertos de donde estén; los haré salir de sus monumentos, pues he reconocido mi nombre en ellos.

17. No temas, madre de los hijos, pues yo te he elegido, dijo el Señor.

18. Enviaré a mis servidores Isaías y Jeremías para que te ayuden, bajo cuyo consejo he santificado y preparado para ti doce árboles cargados de frutos diversos.

19. E igual número de fuentes que dejan manar agua y miel, y siete montañas inmensas, cubiertas de rosas y de lirios, donde llenaré de alegría a tus hijos.

20. Rinde justicia a la viuda: juzga al pupilo,
da al pobre, protege al huérfano, viste a aquel que está desnudo.

21. Cura a aquel que está roto y débil: no te rías del cojo, protege al manco y guía al ciego hacia la visión de mi luz,

22. Protege en tus muros al anciano y al joven.

23. Cuando encuentres muertos, confíalos al sepulcro sellándolo y te daré el primer lugar en mi resurrección.

24. Estate calmado y tranquilo, pueblo mío, pues tu reposo vendrá.

25. Cuida de tus pequeños como una buena niñera, haz firmes sus pies.

26. Ninguno de los servidores que te he dado perecerá: los buscaré entre los tuyos.

27. No te dejes abatir; cuando llegue el día de la opresión y de la angustia,
los otros llorarán y estarán tristes, tú, estarás alegre y en la abundancia.

28. Las naciones estarán celosas y nada podrán contra ti, dijo el Señor,

29. Mis manos te protegerán no sea que tus hijos vean la gehena,

30. Distráete con tus hijos, madre, pues te liberaré, dijo el Señor,

31. Acuérdate de tus hijos dormidos, pues los sacaré de los escondites de la tierra;
les haré misericordia pues soy clemente, dijo el Señor Todopoderoso.

32. Abraza a tus hijos hasta que llegue; anúnciales mi misericordia.

33. Yo, Esdras, he recibido de mi Señor en el monte Horeb la orden de ir hacia estos Israelitas:
cuando fui a ellos, me han rechazado y han rechazado lo que el Señor les enviaba.

34. Por consiguiente, a vosotros os lo digo, gentiles vosotros que oís y que comprendéis;
esperad, estad atentos a la llegada de vuestro pastor; porque él es quien habrá de venir al final, y el mundo está al alcance de la mano.

35. Estad preparados para recibir la recompensa de su reino, pues una luz perpetua brillará para vosotros en la eternidad de los tiempos.

36. Huid de la sombra de este siglo,
recibid la alegría de vuestra gloria; doy testimonio abiertamente de mi Salvador.

37. Recibid el don del Señor y alegraos dando gracias a aquel que os ha llamado a un reino celeste.

38. Levantaos, erguíos y ved el número de aquellos que están marcados para el banquete del Señor.

39. Aquellos que se han salido de la sombra de los siglos, recibirán del Señor espléndidas túnicas.

40. Sión recibe todos tus bienes, encierra a tus hijos vestidos de blanco que han cumplido la ley del Señor.

41. El número de tus hijos que deseabas está completo ruega al Señor que santifique a tu pueblo que ha sido llamado desde el origen.

42. Yo, Esdras, vi en la montaña de Sión una gran muchedumbre que no pude contar, y todos alababan al Señor con sus cánticos.

43. En medio de ellos había un joven de gran estatura, mayor que todos, que colocaba coronas en las cabezas de cada uno de ellos y se elevaba aún más; yo estaba sobrecogido por esta maravilla.

44. Entonces interrogué al ángel y le dije: ¿Quiénes son éstos, Señor?

45. Este me respondió:
Son aquellos que han depositado las vestiduras mortales y que han recibido las vestiduras inmortales: que han confesado el nombre de Dios; ahora, están coronados y reciben palmas.

46. Proseguí: ¿Quién es este hombre que los corona y les da palmas en sus manos?

47. ÉI (ángel) me respondió: Es el hijo de Dios que han confesado en el siglo. Entonces comencé a glorificar a aquellos que habían aguantado animosamente por el nombre del Señor.

48. Entonces el ángel me dijo: ve, anuncia a mi pueblo las grandes maravillas del Señor Dios que has visto.

APÉNDICE Esdras – Versión Latina. Capitulo I

CAPITULO I

1. Segundo libro del profeta Esdras,
hijo de Sario, de Azareo, hijo de EIquías, hijo de Salamo, hijo de Sador, hijo de Acitob.

2. Hijo de Aquías, hijo de Fineo, hijo de Helí, hijo de Amerás, hijo de Azicus, hijo de Marimot, hijo de Arna, hijo de Ozías, hijo de Borit, hijo de Abiseo, hijo de Fineo, hijo de Eleazar.

3. Hijo de Arón, de la tribu de Leví, que estuvo cautivo en el país de los Medos, bajo el reinado de Artajerjes, rey de los Persas.

4. EI Señor me dirigió la palabra con estos términos.

5. Ve y anuncia a mi pueblo sus fechorías, las faltas que han cometido contra mí, para que las anuncien a los hijos de sus hijos.

6. Los pecados de sus padres se han acrecentado en ellos;
me han olvidado y han sacrificado a dioses extranjeros.

7. ¿No los saqué de la tierra de Egipto, de la casa de esclavitud?
Pero ellos mismos me han irritado y han despreciado mis avisos.

8. Arranca los cabellos de tu cabeza, arrójales todos los males a ellos, porque no me han escuchado;
es un pueblo rebelde.

9. ¿Hasta cuándo los sostendré, yo que les he colmado con tantos beneficios?

10. Por su causa he derribado a muchos reyes; he golpeado a Faraón con sus servidores y todo su ejército.

11. He destruido todas las naciones ante su faz; en Oriente he dispersado el pueblo de dos provincias, Tiro y Sidón, y he exterminado a todos sus adversarios.

12. Háblales y diles: He aquí lo que dice el Señor

13. Os he hecho atravesar el mar; os he mostrado fortalezas; os he dado por jefe a Moisés y por sacerdote a Aarón.

14. Os he proporcionado luz con una columna de fuego; he hecho grandes milagros en vosotros:
me habéis olvidado, dijo el Señor.

15. Palabras del Todopoderoso:
La codorniz ha sido un signo para vosotros; os he dado campos para protegeros, y allí habéis murmurado.

16. No es en mi nombre que habéis triunfado en la pérdida de vuestros enemigos, pero entonces habéis murmurado.

17. ¿Dónde están los beneficios que de mí habéis recibido?
¿Acaso no gritabais hacia mí cuando teníais hambre y sed en el desierto? diciendo:

18. ¿Por qué nos has traído a este desierto para hacernos perecer? Más nos habría valido ser esclavos de los Egipcios que morir en esta soledad.

19. Tuve piedad de vuestros gemidos; os di maná como alimento: habéis comido el pan de los ángeles.

20. Cuando teníais sed, ¿acaso no he hendido la piedra? ¿No han manado las aguas hasta la saciedad? Os he protegido con hojas de los árboles contra el calor.

21. Os he repartido tierras fértiles, ante vuestra faz he abatido a los Cananeos, los Fereteos y los Fllisteos. ¿Qué haré aún por vosotros? dijo el Señor.

22. Palabras del Todopoderoso:
Cuando estabais en el desierto, cerca del río de la amargura, alterados y maldiciendo mi nombre,

23. No lancé el fuego contra vosotros a cambio de vuestras blasfemias, sino, enviando madera en el agua, he hecho con ella un río de agua dulce.

24. ¿Qué te haré, Jacob? ¿No has querido obedecerme, Judá?
Me dirigiré a otras naciones, les daré mí nombre para que guarden mis leyes.

25. Ya que me habéis abandonado, os abandonaré;
cuando me pidáis misericordia, no tendré piedad de vosotros.

26. Cuando me invoquéis, no os concederé,
habéis manchado con sangre vuestras manos y vuestros pies no han sido lentos mientras corrían a cometer asesinatos.

27. No me habéis abandonado a mí sino a vosotros (mismos), dijo el Señor.

28. Palabras del Todopoderoso:
¿No os he rogado, como un padre a sus hijos; una madre a su hija; una nodriza a sus niños de pecho,

29. Que seáis mi pueblo, mientras que yo sería vuestro padre?

30. Os he reunido como una gallina reúne a sus polluelos bajo sus alas.
¿Qué os haré ahora?
Os echaré de mi faz.

31. Cuando me presentéis ofrendas, desviaré mi faz de vosotros, rechazaré vuestros días de fiesta, neomenías y circuncisiones carnales.

32. Os he enviado a mis servidores los profetas; los habéis cogido, los habéis estrangulado, habéis destrozado sus cuerpos, os reclamaré su sangre, dijo el Señor.
pero se acordará de su antigüedad.

33. Palabras del Todopoderoso:
Vuestra morada está desierta. Os empujaré como el viento empuja a la paja.

34. Vuestros hijos no engendrarán, porque han descuidado con vosotros mis mandamientos y han hecho el mal delante de mí.

35. Entregaré vuestras moradas a un pueblo extranjero que cree en mí sin haberme oído, al que no he mostrado estos signos y que hará lo que le prescribo.

36. No habrá visto a los Profetas, pero se acordará de su antigüedad.

37. Doy testimonio de la gracia de este pueblo extranjero cuyos nietos se llenarán de alegría;
sin haberme visto con los ojos de la carne, creerán en espíritu lo que yo he dicho.

38. Ahora, padre, mira con gloria y contempla a este pueblo que viene de Oriente.

39. Le daré a Abraham como jefe, a Isaac, Jacob, Oseas, Amós, Miqueas, Joel, Abdías, Jonás.

40. Nahúm, Habacuc, Sofonías, Ageo, Zacarías, Malaquías, llamado también el ángel del Señor.

APOCALIPSIS DE ESDRAS. CAPITULO XVI

APOCALIPSIS DE ESDRAS CON REFERENCIAS BIBLICAS.

CAPITULO XVI

1. ¡Ay y de ti, Babilonia y Asia! ¡Ay de ti, Egipto y Asiría!
(Isaías 10:24-26), (Isaías 19:3-7), (Isaías 19:12), (Isaías 19:16-17), (Isaías 23:4-6), (Ezequiel 30:18-19), (Zacarías 14:18),
(Apocalipsis 18:4, 8), (Jeremías 43:11), (Jeremías 44:12, 13, 18, 27)

2. Cubríos de sacos y de cilicios y llorad por vuestros hijos; llorad por ellos, pues vuestra ruina se acerca.

3. Ha sido sacada la espada contra vosotros, ¿quién podría desviarla?
(Jeremías 24:10), (Ezequiel 5:17), (Mateo 24:6-8), (Marcos 13:7-8), (Deuteronomio 32:24-26), (Deuteronomio 32:41), (Isaías 31:8), (Isaías 51:19), (Isaías 65:12), (Isaías 66:16), (Jeremías 12:12), (Jeremías 25:29, 31), (Ezequiel 21:1-32), (Jeremías 24:10), (Jeremías 25:16)

4. Ha sido encendido el fuego contra vosotros, ¿quién podría rechazarlo?
(Isaías 66:16), (Ezequiel 20:45-49), (Lucas 12:49)

5. ¿Podría alguien rechazar al león hambriento, en el bosque o apagar el fuego en la paja que comienza a quemar?
(Mateo 3:12; Lucas 3:17)

6. ¿Podría alguien esquivar la flecha lanzada por un fuerte arquero?

7. EI Señor envía los males, ¿Quién podría rechazarlos?
(Eclesiástico 11:14), (Lamentaciones 3:37-38), (Job 2:10), (Apocalipsis de Esdras Capítulo XV: 5), (Daniel 4:35), (Deuteronomio 28:28), (Deuteronomio 32:39), (Eclesiástico 40: 9-10), (Salmos 39:9-10)

8. EI fuego saldrá de su cólera. ¿Quién podría apagarlo?
(Isaías 66:16), (Ezequiel 20:45-49), (Lucas 12:49)

9. Brillará, ¿Quién no le temerá?
Tronará, ¿Quién no se sobrecogerá de terror?

10. EI Señor amenazará, ¿Quién no será triturado completamente?

11. La tierra y sus fundamentos han temblado; el mar ha desbordado fuera del abismo, sus olas y sus peces serán turbados por la faz del Señor y la gloria de su poder.

12. Pues su mano que tiende el arco es Fuerte; las flechas que lanza son agudas no yerran su blanco incluso lanzadas en las extremidades de la tierra.

13. He aquí que los males han sido enviados; no se volverán atrás antes de haber ido sobre la tierra.

14. EI fuego está encendido y no se apagará hasta que no haya consumido, los fundamentos de la tierra.
(Isaías 66:16), (Ezequiel 20:45-49), (Lucas 12:49)

15. Del mismo modo que la flecha lanzada por un fuerte arquero no vuelve atrás, así los males que han sido enviados sobre la tierra no volverán.

16. ¡Ay de mí! ¡Ay de mí! ¿Quién me liberará en esos días?

17. Comienzo de los dolores y de muchos gemidos. Comienzo del hambre y muchos perecerán;
comienzo de las guerras y las potencias temerán; comienzo de los males y todos temblarán.
(Isaías 8:22), (Isaías 13:7-9), (Isaías 22:5), (Mateo 24:8), (Marcos 13:8)

18. ¿Qué se hará cuando vengan estos males?

19. He aquí que el hambre, el azote y la angustia han sido enviados como el látigo para corregir.
(Isaías 8:22), (Isaías 13:7-9), (Isaías 22:5), (Mateo 24:8), (Marcos 13:8)
(Isaías 28:15-19), (Eclesiástico 39:29)

20. Pero en medio de todo esto, no se apartarán de sus iniquidades y no se acordarán siempre de los látigos.
(Levítico 26:18), (Levítico 26:21), (Amós 4:6-13)

21. EI bajón del precio será tal sobre la tierra que se imaginarán que la paz les es concedida, y entonces la tierra verá que aparecen males, la espada, el hambre y grandes disturbios.
(Jeremías 14:12-14), (Deuteronomio 32:24-25), (Jeremías 24:10), (Ezequiel 5:12,16-17), (Mateo 24:6-8), (Marcos 13:7-8), (Apocalipsis 18:8), (Jeremías 16:4), (Jeremías 29:17), (Jeremías 34:17), (Jeremías 42:17,22), (Jeremías 44:12-13), (Ezequiel 14:13)

22. La mayor parte de los que vivan en la tierra morirá de hambre; la espada destruirá a los que sobrevivan.

23. Se tirará a los muertos como abono y no habrá nadie para consolarlos:
la tierra desierta será abandonada y sus ciudades destruidas.
(Isaías 6:10-13), (Isaías 34:1-3)

24. No quedará nadie para sembrar la tierra y cultivarla.

25. Los árboles darán fruto, y ¿Quién lo recogerá?

26. Las uvas madurarán, y ¿Quién las recogerá? pues los lugares serán abandonados.

27. EI hombre deseará ver al hombre u oír su voz

28. Quedarán diez de una ciudad; dos de un campo; estarán escondidos en la espesura de los bosques y en los agujeros de las rocas.

29. Del mismo modo que de cada plantación de olivos quedan tres o cuatro olivas en cada árbol.

30. Del mismo modo que, en una viña en la que se ha hecho la vendimia, aquellos que la han examinado cuidadosamente dejan algunas grapas;

31. Del mismo modo, en estos días, tres o cuatro escaparán a aquellos que habrán entrado en sus casas con el hierro.

32. La tierra estará abandonada y desierta; los campos estarán cubiertos de zarzas; las espinas crecerán en los caminos y los senderos, por que no se pasará por ellos.

33. Las vírgenes llorarán porque no tendrán novios; las mujeres llorarán porque no tendrán esposos; incluso las niñas llorarán porque no tendrán apoyo.

34. Sus novios serán aniquilados en la guerra y sus maridos destruidos por el hambre.

35. Escuchad estas cosas, conocedla, servidores del Señor.

36. He aquí la palabra del Señor recogedla no toméis como si fueran mentiras lo que os dice el Señor.
(Libro de Esdras, capítulo 9:5)

37. He aquí que se acercan los males y que no tardan.
(Apocalipsis de Esdras. Capítulo II:30), (Ezequiel 7:3-9)

38. Del mismo modo que en el noveno mes, cuando llega la hora del parto, la mujer encinta de un hijo siente, dos o tres horas antes, terribles dolores en su vientre y cuando el niño sale de la matriz sus sufrimientos no duran más que un instante.

39. Del mismo modo los males no tardarán a propagarse sobre la tierra; el siglo gemirá y los dolores lo asediarán.
(Ezequiel 7:3-9)
(Job 21:17), (Salmos 16:4), (Salmos 32:10), (Isaías 13:7-9)

40. Escuchad esta palabra oh pueblo, preparaos para el combate y, en los males, sed como extranjeros sobre la tierra.
(Hebreos 11:13), (1 Pedro 2:11), (1 Pedro 1:17)

41. Que el vendedor obre como si huyera,
que el comprador se parezca a alguien que va a perder.
(Ezequiel 7:12-13), (1 Corintios 7:29-31)

42. Que aquel que trafica lo haga como si no tuviera que sacar provecho alguno;
que aquel que construye lo haga como si no tuviera que habitar.
(Ezequiel 7:12-13), (1 Corintios 7:29-31)

43. Que aquel que siembre lo haga como si no tuviera que cosechar;
que aquel que trabaje en su viña lo haga como si no tuviera que hacer la vendimia.
(Ezequiel 7:12-13), (1 Corintios 7:29-31)

44. Que aquellos que se casen lo hagan como si no tuvieran que engendrar hijos;
que aquellos que no se casen sean como viudos.
(Ezequiel 7:12-13), (1 Corintios 7:29-31)

45. Porque aquellos que trabajan, trabajan sin objetivo.
(Eclesiastés 2:11), (Eclesiastés 2:15), (Eclesiastés 2:19), (Eclesiastés 4:8), (Eclesiastés 9:9)

46. Los extranjeros cosecharán sus frutos, les robarán su sustento, destruirán sus casas, llevarán a sus hijos al cautiverio, pues
engendran en el hambre y en la esclavitud.

47. Y aquellos que trafican y roban tanto que adornan sus ciudades, sus moradas, sus posesiones y sus personas.
(1 Samuel 8:3), (Job 24:1-5), (Job 24:13-16), (Proverbios 1:10-19), (Proverbios 15:25-27), (Isaías 1:23), (Isaías 10:1-3), (Isaías 57:17), (Jeremías 6:13), (Jeremías 22:15-17), (Lamentaciones 1:19), (Ezequiel 22:12-13), (Ezequiel 22:29), (Ezequiel 33:31), (Oseas 12:7-8), (Miqueas 3:11), (Nahúm 3:16), (Zacarías 5:3-4), (Malaquías 3:9), (Mateo 19:23), (Romanos 16:18), (2 Timoteo 3:2), (2 Pedro 2:3), (2 Pedro 2:14-15), (Judas 1:16)

48. Me encarnizaré contra sus pecados, dijo el Señor.

49. Del mismo modo que la mujer capaz y buena detesta a la cortesana.

50. Así se indignará la justicia contra la maldad con todos sus adornos. La acusará en sus propias barbas, cuando llegue el campeón para poner al descubierto todos los pecados cometidos en la tierra.
(Job 20:4-29)

51. Por eso, no os parezcáis a ella en sus obras.

52. Esperad aún un poco y la injusticia será quitada de la tierra, y la justicia reinará sobre nosotros.
(Isaías 32:1), (Jeremías 23:5), (Eclesiástico 40:12)

53. Que el pecador no diga que no ha pecado, pues la cabeza de aquel que diga: “No he pecado ante el Señor o ante su Gloria” será quemada por carbones ardientes,

54. EI Señor conoce todas las obras de los hombres, sus inventos, sus pensamientos y sus corazones.
(Mateo 10:26), (Marcos 4:22), (Lucas 8:16), (Lucas 8:17), (Lucas 12:2), (1 Corintios 4:5), (Hebreos 4:13), (1 Corintios 14:25), (Proverbios 12:2), (Jeremías 20:12), (Juan 16:30), (Lucas 6:8), (Lucas 9:47), (Mateo 9:4), (Apocalipsis 2:23), (Eclesiástico 39:19), (Eclesiástico 15:18-19), (Isaías 66:18), (1 Crónicas 28:9), (1 Crónicas 29:17), (Job 42:1-2), (Salmo 44:20-21), (Proverbios 24:12), (Salmos 94:8-10), (Salmos 38:9), (1 Samuel 2:3), (Salmos 139:1-4)

55. Fue él quien dijo: “Que la tierra sea” y fue. “Que el cielo sea” y fue.
(Apocalipsis de Esdras. Capítulo 5:38), (Salmos 33:6-9)

56. Las estrellas se han consolidado con su voz, y él conoce su número.
(Eclesiástico 43:9-10), (Job 9:6-9), (El Libro de Enoc. Libro de las Parábolas. Capitulo 60:12)

57. EI sondea el abismo y sus tesoros, él ha medido el mar y lo que éste abarca.

58. Es él quien, por su palabra, ha encerrado el mar en medio de las aguas, ha suspendido la tierra sobre el mar.
(Salmos 33:6-9), (Job 26:12), (Job 41:31), (Salmos 77:19), (Salmos 89:9), (Salmos 95:5), (Isaías 51:15), (Amós 9:6)

59. Ha extendido el cielo como una bóveda, y lo ha hecho firme por encima de las aguas.

60. Ha colocado manantiales de agua en el desierto y lagos en las cimas de las montañas para dejar manar estos ríos
desde las alturas a fin de abrevar la tierra,
(Salmos 107:35)

61. EI ha modelado al hombre, ha puesto un corazón en medio de su cuerpo y le ha enviado el aliento, la vida y la inteligencia,
(Salmos 100:3), (Isaías 64:8), (Job 33:4), (Eclesiástico 17:1-4, 6-10), (Isaías 45:12, 18), (Isaías 42:5), (Números 16:22), (Salmos 119:73), (Salmos 139:13-16)

62. Y el soplo de Dios Todopoderoso que lo ha hecho todo y que sondea las cosas escondidas los misterios.

63. Ciertamente, conoce vuestro pensamiento y lo que meditáis en vuestros corazones,
¡Ay de los pecadores y de aquellos que quieren esconder sus pecados!
(Mateo 10:26), (Marcos 4:22), (Lucas 8:16), (Lucas 8:17), (Lucas 12:2), (1 Corintios 4:5), (Hebreos 4:13), (1 Corintios 14:25), (Proverbios 12:2), (Jeremías 20:12), (Juan 16:30), (Lucas 6:8), (Lucas 9:47), (Mateo 9:4), (Apocalipsis 2:23), (Eclesiástico 39:19), (Eclesiástico 15:18-19), (Isaías 66:18), (1 Crónicas 28:9), (1 Crónicas 29:17), (Job 42:1-2), (Salmo 44:20-21), (Proverbios 24:12), (Salmos 94:8-10), (Salmos 38:9), (1 Samuel 2:3), (Salmos 139:1-4)

64. Pues el Señor examinará todas sus obras y las desvelará a todos.
(Isaías 26:21), (Lucas 12:2), (1 Timoteo 5:24), (Apocalipsis 3:18)

65. Estaréis llenos de confusión, cuando vuestros pecados sean puestos al descubierto ante los hombres y vuestras faltas sean acusadoras que aparezcan.

66. ¿Qué haréis en aquel día? ¿Cómo esconderéis vuestros pecados ante Dios y sus ángeles?
(Isaías 26:21), (Lucas 12:2), (1 Timoteo 5:24), (Apocalipsis 3:18)

67. He aquí a Dios como juez;
temedle; dejad de pecar, renunciad a cometer injusticias y Dios os elevará y os liberará de toda aflicción.
(Eclesiástico 10:19-25), (Salmos 33:8), (Salmos 33:18-19), (Salmos 34:7), (Eclesiástico 33:1), (Eclesiástico 34:13-17), (Isaías 8:12-13), (Eclesiastés 12:13-14), (Eclesiástico 1:11-21), (Eclesiástico 2:7-18), (Salmos 112:1), (Salmos 128:1), (Proverbios 8:13), (Job 28:28), (Proverbios 10:27), (Proverbios 14:26), (Proverbios 14:27), (Proverbios 19:23), (Proverbios 15:33), (Proverbios 23:17), (Proverbios 2:1-5), (Proverbios 15:16), (Proverbios 28:14), (Levítico 19:32), (Proverbios 22:4), (Lucas 1:50)

68. He aquí que se ha encendido un incendio sobre vosotros; numerosas hordas de hombres raptarán a algunos de vosotros y los alimentarán con las víctimas inmoladas a sus ídolos.

69. Aquellos que acepten, serán objeto de burlas, de desprecio y de malos tratos.

70. En todas partes, en las ciudades vecinas, habrá un gran alzamiento contra aquellos que temen al Señor.
(1 Pedro 4:12-13)

71. Furiosos, no evitarán a nadie para saquear y atormentar a aquellos que aún aman al Señor.
(1 Pedro 4:12-13)

72. Pues les combatirán, saquearán sus víveres y los expulsarán de sus moradas.
(1 Pedro 4:12-13)

73. Será entonces la prueba de mis elegidos, como el oro es probado con el fuego.
(Zacarías 13:9), (1 Pedro 1:7), (Proverbios 17:3), (Proverbios 27:21), (Apocalipsis de Esdras. Capítulo V:1-9,14-16), (Salmos 17:3), (1 Pedro 4:1), (Eclesiástico 2:1-6), (Malaquías 3:2-3), (Job 23:10), (Salmos 66:9-12), (Salmos 7:9), (Proverbios 17:3), (Salmos 11:5), (1 Tesalonicenses 2:4), (Jeremías 20:12), (Juan 16:20), (1 Pedro 4:12-14), (1 Pedro 5:10), (Santiago 1:2-3)

74. Escuchad, elegidos míos, dijo el Señor, he aquí que llegarán días de aflicción y os liberaré de ellos.
(2 Corintios 1:7), (Hebreos 10:33), (1 Corintios 10:13), (Romanos 8:28), (Eclesiástico 33:1), (Isaías 49:12), (Isaías 33:2), (2 Corintios 1:3-5), (Salmos 46:1, 7), (Salmos 125:1-4), (Sabiduría 5:15-16), (Isaías 41:8-16), (Salmos 9:9-11), (Salmos 34:4, 6, 8 )

75. No temáis, no dudéis, pues Dios es vuestro guía.

76. Y vosotros que guardáis mis mandamientos y mis preceptos, dijo el Señor, que vuestros pecados no os pesen con su peso, que vuestras iniquidades no venzan.

77. ¡Ay de aquellos que estén atados por sus pecados, que están cubiertos por sus faltas! Del mismo modo que el campo está embarazado por el bosque y sus caminos cubiertos por los espinos, el hombre no puede pasar por ahí, es rechazado y entregado a las llamas.

<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<
<<<<<<<<<<<<<<

1.
(Isaías 10:24-26)
“24 Por tanto el Señor, Jehová de los ejércitos, dice así: Pueblo mío, morador de Sion, no temas de Asiria. Con vara te herirá, y contra ti alzará su palo, a la manera de Egipto;
25 mas de aquí a muy poco tiempo se acabará mi furor y mi enojo, para destrucción de ellos.
26 Y levantará Jehová de los ejércitos azote contra él como la matanza de Madián en la peña de Oreb, y alzará su vara sobre el mar como hizo por la vía de Egipto.”

(Isaías 19:3-7)
“3 Y el espíritu de Egipto se desvanecerá en medio de él, y destruiré su consejo; y preguntarán a sus imágenes, a sus hechiceros, a sus evocadores y a sus adivinos.
4 Y entregaré a Egipto en manos de señor duro, y rey violento se enseñoreará de ellos, dice el Señor, Jehová de los ejércitos.
5 Y las aguas del mar faltarán, y el río se agotará y secará.
6 Y se alejarán los ríos, se agotarán y secarán las corrientes de los fosos; la caña y el carrizo serán cortados.
7 La pradera de junto al río, de junto a la ribera del río, y toda sementera del río, se secarán, se perderán, y no serán más.”

(Isaías 19:12)
“12 ¿Dónde están ahora aquellos tus sabios? Que te digan ahora, o te hagan saber qué es lo que Jehová de los ejércitos ha determinado sobre Egipto.”

(Isaías 19:16-17)
“16 En aquel día los egipcios serán como mujeres; porque se asombrarán y temerán en la presencia de la mano alta de Jehová de los ejércitos, que él levantará contra ellos.
17 Y la tierra de Judá será de espanto a Egipto; todo hombre que de ella se acordare temerá por causa del consejo que Jehová de los ejércitos acordó sobre aquél.”

(Isaías 23:4-6)
“4 Avergüénzate, Sidón, porque el mar, la fortaleza del mar habló, diciendo: Nunca estuve de parto, ni di a luz, ni crié jóvenes, ni levanté vírgenes.
5 Cuando llegue la noticia a Egipto, tendrán dolor de las nuevas de Tiro.
6 Pasaos a Tarsis; aullad, moradores de la costa.”

(Ezequiel 30:18-19)
“18 Y en Tafnes se oscurecerá el día, cuando quebrante yo allí el poder de Egipto, y cesará en ella la soberbia de su poderío; tiniebla la cubrirá, y los moradores de sus aldeas irán en cautiverio.
19 Haré, pues, juicios en Egipto, y sabrán que yo soy Jehová.”

(Zacarías 14:18)
“18 Y si la familia de Egipto no subiere y no viniere, sobre ellos no habrá lluvia; vendrá la plaga con que Jehová herirá las naciones que no subieren a celebrar la fiesta de los tabernáculos.”

(Apocalipsis 18:4, 8 )
“4 Y oí otra voz del cielo, que decía: Salid de ella, pueblo mío, para que no seáis partícipes de sus pecados, ni recibáis parte de sus plagas;
8 por lo cual en un solo día vendrán sus plagas; muerte, llanto y hambre, y será quemada con fuego; porque poderoso es Dios el Señor, que la juzga.”

(Jeremías 43:11) “Y vendrá y asolará la tierra de Egipto; los que a muerte, a muerte, y los que a cautiverio, a cautiverio, y los que a espada, a espada.”

(Jeremías 44:12, 13, 18, 27)
“12 Y tomaré el resto de Judá que volvieron sus rostros para ir a tierra de Egipto para morar allí, y en tierra de Egipto serán todos consumidos; caerán a espada, y serán consumidos de hambre; a espada y de hambre morirán desde el menor hasta el mayor, y serán objeto de execración, de espanto, de maldición y de oprobio. 13 Pues castigaré a los que moran en tierra de Egipto como castigué a Jerusalén, con espada, con hambre y con pestilencia. 18 Mas desde que dejamos de ofrecer incienso a la reina del cielo y de derramarle libaciones, nos falta todo, y a espada y de hambre somos consumidos. 27 He aquí que yo velo sobre ellos para mal, y no para bien; y todos los hombres de Judá que están en tierra de Egipto serán consumidos a espada y de hambre, hasta que perezcan del todo.”

3.
(Jeremías 24:10) "Y enviaré sobre ellos espada, hambre y pestilencia, hasta que sean exterminados de la tierra que les di a ellos y a sus padres."

(Ezequiel 5:17) "17 Enviaré, pues, sobre vosotros hambre, y bestias feroces que te destruyan;
y pestilencia y sangre pasarán por en medio de ti, y enviaré sobre ti espada. Yo Jehová he hablado."

(Mateo 24:6-8) Señales antes del fin. (Mr. 13.3-23; Lc. 21.7-24)
“6 Y oiréis de guerras y rumores de guerras; mirad que no os turbéis, porque es necesario que todo esto acontezca; pero aún no es el fin. 7 Porque se levantará nación contra nación, y reino contra reino;
y habrá pestes, y hambres, y terremotos en diferentes lugares. 8 Y todo esto será principio de dolores.”

(Marcos 13:7-8) Señales antes del fin
“7 Mas cuando oigáis de guerras y de rumores de guerras, no os turbéis, porque es necesario que suceda así;
pero aún no es el fin. 8 Porque se levantará nación contra nación, y reino contra reino;
y habrá terremotos en muchos lugares, y habrá hambres y alborotos; principios de dolores son estos.”

(Deuteronomio 32:24-26) "Consumidos serán de hambre, y devorados de fiebre ardiente Y de peste amarga;
Diente de fieras enviaré también sobre ellos, Con veneno de serpientes de la tierra. 25 Por fuera desolará la espada, Y dentro de las cámaras el espanto; Así al joven como a la doncella, Al niño de pecho como al hombre cano. 26 Yo había dicho que los esparciría lejos, Que haría cesar de entre los hombres la memoria de ellos,”

(Deuteronomio 32:41) “Si afilare mi reluciente espada, Y echare mano del juicio,
Yo tomaré venganza de mis enemigos, Y daré la retribución a los que me aborrecen.”

(Isaías 31:8) “Entonces caerá Asiria por espada no de varón, y la consumirá espada no de hombre; y huirá de la presencia de la espada, y sus jóvenes serán tributarios.”

(Isaías 51:19) “Estas dos cosas te han acontecido: asolamiento y quebrantamiento, hambre y espada. ¿Quién se dolerá de ti? ¿Quién te consolará?”

(Isaías 65:12) “yo también os destinaré a la espada, y todos vosotros os arrodillaréis al degolladero, por cuanto llamé, y no respondisteis; hablé, y no oísteis, sino que hicisteis lo malo delante de mis ojos, y escogisteis lo que me desagrada.”

(Isaías 66:16) “Porque Jehová juzgará con fuego y con su espada a todo hombre; y los muertos de Jehová serán multiplicados.”

(Jeremías 12:12) “Sobre todas las alturas del desierto vinieron destruidores; porque la espada de Jehová devorará desde un extremo de la tierra hasta el otro; no habrá paz para ninguna carne.”

(Jeremías 25:29, 31) “29 Porque he aquí que a la ciudad en la cual es invocado mi nombre yo comienzo a hacer mal; ¿y vosotros seréis absueltos? No seréis absueltos; porque espada traigo sobre todos los moradores de la tierra, dice Jehová de los ejércitos. 31 Llegará el estruendo hasta el fin de la tierra, porque Jehová tiene juicio contra las naciones; él es el Juez de toda carne; entregará los impíos a espada, dice Jehová.”

(Ezequiel 21:1-32) La espada afilada de Jehová
“1 Vino a mí palabra de Jehová, diciendo:
2 Hijo de hombre, pon tu rostro contra Jerusalén, y derrama palabra sobre los santuarios, y profetiza contra la tierra de Israel.
3 Dirás a la tierra de Israel: Así ha dicho Jehová: He aquí que yo estoy contra ti, y sacaré mi espada de su vaina,
y cortaré de ti al justo y al impío.
4 Y por cuanto he de cortar de ti al justo y al impío, por tanto, mi espada saldrá de su vaina contra toda carne,
desde el sur hasta el norte.
5 Y sabrá toda carne que yo Jehová saqué mi espada de su vaina; no la envainaré más.
6 Y tú, hijo de hombre, gime con quebrantamiento de tus lomos y con amargura; gime delante de los ojos de ellos.
7 Y cuando te dijeren: ¿Por qué gimes tú? dirás: Por una noticia que cuando llegue hará que desfallezca todo corazón, y toda mano se debilitará, y se angustiará todo espíritu, y toda rodilla será débil como el agua; he aquí que viene, y se hará, dice Jehová el Señor.
8 Vino a mí palabra de Jehová, diciendo:
9 Hijo de hombre, profetiza, y di: Así ha dicho Jehová el Señor: Di: La espada, la espada está afilada, y también pulida.
10 Para degollar víctimas está afilada, pulida está para que relumbre.
¿Hemos de alegrarnos? Al cetro de mi hijo ha despreciado como a un palo cualquiera.
11 Y la dio a pulir para tenerla a mano; la espada está afilada, y está pulida para entregarla en mano del matador.
12 Clama y lamenta, oh hijo de hombre; porque ésta será sobre mi pueblo, será ella sobre todos los príncipes de Israel; caerán ellos a espada juntamente con mi pueblo; hiere, pues, tu muslo;
13 porque está probado. ¿Y qué, si la espada desprecia aun al cetro? El no será más, dice Jehová el Señor.
14 Tú, pues, hijo de hombre, profetiza, y bate una mano contra otra, y duplíquese y triplíquese el furor de la espada homicida; esta es la espada de la gran matanza que los traspasará,
15 para que el corazón desmaye, y los estragos se multipliquen; en todas las puertas de ellos he puesto espanto de espada. !!Ah! dispuesta está para que relumbre, y preparada para degollar.
16 Corta a la derecha, hiere a la izquierda, adonde quiera que te vuelvas.
17 Y yo también batiré mi mano contra mi mano, y haré reposar mi ira. Yo Jehová he hablado.
18 Vino a mí palabra de Jehová, diciendo:
19 Tú, hijo de hombre, traza dos caminos por donde venga la espada del rey de Babilonia; de una misma tierra salgan ambos; y pon una señal al comienzo de cada camino, que indique la ciudad adonde va.
20 El camino señalarás por donde venga la espada a Rabá de los hijos de Amón, y a Judá contra Jerusalén, la ciudad fortificada.
21 Porque el rey de Babilonia se ha detenido en una encrucijada, al principio de los dos caminos, para usar de adivinación; ha sacudido las saetas, consultó a sus ídolos, miró el hígado.
22 La adivinación señaló a su mano derecha, sobre Jerusalén, para dar la orden de ataque, para dar comienzo a la matanza, para levantar la voz en grito de guerra, para poner arietes contra las puertas, para levantar vallados, y edificar torres de sitio.
23 Mas para ellos esto será como adivinación mentirosa, ya que les ha hecho solemnes juramentos; pero él trae a la memoria la maldad de ellos, para apresarlos.
24 Por tanto, así ha dicho Jehová el Señor: Por cuanto habéis hecho traer a la memoria vuestras maldades, manifestando vuestras traiciones, y descubriendo vuestros pecados en todas vuestras obras; por cuanto habéis venido en memoria, seréis entregados en su mano.
25 Y tú, profano e impío príncipe de Israel, cuyo día ha llegado ya, el tiempo de la consumación de la maldad,
26 así ha dicho Jehová el Señor: Depón la tiara, quita la corona; esto no será más así; sea exaltado lo bajo, y humillado lo alto.
27 A ruina, a ruina, a ruina lo reduciré, y esto no será más, hasta que venga aquel cuyo es el derecho, y yo se lo entregaré.

Juicio contra los amonitas
28 Y tú, hijo de hombre, profetiza, y di: Así ha dicho Jehová el Señor acerca de los hijos de Amón, y de su oprobio. Dirás, pues: La espada, la espada está desenvainada para degollar; para consumir está pulida con resplandor.
29 Te profetizan vanidad, te adivinan mentira, para que la emplees sobre los cuellos de los malos sentenciados a muerte, cuyo día vino en el tiempo de la consumación de la maldad.
30 ¿La volveré a su vaina? En el lugar donde te criaste, en la tierra donde has vivido, te juzgaré, 31 y derramaré sobre ti mi ira; el fuego de mi enojo haré encender sobre ti, y te entregaré en mano de hombres temerarios, artífices de destrucción. 32 Serás pasto del fuego, se empapará la tierra de tu sangre; no habrá más memoria de ti, porque yo Jehová he hablado.”

(Jeremías 24:10) ”Y enviaré sobre ellos espada, hambre y pestilencia, hasta que sean exterminados de la tierra que les di a ellos y a sus padres.”

(Jeremías 25:16) “Y beberán, y temblarán y enloquecerán, a causa de la espada que yo envío entre ellas.”

4. 8. 14.
(Isaías 66:16) “Porque Jehová juzgará con fuego y con su espada a todo hombre; y los muertos de Jehová serán multiplicados.”

(Ezequiel 20:45-49) Profecía contra el Neguev
“45 Vino a mí palabra de Jehová, diciendo:
46 Hijo de hombre, pon tu rostro hacia el sur, derrama tu palabra hacia la parte austral, profetiza contra el bosque del Neguev.
47 Y dirás al bosque del Neguev: Oye la palabra de Jehová: Así ha dicho Jehová el Señor: He aquí que yo enciendo en ti fuego, el cual consumirá en ti todo árbol verde y todo árbol seco; no se apagará la llama del fuego; y serán quemados en ella todos los rostros, desde el sur hasta el norte.
48 Y verá toda carne que yo Jehová lo encendí; no se apagará.
49 Y dije: !!Ah, Señor Jehová! ellos dicen de mí: ¿No profiere éste parábolas?”

(Lucas 12:49) Jesús, causa de división (Mt. 10.34-36)
“49 Fuego vine a echar en la tierra; ¿y qué quiero, si ya se ha encendido?”

5.
(Mateo 3:12; Lucas 3:17)
“12 Su aventador está en su mano, y limpiará su era; y recogerá su trigo en el granero, y quemará la paja en fuego que nunca se apagará.”

7.
(Eclesiástico 11:14) “14 Bienes y males, vida y muerte, pobreza y riqueza vienen del Señor.”

(Lamentaciones 3:37-38)
“37 ¿Quién será aquel que diga que sucedió algo que el Señor no mandó?
38 ¿De la boca del Altísimo no sale lo malo y lo bueno?”

(Job 2:10) “Y él le dijo: Como suele hablar cualquiera de las mujeres fatuas, has hablado.
¿Qué? ¿Recibiremos de Dios el bien, y el mal no lo recibiremos? En todo esto no pecó Job con sus labios.”

(Apocalipsis de Esdras Capítulo XV: 5)
5. He aquí, dijo el Señor, que traigo al globo males, la espada, la muerte, el hambre, la perdición.

(Daniel 4:35) “Todos los habitantes de la tierra son considerados como nada;
y él hace según su voluntad en el ejército del cielo, y en los habitantes de la tierra,
y no hay quien detenga su mano, y le diga: ¿Qué haces?”

(Deuteronomio 28:28) “Jehová te herirá con locura, ceguera y turbación de espíritu;”

(Deuteronomio 32:39) “39 Ved ahora que yo, yo soy, Y no hay dioses conmigo;
Yo hago morir, y yo hago vivir;
Yo hiero, y yo sano; Y no hay quien pueda librar de mi mano.”

(Eclesiástico 40: 9-10) “9 muerte, sangre, rivalidad y espada, adversidad, hambre, destrucción y flagelo.
10 Todo esto fue creado para los impíos, y a causa de ellos sobrevino el diluvio.”

(Salmos 39:9-10) “9 Enmudecí, no abrí mi boca, Porque tú lo hiciste.
10 Quita de sobre mí tu plaga; Estoy consumido bajo los golpes de tu mano.”

17. 19.
(Isaías 8:22) “Y mirarán a la tierra, y he aquí tribulación y tinieblas, oscuridad y angustia; y serán sumidos en las tinieblas.”

(Isaías 13:7-9) “7 Por tanto, toda mano se debilitará, y desfallecerá todo corazón de hombre, 8 y se llenarán de terror; angustias y dolores se apoderarán de ellos; tendrán dolores como mujer de parto; se asombrará cada cual al mirar a su compañero; sus rostros, rostros de llamas. 9 He aquí el día de Jehová viene, terrible, y de indignación y ardor de ira, para convertir la tierra en soledad, y raer de ella a sus pecadores.”

(Isaías 22:5) “Porque día es de alboroto, de angustia y de confusión, de parte del Señor, Jehová de los ejércitos, en el valle de la visión, para derribar el muro, y clamar al monte.”

(Mateo 24:8) “Y todo esto será principio de dolores.”

(Marcos 13:8) “Porque se levantará nación contra nación, y reino contra reino; y habrá terremotos en muchos lugares, y habrá hambres y alborotos; principios de dolores son estos.”

19.
(Isaías 28:15-19)
“15 Por cuanto habéis dicho: Pacto tenemos hecho con la muerte, e hicimos convenio con el Seol; cuando pase el turbión del azote, no llegará a nosotros, porque hemos puesto nuestro refugio en la mentira, y en la falsedad nos esconderemos; 16 por tanto, Jehová el Señor dice así: He aquí que yo he puesto en Sion por fundamento una piedra, piedra probada, angular, preciosa, de cimiento estable; el que creyere, no se apresure. 17 Y ajustaré el juicio a cordel, y a nivel la justicia; y granizo barrerá el refugio de la mentira, y aguas arrollarán el escondrijo. 18 Y será anulado vuestro pacto con la muerte, y vuestro convenio con el Seol no será firme; cuando pase el turbión del azote, seréis de él pisoteados. 19 Luego que comience a pasar, él os arrebatará; porque de mañana en mañana pasará, de día y de noche; y será ciertamente espanto el entender lo oído.”

(Eclesiástico 39:29) “Fuego, granizo, hambre y peste: todo esto fue creado para el castigo.”

20.
(Levítico 26:18)
“Y si aun con estas cosas no me oyereis, yo volveré a castigaros siete veces más por vuestros pecados.”

(Levítico 26:21)
“Si anduviereis conmigo en oposición, y no me quisiereis oír, yo añadiré sobre vosotros siete veces más plagas según vuestros pecados.”

(Amós 4:6-13) Aunque castigado, Israel no aprende
“6 Os hice estar a diente limpio en todas vuestras ciudades, y hubo falta de pan en todos vuestros pueblos;
mas no os volvisteis a mí, dice Jehová.
7 También os detuve la lluvia tres meses antes de la siega; e hice llover sobre una ciudad, y sobre otra ciudad no hice llover; sobre una parte llovió, y la parte sobre la cual no llovió, se secó. 8 Y venían dos o tres ciudades a una ciudad para beber agua, y no se saciaban;
con todo, no os volvisteis a mí, dice Jehová.
9 Os herí con viento solano y con oruga; la langosta devoró vuestros muchos huertos y vuestras viñas, y vuestros higuerales y vuestros olivares; pero nunca os volvisteis a mí, dice Jehová.
10 Envié contra vosotros mortandad tal como en Egipto; maté a espada a vuestros jóvenes, con cautiverio de vuestros caballos, e hice subir el hedor de vuestros campamentos hasta vuestras narices;
mas no os volvisteis a mí, dice Jehová.
11 Os trastorné como cuando Dios trastornó a Sodoma y a Gomorra, y fuisteis como tizón escapado del fuego;
mas no os volvisteis a mí, dice Jehová.
12 Por tanto, de esta manera te haré a ti, oh Israel; y porque te he de hacer esto, prepárate para venir al encuentro de tu Dios, oh Israel.
13 Porque he aquí, el que forma los montes, y crea el viento, y anuncia al hombre su pensamiento;
el que hace de las tinieblas mañana, y pasa sobre las alturas de la tierra; Jehová Dios de los ejércitos es su nombre.”

21.
(Jeremías 14:12-14)
“12 Cuando ayunen, yo no oiré su clamor, y cuando ofrezcan holocausto y ofrenda no lo aceptaré,
sino que los consumiré con espada, con hambre y con pestilencia.
13 Y yo dije: !!Ah! !!Ah, Señor Jehová! He aquí que los profetas les dicen: No veréis espada, ni habrá hambre entre vosotros, sino que en este lugar os daré paz verdadera.
14 Me dijo entonces Jehová: Falsamente profetizan los profetas en mi nombre; no los envié, ni les mandé, ni les hablé; visión mentirosa, adivinación, vanidad y engaño de su corazón os profetizan.”

(Deuteronomio 32:24-25) "Consumidos serán de hambre, y devorados de fiebre ardiente Y de peste amarga;
Diente de fieras enviaré también sobre ellos, Con veneno de serpientes de la tierra. 25 Por fuera desolará la espada, Y dentro de las cámaras el espanto; Así al joven como a la doncella, Al niño de pecho como al hombre cano.”

(Jeremías 24:10) "Y enviaré sobre ellos espada, hambre y pestilencia, hasta que sean exterminados de la tierra que les di a ellos y a sus padres."

(Ezequiel 5:12,16-17) "12 Una tercera parte de ti morirá de pestilencia y será consumida de hambre en medio de ti; y una tercera parte caerá a espada alrededor de ti; y una tercera parte esparciré a todos los vientos, y tras ellos desenvainaré espada. 16 Cuando arroje yo sobre ellos las perniciosas saetas del hambre, que serán para destrucción, las cuales enviaré para destruiros, entonces aumentaré el hambre sobre vosotros, y quebrantaré entre vosotros el sustento del pan.
17 Enviaré, pues, sobre vosotros hambre, y bestias feroces que te destruyan;
y pestilencia y sangre pasarán por en medio de ti, y enviaré sobre ti espada. Yo Jehová he hablado."

(Mateo 24:6-8) Señales antes del fin. (Mr. 13.3-23; Lc. 21.7-24)
“6 Y oiréis de guerras y rumores de guerras; mirad que no os turbéis, porque es necesario que todo esto acontezca; pero aún no es el fin. 7 Porque se levantará nación contra nación, y reino contra reino;
y habrá pestes, y hambres, y terremotos en diferentes lugares. 8 Y todo esto será principio de dolores.”

(Marcos 13:7-8) Señales antes del fin
“7 Mas cuando oigáis de guerras y de rumores de guerras, no os turbéis, porque es necesario que suceda así;
pero aún no es el fin. 8 Porque se levantará nación contra nación, y reino contra reino;
y habrá terremotos en muchos lugares, y habrá hambres y alborotos; principios de dolores son estos.”

(Apocalipsis 18:8) “8 por lo cual en un solo día vendrán sus plagas; muerte, llanto y hambre, y será quemada con fuego; porque poderoso es Dios el Señor, que la juzga.”

(Jeremías 16:4) “De dolorosas enfermedades morirán; no serán plañidos ni enterrados; serán como estiércol sobre la faz de la tierra; con espada y con hambre serán consumidos, y sus cuerpos servirán de comida a las aves del cielo y a las bestias de la tierra.”

(Jeremías 29:17) “así ha dicho Jehová de los ejércitos: He aquí envío yo contra ellos espada, hambre y pestilencia, y los pondré como los higos malos, que de tan malos no se pueden comer.”

(Jeremías 34:17) “Por tanto, así ha dicho Jehová: Vosotros no me habéis oído para promulgar cada uno libertad a su hermano, y cada uno a su compañero; he aquí que yo promulgo libertad, dice Jehová, a la espada y a la pestilencia y al hambre; y os pondré por afrenta ante todos los reinos de la tierra.”

(Jeremías 42:17,22) “Todos los hombres que volvieren sus rostros para entrar en Egipto para morar allí, morirán a espada, de hambre y de pestilencia; no habrá de ellos quien quede vivo, ni quien escape delante del mal que traeré yo sobre ellos.22 Ahora, pues, sabed de cierto que a espada, de hambre y de pestilencia moriréis en el lugar donde deseasteis entrar para morar allí.”

(Jeremías 44:12-13)
“12 Y tomaré el resto de Judá que volvieron sus rostros para ir a tierra de Egipto para morar allí, y en tierra de Egipto serán todos consumidos; caerán a espada, y serán consumidos de hambre; a espada y de hambre morirán desde el menor hasta el mayor, y serán objeto de execración, de espanto, de maldición y de oprobio.
13 Pues castigaré a los que moran en tierra de Egipto como castigué a Jerusalén, con espada, con hambre y con pestilencia.”

(Ezequiel 14:13) “Hijo de hombre, cuando la tierra pecare contra mí rebelándose pérfidamente, y extendiere yo mi mano sobre ella, y le quebrantare el sustento del pan, y enviare en ella hambre, y cortare de ella hombres y bestias,”

23.
(Isaías 6:10-13) “10 Engruesa el corazón de este pueblo, y agrava sus oídos, y ciega sus ojos, para que no vea con sus ojos, ni oiga con sus oídos, ni su corazón entienda, ni se convierta, y haya para él sanidad. 11 Y yo dije: ¿Hasta cuándo, Señor? Y respondió él: Hasta que las ciudades estén asoladas y sin morador, y no haya hombre en las casas, y la tierra esté hecha un desierto; 12 hasta que Jehová haya echado lejos a los hombres, y multiplicado los lugares abandonados en medio de la tierra. 13 Y si quedare aún en ella la décima parte, ésta volverá a ser destruida; pero como el roble y la encina, que al ser cortados aún queda el tronco, así será el tronco, la simiente santa.”

(Isaías 34:1-3) La ira de Jehová contra las naciones
“1 Acercaos, naciones, juntaos para oír; y vosotros, pueblos, escuchad. Oiga la tierra y cuanto hay en ella, el mundo y todo lo que produce. 2 Porque Jehová está airado contra todas las naciones, e indignado contra todo el ejército de ellas; las destruirá y las entregará al matadero. 3 Y los muertos de ellas serán arrojados, y de sus cadáveres se levantará hedor; y los montes se disolverán por la sangre de ellos.”

36.
(Libro de Esdras, capítulo 9:5)
5. Del mismo modo que todo lo que existe en el mundo tiene su principio en palabra y su final en la manifestación.

37.
(Apocalipsis de Esdras. Capítulo II:30)
30. Pues el grano de la simiente del mal fue sembrado en el principio en el corazón de Adán;
el fruto del pecado ha sido producido hasta que llegue el momento de su cosecha.

37. 39.
(Ezequiel 7:3-9)
“3 Ahora será el fin sobre ti, y enviaré sobre ti mi furor, y te juzgaré según tus caminos; y pondré sobre ti todas tus abominaciones.
4 Y mi ojo no te perdonará, ni tendré misericordia; antes pondré sobre ti tus caminos, y en medio de ti estarán tus abominaciones; y sabréis que yo soy Jehová.
5 Así ha dicho Jehová el Señor: Un mal, he aquí que viene un mal.
6 Viene el fin, el fin viene; se ha despertado contra ti; he aquí que viene.
7 La mañana viene para ti, oh morador de la tierra; el tiempo viene, cercano está el día;
día de tumulto, y no de alegría, sobre los montes.
8 Ahora pronto derramaré mi ira sobre ti, y cumpliré en ti mi furor, y te juzgaré según tus caminos; y pondré sobre ti tus abominaciones.
9 Y mi ojo no perdonará, ni tendré misericordia; según tus caminos pondré sobre ti, y en medio de ti estarán tus abominaciones; y sabréis que yo Jehová soy el que castiga.”

39.
(Job 21:17) “!!Oh, cuántas veces la lámpara de los impíos es apagada, Y viene sobre ellos su quebranto, Y Dios en su ira les reparte dolores!”

(Salmos 16:4) “Se multiplicarán los dolores de aquellos que sirven diligentes a otro dios. No ofreceré yo sus libaciones de sangre, Ni en mis labios tomaré sus nombres.”

(Salmos 32:10) “Muchos dolores habrá para el impío; Mas al que espera en Jehová, le rodea la misericordia.”

(Isaías 13:7-9) “7 Por tanto, toda mano se debilitará, y desfallecerá todo corazón de hombre, 8 y se llenarán de terror; angustias y dolores se apoderarán de ellos; tendrán dolores como mujer de parto; se asombrará cada cual al mirar a su compañero; sus rostros, rostros de llamas. 9 He aquí el día de Jehová viene, terrible, y de indignación y ardor de ira, para convertir la tierra en soledad, y raer de ella a sus pecadores.”

40.
(Hebreos 11:13) “Conforme a la fe murieron todos éstos sin haber recibido lo prometido, sino mirándolo de lejos, y creyéndolo, y saludándolo, y confesando que eran extranjeros y peregrinos sobre la tierra.”

(1 Pedro 2:11) Vivid como siervos de Dios.
“Amados, yo os ruego como a extranjeros y peregrinos, que os abstengáis de los deseos carnales que batallan contra el alma,”

(1 Pedro 1:17) “Y si invocáis por Padre a aquel que sin acepción de personas juzga según la obra de cada uno, conducíos en temor todo el tiempo de vuestra peregrinación;”

41-44.
(Ezequiel 7:12-13)
“12 El tiempo ha venido, se acercó el día; el que compra, no se alegre, y el que vende, no llore,
porque la ira está sobre toda la multitud.
13 Porque el que vende no volverá a lo vendido, aunque queden vivos; porque la visión sobre toda la multitud no se revocará, y a causa de su iniquidad ninguno podrá amparar su vida.”

(1 Corintios 7:29-31)
“29 Pero esto digo, hermanos: que el tiempo es corto; resta, pues, que los que tienen esposa sean como si no la tuviesen;
30 y los que lloran, como si no llorasen; y los que se alegran, como si no se alegrasen;
y los que compran, como si no poseyesen;
31 y los que disfrutan de este mundo, como si no lo disfrutasen; porque la apariencia de este mundo se pasa.”

45.
(Eclesiastés 2:11) “Miré yo luego todas las obras que habían hecho mis manos, y el trabajo que tomé para hacerlas; y he aquí, todo era vanidad y aflicción de espíritu, y sin provecho debajo del sol.”

(Eclesiastés 2:15) “Entonces dije yo en mi corazón: Como sucederá al necio, me sucederá también a mí. ¿Para qué, pues, he trabajado hasta ahora por hacerme más sabio? Y dije en mi corazón, que también esto era vanidad.”

(Eclesiastés 2:19) “Y ¿quién sabe si será sabio o necio el que se enseñoreará de todo mi trabajo en que yo me afané y en que ocupé debajo del sol mi sabiduría? Esto también es vanidad.”

(Eclesiastés 4:8) “Está un hombre solo y sin sucesor, que no tiene hijo ni hermano; pero nunca cesa de trabajar, ni sus ojos se sacian de sus riquezas, ni se pregunta: ¿Para quién trabajo yo, y defraudo mi alma del bien? También esto es vanidad, y duro trabajo.”

(Eclesiastés 9:9) “Goza de la vida con la mujer que amas, todos los días de la vida de tu vanidad que te son dados debajo del sol, todos los días de tu vanidad; porque esta es tu parte en la vida, y en tu trabajo con que te afanas debajo del sol.”

47.
(1 Samuel 8:3) “3 Pero no anduvieron los hijos por los caminos de su padre,
antes se volvieron tras la avaricia, dejándose sobornar y pervirtiendo el derecho.”

(Job 24:1-5) “1 Puesto que no son ocultos los tiempos al Todopoderoso, ¿Por qué los que le conocen no ven sus días? 2 Traspasan los linderos, Roban los ganados, y los apacientan. 3 Se llevan el asno de los huérfanos, Y toman en prenda el buey de la viuda. 4 Hacen apartar del camino a los menesterosos, Y todos los pobres de la tierra se esconden. 5 He aquí, como asnos monteses en el desierto, Salen a su obra madrugando para robar; El desierto es mantenimiento de sus hijos.”

(Job 24:13-16) “13 Ellos son los que, rebeldes a la luz, Nunca conocieron sus caminos, Ni estuvieron en sus veredas. 14 A la luz se levanta el matador; mata al pobre y al necesitado, Y de noche es como ladrón. 15 El ojo del adúltero está aguardando la noche, Diciendo: No me verá nadie; Y esconde su rostro. 16 En las tinieblas minan las casas Que de día para sí señalaron; No conocen la luz.”

(Proverbios 1:10-19) “10 Hijo mío, si los pecadores te quisieren engañar, No consientas. 11 Si dijeren: Ven con nosotros; Pongamos asechanzas para derramar sangre, Acechemos sin motivo al inocente; 12 Los tragaremos vivos como el Seol, Y enteros, como los que caen en un abismo; 13 Hallaremos riquezas de toda clase, Llenaremos nuestras casas de despojos; 14 Echa tu suerte entre nosotros; Tengamos todos una bolsa. 15 Hijo mío, no andes en camino con ellos. Aparta tu pie de sus veredas, 16 Porque sus pies corren hacia el mal, Y van presurosos a derramar sangre. 17 Porque en vano se tenderá la red Ante los ojos de toda ave;
18 Pero ellos a su propia sangre ponen asechanzas, Y a sus almas tienden lazo.
19 Tales son las sendas de todo el que es dado a la codicia, La cual quita la vida de sus poseedores.”

(Proverbios 15:25-27) “25 Jehová asolará la casa de los soberbios; Pero afirmará la heredad de la viuda.
26 Abominación son a Jehová los pensamientos del malo; Mas las expresiones de los limpios son limpias.
27 Alborota su casa el codicioso; Mas el que aborrece el soborno vivirá.”

(Isaías 1:23) “23 Tus príncipes, prevaricadores y compañeros de ladrones; todos aman el soborno, y van tras las recompensas; no hacen justicia al huérfano, ni llega a ellos la causa de la viuda.”

(Isaías 10:1-3) “1 !!Ay de los que dictan leyes injustas, y prescriben tiranía, 2 para apartar del juicio a los pobres, y para quitar el derecho a los afligidos de mi pueblo; para despojar a las viudas, y robar a los huérfanos! 3 ¿Y qué haréis en el día del castigo? ¿A quién os acogeréis para que os ayude, cuando venga de lejos el asolamiento? ¿En dónde dejaréis vuestra gloria?”

(Isaías 57:17) “17 Por la iniquidad de su codicia me enojé, y le herí, escondí mi rostro y me indigné; y él siguió rebelde por el camino de su corazón.”

(Jeremías 6:13) “13 Porque desde el más chico de ellos hasta el más grande, cada uno sigue la avaricia; y desde el profeta hasta el sacerdote, todos son engañadores.”

(Jeremías 22:15-17) “15 ¿Reinarás, porque te rodeas de cedro? ¿No comió y bebió tu padre, e hizo juicio y justicia, y entonces le fue bien?
16 El juzgó la causa del afligido y del menesteroso, y entonces estuvo bien. ¿No es esto conocerme a mí? dice Jehová.
17 Mas tus ojos y tu corazón no son sino para tu avaricia, y para derramar sangre inocente, y para opresión y para hacer agravio.”

(Lamentaciones 1:19) “19 Di voces a mis amantes, mas ellos me han engañado; Mis sacerdotes y mis ancianos en la ciudad perecieron, Buscando comida para sí con que entretener su vida.”

(Ezequiel 22:12-13) “12 Precio recibieron en ti para derramar sangre; interés y usura tomaste, y a tus prójimos defraudaste con violencia; te olvidaste de mí, dice Jehová el Señor.
13 Y he aquí que batí mis manos a causa de tu avaricia que cometiste, y a causa de la sangre que derramaste en medio de ti.”

(Ezequiel 22:29) “29 El pueblo de la tierra usaba de opresión y cometía robo, al afligido y menesteroso hacía violencia, y al extranjero oprimía sin derecho.”

(Ezequiel 33:31) “31 Y vendrán a ti como viene el pueblo, y estarán delante de ti como pueblo mío, y oirán tus palabras, y no las pondrán por obra; antes hacen halagos con sus bocas, y el corazón de ellos anda en pos de su avaricia.”

(Oseas 12:7-8) “7 Mercader que tiene en su mano peso falso, amador de opresión, 8 Efraín dijo: Ciertamente he enriquecido, he hallado riquezas para mí; nadie hallará iniquidad en mí, ni pecado en todos mis trabajos.”

(Miqueas 3:11) “11 Sus jefes juzgan por cohecho, y sus sacerdotes enseñan por precio, y sus profetas adivinan por dinero; y se apoyan en Jehová, diciendo: ¿No está Jehová entre nosotros? No vendrá mal sobre nosotros.”

(Nahúm 3:16) “16 Multiplicaste tus mercaderes más que las estrellas del cielo; la langosta hizo presa, y voló.”

(Zacarías 5:3-4) “3 Entonces me dijo: Esta es la maldición que sale sobre la faz de toda la tierra; porque todo aquel que hurta (como está de un lado del rollo) será destruido; y todo aquel que jura falsamente (como está del otro lado del rollo) será destruido. 4 Yo la he hecho salir, dice Jehová de los ejércitos, y vendrá a la casa del ladrón, y a la casa del que jura falsamente en mi nombre; y permanecerá en medio de su casa y la consumirá, con sus maderas y sus piedras.”

(Malaquías 3:9) “9 Malditos sois con maldición, porque vosotros, la nación toda, me habéis robado.”

(Mateo 19:23) “23 Entonces Jesús dijo a sus discípulos: De cierto os digo, que difícilmente entrará un rico en el reino de los cielos.”

(Romanos 16:18) “18 Porque tales personas no sirven a nuestro Señor Jesucristo, sino a sus propios vientres, y con suaves palabras y lisonjas engañan los corazones de los ingenuos.”

(2 Timoteo 3:2) “2 Porque habrá hombres amadores de sí mismos, avaros, vanagloriosos, soberbios, blasfemos, desobedientes a los padres, ingratos, impíos,”

(2 Pedro 2:3) “3 y por avaricia harán mercadería de vosotros con palabras fingidas. Sobre los tales ya de largo tiempo la condenación no se tarda, y su perdición no se duerme.”

(2 Pedro 2:14-15) “14 Tienen los ojos llenos de adulterio, no se sacian de pecar, seducen a las almas inconstantes, tienen el corazón habituado a la codicia, y son hijos de maldición. 15 Han dejado el camino recto, y se han extraviado siguiendo el camino de Balaam hijo de Beor, el cual amó el premio de la maldad,”

(Judas 1:16) “16 Estos son murmuradores, querellosos, que andan según sus propios deseos, cuya boca habla cosas infladas, adulando a las personas para sacar provecho.”

50.
(Job 20:4-29)
“4 ¿No sabes esto, que así fue siempre, Desde el tiempo que fue puesto el hombre sobre la tierra, 5 Que la alegría de los malos es breve, Y el gozo del impío por un momento? 6 Aunque subiere su altivez hasta el cielo, Y su cabeza tocare en las nubes, 7 Como su estiércol, perecerá para siempre; Los que le hubieren visto dirán: ¿Qué hay de él? 8 Como sueño volará, y no será hallado, Y se disipará como visión nocturna. 9 El ojo que le veía, nunca más le verá, Ni su lugar le conocerá más. 10 Sus hijos solicitarán el favor de los pobres, Y sus manos devolverán lo que él robó. 11 Sus huesos están llenos de su juventud, Mas con él en el polvo yacerán. 12 Si el mal se endulzó en su boca, Si lo ocultaba debajo de su lengua, 13 Si le parecía bien, y no lo dejaba, Sino que lo detenía en su paladar; 14 Su comida se mudará en sus entrañas; Hiel de áspides será dentro de él. 15 Devoró riquezas, pero las vomitará; De su vientre las sacará Dios. 16 Veneno de áspides chupará; Lo matará lengua de víbora. 17 No verá los arroyos, los ríos, Los torrentes de miel y de leche. 18 Restituirá el trabajo conforme a los bienes que tomó, Y no los tragará ni gozará.19 Por cuanto quebrantó y desamparó a los pobres, Robó casas, y no las edificó; 20 Por tanto, no tendrá sosiego en su vientre, Ni salvará nada de lo que codiciaba. 21 No quedó nada que no comiese; Por tanto, su bienestar no será duradero. 22 En el colmo de su abundancia padecerá estrechez; La mano de todos los malvados vendrá sobre él. 23 Cuando se pusiere a llenar su vientre, Dios enviará sobre él el ardor de su ira, Y la hará llover sobre él y sobre su comida. 24 Huirá de las armas de hierro, Y el arco de bronce le atravesará. 25 La saeta le traspasará y saldrá de su cuerpo, Y la punta relumbrante saldrá por su hiel; Sobre él vendrán terrores. 26 Todas las tinieblas están reservadas para sus tesoros; Fuego no atizado los consumirá; Devorará lo que quede en su tienda. 27 Los cielos descubrirán su iniquidad, Y la tierra se levantará contra él. 28 Los renuevos de su casa serán transportados; Serán esparcidos en el día de su furor. 29 Esta es la porción que Dios prepara al hombre impío, Y la heredad que Dios le señala por su palabra.”

52.
(Isaías 32:1) “He aquí que para justicia reinará un rey, y príncipes presidirán en juicio.”

(Jeremías 23:5) “He aquí que vienen días, dice Jehová, en que levantaré a David renuevo justo, y reinará como Rey, el cual será dichoso, y hará juicio y justicia en la tierra.”

(Eclesiástico 40:12) “12 El soborno y la injusticia desaparecerán, pero la fidelidad permanece para siempre.”

54. 63.
(Mateo 10:26) [(Lc. 12.2-9) ]
“Así que, no los temáis; porque nada hay encubierto, que no haya de ser manifestado; ni oculto, que no haya de saberse.”

(Marcos 4:22) “Porque no hay nada oculto que no haya de ser manifestado; ni escondido, que no haya de salir a luz.”

(Lucas 8:16) [ Nada oculto que no haya de ser manifestado ]
“Nadie que enciende una luz la cubre con una vasija, ni la pone debajo de la cama, sino que la pone en un candelero para que los que entran vean la luz.”

(Lucas 8:17) “Porque nada hay oculto, que no haya de ser manifestado; ni escondido, que no haya de ser conocido, y de salir a luz.”

(Lucas 12:2) “Porque nada hay encubierto, que no haya de descubrirse; ni oculto, que no haya de saberse.”

(1 Corintios 4:5) “Así que, no juzguéis nada antes de tiempo, hasta que venga el Señor, el cual aclarará también lo oculto de las tinieblas, y manifestará las intenciones de los corazones; y entonces cada uno recibirá su alabanza de Dios.”

(Hebreos 4:13) “Y no hay cosa creada que no sea manifiesta en su presencia; antes bien todas las cosas están desnudas y abiertas a los ojos de aquel a quien tenemos que dar cuenta.”

(1 Corintios 14:25) "lo oculto de su corazón se hace manifiesto;"

(Proverbios 12:2) “El bueno alcanzará favor de Jehová; Mas él condenará al hombre de malos pensamientos.”

(Jeremías 20:12) “Oh Jehová de los ejércitos, que pruebas a los justos, que ves los pensamientos y el corazón, (…)”

(Juan 16:30) “Ahora entendemos que sabes todas las cosas, y no necesitas que nadie te pregunte; por esto creemos que has salido de Dios”.

(Lucas 6:8) “Mas él conocía los pensamientos de ellos; y dijo al hombre que tenía la mano seca: Levántate, y ponte en medio. Y él, levantándose, se puso en pie.”

(Lucas 9:47) “Y Jesús, percibiendo los pensamientos de sus corazones, tomó a un niño y lo puso junto a sí,”

(Mateo 9:4) “Y conociendo Jesús los pensamientos de ellos, dijo: ¿Por qué pensáis mal en vuestros corazones?”

(Apocalipsis 2:23) “Y a sus hijos heriré de muerte, y todas las iglesias sabrán que yo soy el que escudriña la mente y el corazón; y os daré a cada uno según vuestras obras.”

(Eclesiástico 39:19) “19 Las obras de todo ser viviente están ante él y nada puede ocultarse a sus ojos.”

(Eclesiástico 15:18-19) “18 Porque grande es la sabiduría del Señor, él es fuerte y poderoso, y ve todas las cosas.
19 Sus ojos están fijos en aquellos que lo temen y él conoce todas las obras del hombre.”

(Isaías 66:18) “Porque yo conozco sus obras y sus pensamientos;”

(1 Crónicas 28:9) “…porque Jehová escudriña los corazones de todos, y entiende todo intento de los pensamientos. Si tú le buscares, lo hallarás; mas si lo dejares, él te desechará para siempre”.

(1 Crónicas 29:17) “Yo sé, Dios mío, que tú escudriñas los corazones, y que la rectitud te agrada;”

(Job 42:1-2) “Respondió Job a Jehová, y dijo: Yo conozco que todo lo puedes, Y que no hay pensamiento que se esconda de ti.”

(Salmo 44:20-21) “20Si nos hubiéramos olvidado del nombre de nuestro Dios, o extendido nuestras manos a un dios extraño, 21¿no se habría dado cuenta Dios de esto? Pues El conoce los secretos del corazón.”

(Proverbios 24:12) "Porque si dijeres: Ciertamente no lo supimos, ¿Acaso no lo entenderá el que pesa los corazones? El que mira por tu alma, él lo conocerá, Y dará al hombre según sus obras."

(Salmos 94:8-10) “8 Entended, necios del pueblo; Y vosotros, fatuos, ¿cuándo seréis sabios? 9 El que hizo el oído, ¿no oirá? El que formó el ojo, ¿no verá? 10 El que castiga a las naciones, ¿no reprenderá? ¿No sabrá el que enseña al hombre la ciencia?”

(Salmos 38:9) “Señor, delante de ti están todos mis deseos, Y mi suspiro no te es oculto.”

(1 Samuel 2:3) “No multipliquéis palabras de grandeza y altanería; Cesen las palabras arrogantes de vuestra boca; Porque el Dios de todo saber es Jehová, Y a él toca el pesar las acciones.”

(Salmos 139:1-4) Omnipresencia y omnisciencia de Dios.
"1 Oh Jehová, tú me has examinado y conocido.
2 Tú has conocido mi sentarme y mi levantarme; Has entendido desde lejos mis pensamientos.
3 Has escudriñado mi andar y mi reposo, Y todos mis caminos te son conocidos.
4 Pues aún no está la palabra en mi lengua, Y he aquí, oh Jehová, tú la sabes toda."

55.
(Apocalipsis de Esdras. Capítulo 5:38).
“Señor mío, mi dueño, dije, el primer día, en el comienzo de tus decretos, dijiste:
Que el cielo y la tierra sean; tu Verbo ejecutaba.”

(Salmos 33:6-9) “6 Por la palabra de Jehová fueron hechos los cielos, Y todo el ejército de ellos por el aliento de su boca. 7 El junta como montón las aguas del mar; El pone en depósitos los abismos.
8 Tema a Jehová toda la tierra; Teman delante de él todos los habitantes del mundo.
9 Porque él dijo, y fue hecho; El mandó, y existió.”

56.
(Eclesiástico 43:9-10) Las estrellas
“9 La gloria de los astros es la hermosura del cielo, un adorno luminoso en las alturas del Señor:
10 por la palabra del Santo, se mantienen en orden y no defeccionan de sus puestos de guardia.”

(Job 9:6-9) “6 El remueve la tierra de su lugar, Y hace temblar sus columnas;
7 El manda al sol, y no sale; Y sella las estrellas;
8 El solo extendió los cielos, Y anda sobre las olas del mar;
9 El hizo la Osa, el Orión y las Pléyades, Y los lugares secretos del sur;”

(El Libro de Enoc. Libro de las Parábolas. Capitulo 60:12)
“12. y en los depósitos de los vientos, cómo los vientos son divididos, cómo son pesados y cómo en sus puertas los vientos son registrados de acuerdo con su fuerza; y el poder de la luz de la luna cómo es el poder que le corresponde; y la diferenciación entre las estrellas de acuerdo con sus nombres y cómo están subdivididas y clasificadas;”

57. 58.
(Salmos 33:6-9) “6 Por la palabra de Jehová fueron hechos los cielos, Y todo el ejército de ellos por el aliento de su boca. 7 El junta como montón las aguas del mar; El pone en depósitos los abismos.
8 Tema a Jehová toda la tierra; Teman delante de él todos los habitantes del mundo.
9 Porque él dijo, y fue hecho; El mandó, y existió.”

(Job 26:12) “12 El agita el mar con su poder, Y con su entendimiento hiere la arrogancia suya.”

(Job 41:31) “31 Hace hervir como una olla el mar profundo, Y lo vuelve como una olla de ungüento.”

(Salmos 77:19) “19 En el mar fue tu camino, Y tus sendas en las muchas aguas; Y tus pisadas no fueron conocidas.”

(Salmos 89:9) “9 Tú tienes dominio sobre la braveza del mar; Cuando se levantan sus ondas, tú las sosiegas.”

(Salmos 95:5) “5 Suyo también el mar, pues él lo hizo; Y sus manos formaron la tierra seca.”

(Isaías 51:15) “15 Porque yo Jehová, que agito el mar y hago rugir sus ondas, soy tu Dios, cuyo nombre es Jehová de los ejércitos.”

(Amós 9:6) “6 El edificó en el cielo sus cámaras, y ha establecido su expansión sobre la tierra; él llama las aguas del mar, y sobre la faz de la tierra las derrama; Jehová es su nombre.”

60.
(Salmos 107:35) “Vuelve el desierto en estanques de aguas, Y la tierra seca en manantiales.”

61.
(Salmos 100:3) “Reconoced que Jehová es Dios;
El nos hizo, y no nosotros a nosotros mismos;
Pueblo suyo somos, y ovejas de su prado.”

(Isaías 64:8) “Ahora pues, Jehová, tú eres nuestro padre;
nosotros barro, y tú el que nos formaste; así que obra de tus manos somos todos nosotros.”

(Job 33:4) “4 El espíritu de Dios me hizo, Y el soplo del Omnipotente me dio vida.”

(Eclesiástico 17:1-4, 6-10) La creación del hombre
“1 El Señor creó al hombre de la tierra y lo hace volver de nuevo a ella.
2 Le señaló un número de días y un tiempo determinado, y puso bajo su dominio las cosas de la tierra.
3 Lo revistió de una fuerza semejante a la suya y lo hizo según su propia imagen.
4 Hizo que todos los vivientes lo temieran, para que él dominara las fieras y los pájaros.
6 Le dio una lengua, ojos y oídos, el poder de discernir y un corazón para pensar.
7 Él colmó a los hombres de saber y entendimiento, y les mostró el bien y el mal.
8 Les infundió su propia luz, para manifestarles la grandeza de sus obras,
9 y les permitió gloriarse eternamente de sus maravillas:
10 así alabarán su Nombre santo, proclamando la grandeza de sus obras.”

(Isaías 45:12, 18) Jehová el Creador.
“12 Yo hice la tierra, y creé sobre ella al hombre.
Yo, mis manos, extendieron los cielos, y a todo su ejército mandé.
18 Porque así dijo Jehová, que creó los cielos; él es Dios, el que formó la tierra, el que la hizo y la compuso;
no la creó en vano, para que fuese habitada la creó: Yo soy Jehová, y no hay otro.“

(Isaías 42:5) "Así dice Jehová Dios, Creador de los cielos, y el que los despliega; el que extiende la tierra y sus productos;
el que da aliento al pueblo que mora sobre ella, y espíritu a los que por ella andan:"

(Números 16:22) “Y ellos se postraron sobre sus rostros, y dijeron: Dios, Dios de los espíritus de toda carne, (…)”

(Salmos 119:73) •73 Tus manos me hicieron y me formaron; Hazme entender, y aprenderé tus mandamientos.”

(Salmos 139:13-16) “13 Porque tú formaste mis entrañas; Tú me hiciste en el vientre de mi madre.
14 Te alabaré; porque formidables, maravillosas son tus obras; Estoy maravillado, Y mi alma lo sabe muy bien. 15 No fue encubierto de ti mi cuerpo, Bien que en oculto fui formado, Y entretejido en lo más profundo de la tierra. 16 Mi embrión vieron tus ojos, Y en tu libro estaban escritas todas aquellas cosas Que fueron luego formadas, Sin faltar una de ellas.”

64 – 66.
(Isaías 26:21) “Porque he aquí que Jehová sale de su lugar para castigar al morador de la tierra por su maldad contra él; y la tierra descubrirá la sangre derramada sobre ella, y no encubrirá ya más a sus muertos.”

(Lucas 12:2) “Porque nada hay encubierto, que no haya de descubrirse; ni oculto, que no haya de saberse.”

(1 Timoteo 5:24) “Los pecados de algunos hombres se hacen patentes antes que ellos vengan a juicio, mas a otros se les descubren después.”

(Apocalipsis 3:18) “Por tanto, yo te aconsejo que de mí compres oro refinado en fuego, para que seas rico, y vestiduras blancas para vestirte, y que no se descubra la vergüenza de tu desnudez; y unge tus ojos con colirio, para que veas.”

67.
(Eclesiástico 10:19-25) Gente digna de honor y gente despreciable
“19 ¿Qué raza es digna de honor? La raza humana.
¿Qué raza es digna de honor? Los que temen al Señor.
¿Qué raza es despreciable? La raza humana.
¿Qué raza es despreciable? Los que no cumplen la Ley.
20 Entre los hermanos se honra al que es su jefe, pero el Señor honra a los que lo temen.
22 Para el rico, el ilustre o el pobre la única gloria es el temor del Señor.
23 No es justo despreciar a un pobre inteligente ni está bien glorificar a un hombre pecador.
24 El grande, el magistrado y el poderoso son dignos de honra,
pero el que teme al Señor es superior a todos ellos.
25 Hombres libres servirán a un esclavo sabio y el hombre que entiende no lo tomará a mal.”

(Salmos 33:8) “Tema a Jehová toda la tierra; Teman delante de él todos los habitantes del mundo.”

(Salmos 33:18-19) “18 He aquí el ojo de Jehová sobre los que le temen, Sobre los que esperan en su misericordia,
19 Para librar sus almas de la muerte, Y para darles vida en tiempo de hambre.”

(Salmos 34:7) “7 El ángel de Jehová acampa alrededor de los que le temen, Y los defiende.”

(Eclesiástico 33:1) “1 El que teme al Señor no sufrirá ningún mal y en la prueba será librado una y otra vez.”

(Eclesiástico 34:13-17) El temor del Señor, fuente de seguridad
“13 El espíritu de los que temen al Señor vivirá,
porque han puesto su esperanza en aquel que los salva.
14 El que teme al Señor no se intimida por nada, y no se acobarda,
porque él es su esperanza.
15 ¡Feliz el alma del que teme al Señor! ¿En quién se sostiene y cuál es su apoyo?
16 Los ojos del Señor miran a aquellos que lo aman: él es escudo poderoso y apoyo seguro, refugio contra el viento abrasador y el ardor del mediodía, salvaguardia contra el tropiezo y auxilio contra la caída.
17 Él levanta el ánimo e ilumina los ojos, da salud, vida y bendición.”

(Isaías 8:12-13) “12 No llaméis conspiración a todas las cosas que este pueblo llama conspiración;
ni temáis lo que ellos temen, ni tengáis miedo.
13 A Jehová de los ejércitos, a él santificad; sea él vuestro temor, y él sea vuestro miedo.”

(Eclesiastés 12:13-14) “13 El fin de todo el discurso oído es este: Teme a Dios, y guarda sus mandamientos; porque esto es el todo del hombre.
14 Porque Dios traerá toda obra a juicio, juntamente con toda cosa encubierta, sea buena o sea mala.”

(Eclesiástico 1:11-21) El temor del Señor, fuente y plenitud de la Sabiduría
“11 El temor del Señor es gloria y motivo de orgullo, es gozo y corona de alegría.
12 El temor del Señor deleita el corazón, da gozo, alegría y larga vida.
13 Todo terminará bien para el que teme al Señor, él será bendecido en el día de su muerte.
14 El principio de la sabiduría es el temor del Señor: ella es creada junto con los fieles en el seno materno.
15 Anidó entre los hombres para siempre y permanecerá fielmente con su descendencia.
16 La plenitud de la sabiduría es el temor del Señor y ella los embriaga con sus frutos:
17 les colma la casa de bienes preciosos y con sus productos llena sus graneros.
18 La corona de la sabiduría es el temor del Señor: ella hace florecer el bienestar y la buena salud.
19 El Señor la vio y la midió, hizo llover la ciencia y el conocimiento, y exaltó la gloria de los que la poseen.
20 La raíz de la sabiduría es el temor del Señor y sus ramas son una larga vida.
21 El temor del Señor aleja los pecados: el que persevera en él aparta la ira divina.”

(Eclesiástico 2:7-18) La confianza en Dios
“7 Los que temen al Señor, esperen su misericordia, y no se desvíen, para no caer.
8 Los que temen al Señor, tengan confianza en él, y no les faltará su recompensa.
9 Los que temen al Señor, esperen sus beneficios, el gozo duradero y la misericordia.
10 Fíjense en las generaciones pasadas y vean: ¿Quién confió en el Señor y quedó confundido?
¿Quién perseveró en su temor y fue abandonado? ¿Quién lo invocó y no fue tenido en cuenta?
11 Porque el Señor es misericordioso y compasivo, perdona los pecados y salva en el momento de la aflicción.
12 ¡Ay de los corazones cobardes y de las manos que desfallecen, y del pecador que va por dos caminos!
13 ¡Ay del corazón que desfallece, porque no tiene confianza! A causa de eso no será protegido.
14 ¡Ay de ustedes, los que perdieron la constancia! ¿Qué van a hacer cuando el Señor los visite?
15 Los que temen al Señor no desobedecen sus palabras y los que lo aman siguen fielmente sus caminos.
16 Los que temen al Señor tratan de complacerlo y los que lo aman se sacian de su Ley.
17 Los que temen al Señor tienen el corazón bien dispuesto y se humillan delante de él:
18 "Abandonémonos en las manos del Señor y no en las manos de los hombres,
porque así como es su grandeza es también su misericordia.”

(Salmos 112:1) “Bienaventurado el hombre que teme a Jehová, Y en sus mandamientos se deleita en gran manera.”

(Salmos 128:1) “Bienaventurado todo aquel que teme a Jehová, Que anda en sus caminos.”

(Proverbios 8:13) “El temor de Jehová es aborrecer el mal;
La soberbia y la arrogancia, el mal camino, Y la boca perversa, aborrezco.”

(Job 28:28) “Y dijo al hombre: He aquí que el temor del Señor es la sabiduría, y el apartarse del mal la inteligencia.”

(Proverbios 10:27) “El temor de Jehová aumentará los días; Mas los años de los impíos serán acortados.”

(Proverbios 14:26) “En el temor de Jehová está la fuerte confianza; Y esperanza tendrán sus hijos.”

(Proverbios 14:27) “El temor de Jehová es manantial de vida Para apartarse de los lazos de la muerte.”

(Proverbios 19:23) “El temor de Jehová es para vida, Y con él vivirá lleno de reposo el hombre; No será visitado de mal.”

(Proverbios 15:33) “El temor de Jehová es enseñanza de sabiduría; Y a la honra precede la humildad.”

(Proverbios 23:17) “No tenga tu corazón envidia de los pecadores, Antes persevera en el temor de Jehová todo el tiempo;”

(Proverbios 2:1-5) Excelencias de la sabiduría
“1 Hijo mío, si recibieres mis palabras, Y mis mandamientos guardares dentro de ti, 2 Haciendo estar atento tu oído a la sabiduría; Si inclinares tu corazón a la prudencia, 3 Si clamares a la inteligencia, Y a la prudencia dieres tu voz; 4 Si como a la plata la buscares, Y la escudriñares como a tesoros, 5 Entonces entenderás el temor de Jehová, Y hallarás el conocimiento de Dios.”

(Proverbios 15:16) "Mejor es lo poco con el temor de Jehová, que el gran tesoro donde hay turbación"

(Proverbios 28:14) “Bienaventurado el hombre que siempre teme a Dios; Mas el que endurece su corazón caerá en el mal.”

(Levítico 19:32) “Delante de las canas te levantarás, y honrarás el rostro del anciano, y de tu Dios tendrás temor. Yo Jehová.”

(Proverbios 22:4) “Riquezas, honra y vida Son la remuneración de la humildad y del temor de Jehová.”

(Lucas 1:50) “50 Y su misericordia es de generación en generación A los que le temen.”

70, 71, 72.
(1 Pedro 4:12-13)
“12 Amados, no os sorprendáis del fuego de prueba que os ha sobrevenido, como si alguna cosa extraña os aconteciese, 13 sino gozaos por cuanto sois participantes de los padecimientos de Cristo, para que también en la revelación de su gloria os gocéis con gran alegría.”

73.
(Zacarías 13:9) “Y meteré en el fuego a la tercera parte, y los fundiré como se funde la plata, y los probaré como se prueba el oro. El invocará mi nombre, y yo le oiré, y diré: Pueblo mío; y él dirá: Jehová es mi Dios.”

(1 Pedro 1:7) “para que sometida a prueba vuestra fe, mucho más preciosa que el oro, el cual aunque perecedero se prueba con fuego, sea hallada en alabanza, gloria y honra cuando sea manifestado Jesucristo,”

(Proverbios 17:3) “El crisol para la plata, y la hornaza para el oro; Pero Jehová prueba los corazones.”

(Proverbios 27:21) “El crisol prueba la plata, y la hornaza el oro, Y al hombre la boca del que lo alaba.”

(Apocalipsis de Esdras. Capítulo V:1-9,14-16)
“1. Cuando acabé de pronunciar estas palabras, el ángel que anteriormente había venido a mi encuentro, la pasada noche, fue enviado hacia mí. 2. Me dijo: Levántate, Esdras, escucha lo que he venido a decirte.
3. Habla, Señor mío, le dije.
Prosiguió: Imagínate un mar que, en un vasto lugar, es ancho y extenso; 4. Pero el pasaje de su entrada es estrecho y semejante a un río; 5. Si alguien quisiera penetrar en este mar, que mire y que encuentre si, a menos que tome este pasaje estrecho, puede llegar al lugar ancho.
6. O bien, imagínate una ciudad construida en el desierto y abundante en bienes. 7. Pero cuyo acceso es estrecho y abrupto: hay a la derecha un fuego y a la izquierda un abismo; 8. Existe un camino entre el fuego y el abismo cuyo ancho es justo el del paso de un hombre.
9. Si se da esta ciudad en herencia a un hombre,
¿cómo podrá tomar posesión de su bien si no pasa por este lugar peligroso?
14. Si vosotros, vivos, no franqueáis estas dificultades y este pecado, no podréis obtener lo que os está reservado,
15. Entonces, ¿por qué turbarte (tú que no eres más que) polvo? ¿Por qué atormentarte, mortal?
16. ¿Por qué no pensar en tu espíritu en el porvenir, y no en el presente?”

(Salmos 17:3) “3 Tú has probado mi corazón, me has visitado de noche;
Me has puesto a prueba, y nada inicuo hallaste; He resuelto que mi boca no haga transgresión.”

(1 Pedro 4:1) “Puesto que Cristo ha padecido por nosotros en la carne, vosotros también armaos del mismo pensamiento; pues quien ha padecido en la carne, terminó con el pecado,”

(Eclesiástico 2:1-6) La constancia en medio de la prueba
“1 Hijo, si te decides a servir al Señor, prepara tu alma para la prueba.
2 Endereza tu corazón, sé firme, y no te inquietes en el momento de la desgracia.
3 Únete al Señor y no te separes, para que al final de tus días seas enaltecido.
4 Acepta de buen grado todo lo que te suceda, y sé paciente en las vicisitudes de tu humillación.
5 Porque el oro se purifica en el fuego, y los que agradan a Dios, en el crisol de la humillación.
6 Confía en él, y él vendrá en tu ayuda, endereza tus caminos y espera en él.”

(Malaquías 3:2-3) “2 ¿Y quién podrá soportar el tiempo de su venida? ¿o quién podrá estar en pie cuando él se manifieste? Porque él es como fuego purificador, y como jabón de lavadores.
3 Y se sentará para afinar y limpiar la plata; porque limpiará a los hijos de Leví, los afinará como a oro y como a plata, y traerán a Jehová ofrenda en justicia.”

(Job 23:10) “Mas él conoce mi camino; Me probará, y saldré como oro.”

(Salmos 66:9-12) “9 El es quien preservó la vida a nuestra alma, Y no permitió que nuestros pies resbalasen.
10 Porque tú nos probaste, oh Dios; Nos ensayaste como se afina la plata.
11 Nos metiste en la red; Pusiste sobre nuestros lomos pesada carga. 12 Hiciste cabalgar hombres sobre nuestra cabeza; Pasamos por el fuego y por el agua, Y nos sacaste a abundancia.”

(Salmos 7:9) “Fenezca ahora la maldad de los inicuos, mas establece tú al justo;
Porque el Dios justo prueba la mente y el corazón.”

(Proverbios 17:3) “El crisol para la plata, y la hornaza para el oro;
Pero Jehová prueba los corazones”.

(Salmos 11:5) “5 Jehová prueba al justo;
Pero al malo y al que ama la violencia, su alma los aborrece”.

(1 Tesalonicenses 2:4) “(…) no como para agradar a los hombres, sino a Dios, que prueba nuestros corazones.”

(Jeremías 20:12) “Oh Jehová de los ejércitos, que pruebas a los justos, que ves los pensamientos y el corazón, (…)”

(Juan 16:20) “De cierto, de cierto os digo, que vosotros lloraréis y lamentaréis, y el mundo se alegrará; pero aunque vosotros estéis tristes, vuestra tristeza se convertirá en gozo.”

(1 Pedro 4:12-14) Padeciendo como cristianos.
“12 Amados, no os sorprendáis del fuego de prueba que os ha sobrevenido, como si alguna cosa extraña os aconteciese, 13 sino gozaos por cuanto sois participantes de los padecimientos de Cristo, para que también en la revelación de su gloria os gocéis con gran alegría. 14 Si sois vituperados por el nombre de Cristo, sois bienaventurados, porque el glorioso Espíritu de Dios reposa sobre vosotros. Ciertamente, de parte de ellos, él es blasfemado, pero por vosotros es glorificado.”

(1 Pedro 5:10) "Mas el Dios de toda gracia, que nos llamó a su gloria eterna en Jesucristo, después que hayáis padecido un poco de tiempo, él mismo os perfeccione, afirme, fortalezca y establezca."

(Santiago 1:2-3) “2 Hermanos míos, tened por sumo gozo cuando os halléis en diversas pruebas, 3 sabiendo que la prueba de vuestra fe produce paciencia.”

74.
(2 Corintios 1:7) “Y nuestra esperanza respecto de vosotros es firme, pues sabemos que así como sois compañeros en las aflicciones, también lo sois en la consolación.”

(Hebreos 10:33) “por una parte, ciertamente, con vituperios y tribulaciones fuisteis hechos espectáculo;
y por otra, llegasteis a ser compañeros de los que estaban en una situación semejante.”

(1 Corintios 10:13) “No os ha sobrevenido ninguna tentación que no sea humana; pero fiel es Dios, que no os dejará ser tentados más de lo que podéis resistir, sino que dará también juntamente con la tentación la salida, para que podáis soportar.”

(Romanos 8:28) “Y sabemos que para los que aman a Dios, todas las cosas cooperan para bien, esto es, para los que son llamados conforme a su propósito”.

(Eclesiástico 33:1) “1 El que teme al Señor no sufrirá ningún mal y en la prueba será librado una y otra vez.”

(Isaías 49:12) “12 He aquí éstos vendrán de lejos; y he aquí éstos del norte y del occidente, y éstos de la tierra de Sinim. 13 Cantad alabanzas, oh cielos, y alégrate, tierra; y prorrumpid en alabanzas, oh montes; porque Jehová ha consolado a su pueblo, y de sus pobres tendrá misericordia.”

(Isaías 33:2) Jehová traerá salvación
“2 Oh Jehová, ten misericordia de nosotros, a ti hemos esperado;
tú, brazo de ellos en la mañana, sé también nuestra salvación en tiempo de la tribulación.”

(2 Corintios 1:3-5) “3 Bendito sea el Dios y Padre de nuestro Señor Jesucristo, Padre de misericordias y Dios de toda consolación,
4 el cual nos consuela en todas nuestras tribulaciones, para que podamos también nosotros consolar a los que están en cualquier tribulación, por medio de la consolación con que nosotros somos consolados por Dios. 5 Porque de la manera que abundan en nosotros las aflicciones de Cristo, así abunda también por el mismo Cristo nuestra consolación.”

(Salmos 46:1, 7) Dios es nuestro amparo y fortaleza
“1 Dios es nuestro amparo y fortaleza, Nuestro pronto auxilio en las tribulaciones.
7 Jehová de los ejércitos está con nosotros; Nuestro refugio es el Dios de Jacob.”

(Salmos 125:1-4) Dios protege a su pueblo
“1 Los que confían en Jehová son como el monte de Sion,
Que no se mueve, sino que permanece para siempre.
2 Como Jerusalén tiene montes alrededor de ella,
Así Jehová está alrededor de su pueblo Desde ahora y para siempre.
3 Porque no reposará la vara de la impiedad sobre la heredad de los justos;
No sea que extiendan los justos sus manos a la iniquidad.
4 Haz bien, oh Jehová, a los buenos, Y a los que son rectos en su corazón.”

(Sabiduría 5:15-16) El porvenir glorioso de los justos
“15 Pero los justos viven para siempre; su recompensa está en el Señor
y el Altísimo se preocupa de ellos.
16 Por eso, recibirán la espléndida realeza y la hermosa diadema de las manos del Señor;
porque él los protegerá con su mano derecha y los defenderá con su brazo.”

(Isaías 41:8-16) “8 Pero tú, Israel, siervo mío eres; tú, Jacob, a quien yo escogí, descendencia de Abraham mi amigo. 9 Porque te tomé de los confines de la tierra, y de tierras lejanas te llamé, y te dije: Mi siervo eres tú; te escogí, y no te deseché.
10 No temas, porque yo estoy contigo; no desmayes, porque yo soy tu Dios que te esfuerzo; siempre te ayudaré, siempre te sustentaré con la diestra de mi justicia.
11 He aquí que todos los que se enojan contra ti serán avergonzados y confundidos; serán como nada y perecerán los que contienden contigo. 12 Buscarás a los que tienen contienda contigo, y no los hallarás; serán como nada, y como cosa que no es, aquellos que te hacen la guerra.
13 Porque yo Jehová soy tu Dios, quien te sostiene de tu mano derecha, y te dice: No temas, yo te ayudo. 14 No temas, gusano de Jacob, oh vosotros los pocos de Israel; yo soy tu socorro, dice Jehová; el Santo de Israel es tu Redentor.
15 He aquí que yo te he puesto por trillo, trillo nuevo, lleno de dientes; trillarás montes y los molerás, y collados reducirás a tamo. 16 Los aventarás, y los llevará el viento, y los esparcirá el torbellino; pero tú te regocijarás en Jehová, te gloriarás en el Santo de Israel.”

(Salmos 9:9-11) “9 Jehová será refugio del pobre, Refugio para el tiempo de angustia.
10 En ti confiarán los que conocen tu nombre, Por cuanto tú, oh Jehová, no desamparaste a los que te buscaron.
11 Cantad a Jehová, que habita en Sion; Publicad entre los pueblos sus obras.”

(Salmos 34:4, 6, 8 ) “4 Busqué a Jehová, y él me oyó, Y me libró de todos mis temores.
6 Este pobre clamó, y le oyó Jehová, Y lo libró de todas sus angustias.
8 Gustad, y ved que es bueno Jehová; Dichoso el hombre que confía en él.”

APOCALIPSIS DE ESDRAS. CAPITULO XV

APOCALIPSIS DE ESDRAS CON REFERENCIAS BIBLICAS.

CAPITULO XV

1. Repite a los oídos de mi pueblo las palabras de profecía que pondré en boca tuya, dijo el Señor.

2. Hazlas escribir sobre papel, pues son fieles y verdaderas.

3. No temas a los malos designios contra ti; que la incredulidad de tus contradictores no te altere,

4. Pues todo incrédulo morirá en su incredulidad.
(Daniel 12:10), (Apocalipsis 22:11), (Colosenses 3:25), (2 Tesalonicenses 2:12), (2 Pedro 2:13), (Tito 1:15), (Apocalipsis 21:8)

5. He aquí, dijo el Señor, que traigo al globo males, la espada, la muerte, el hambre, la perdición.
(Isaías 13:11), (Sofonías 1:17-18), (Eclesiástico 11:14), (Lamentaciones 3:37-38), (Job 2:10), (Salmos 90:7-9), (Deuteronomio 32:24), (Jeremías 24:10), (Ezequiel 5:16-17), (Mateo 24:6-8), (Marcos 13:7-8), (2 Tesalonicenses 2:9-12), (Romanos 2:5-9), (Romanos 1:28-32)

6. Porque la injusticia ha establecido su dominio sobre la tierra y ha realizado en ella obras malas.
(1 Juan 5:17), (Eclesiastés 3:16), (Jeremías 6:6-8), (Miqueas 3:9-11), (Mateo 23:25), (Romanos 1:18), (Romanos 3:5), (Salmos 107:34), (Oseas 1:2), (Oseas 4:1-5), (Sabiduría 14:22-31), (Génesis 6:5-6)

7. Por ello, dijo el Señor,

8. No callaré sobre la impiedad de aquellos que actúan sin religión y no soportaré las injusticias que practican.
He aquí que la sangre inocente y justa grita hacia mí, que las almas de los justos gritan continuamente.
(Proverbios 6:16-19), (Isaías 59:7), (Isaías 62:1), (Isaías 65:5-7), (Jeremías 4:18-20)
(Génesis 4:10), (Apocalipsis 6:10)

9. Me vengaré dijo el Señor y les pediré cuentas por toda la sangre inocente.
(Isaías 1:24)

10. He aquí que mi pueblo se conduce como un rebaño que va a la muerte;
ya no sufriré que viva en la tierra de Egipto.
(Isaías 11:15-16), (Isaías 19:21-23), (Isaías 27:12-13)

11. Lo retiraré de allí con una mano poderosa y con un brazo alzado,
como antaño enviaré plagas sobre Egipto y devastaré su tierra.
(Isaías 11:15-16), (Isaías 19:21-23), (Isaías 27:12-13)
(Isaías 10:24-26), (Isaías 19:3-7), (Isaías 19:12), (Isaías 19:16-17), (Isaías 23:4-6), (Ezequiel 30:18-19), (Zacarías 14:18), (Apocalipsis 9:18), (Apocalipsis 9:20), (Apocalipsis 16:9), (Apocalipsis 18:4, 8), (Apocalipsis 21:9)

12. Que llore, ella y sus fundamentos; bajo los golpes de castigo con los que la azota el Señor.
(Isaías 11:15-16), (Isaías 19:21-23), (Isaías 27:12-13)
(Isaías 10:24-26), (Isaías 19:3-7), (Isaías 19:12), (Isaías 19:16-17), (Isaías 23:4-6), (Ezequiel 30:18-19), (Zacarías 14:18), (Apocalipsis 9:18), (Apocalipsis 9:20), (Apocalipsis 16:9), (Apocalipsis 18:4, 8), (Apocalipsis 21:9)

13. ¡Que lloren aquellos que cultivan la tierra, pues les faltarán las semillas y su madera será destrozada por el añublo, el pedrisco y un astro terrible!

14. ¡Ay de este siglo y de aquellos que en él habitan!
(Isaías 11:15-16), (Isaías 19:21-23), (Isaías 27:12-13)
(Isaías 10:24-26), (Isaías 19:3-7), (Isaías 19:12), (Isaías 19:16-17), (Isaías 23:4-6), (Ezequiel 30:18-19), (Zacarías 14:18), (Apocalipsis 9:18), (Apocalipsis 9:20), (Apocalipsis 16:9), (Apocalipsis 18:4, 8), (Apocalipsis 21:9)

15. Porque la espada y su aplastamiento están cerca;
las naciones se alzarán unas contra otras para el combate, con el hierro en las manos.
(Jeremías 24:10), (Ezequiel 5:17), (Mateo 24:6-8), (Marcos 13:7-8)

16. Los hombres serán víctimas de la confusión; luchando unos contra otros,
no se inquietaran ya por su rey, ni por los jefes de los grandes en su poder.
(Isaías 3:5), (Isaías 19:1-2), (Miqueas 7:5-6), (Hageo 2:21-22), (Zacarías 14:12-13), (Mateo 10:21, 34-36), (Mateo 24:10), (Marcos 13:12-13), (Lucas 12:49-53), (Lucas 21:16-17)

17. EI hombre deseará ir a la ciudad y no podrá.

18. Las ciudades estarán alteradas a causa de su orgullo; las casas serán destruidas; los hombres temerán.

19. EI hombre no tendrá piedad de su prójimo e invadirá las moradas de los demás, espada en mano, para robar sus alimentos, a causa del hambre y de la gran desolación.
(Job 24:5), (Proverbios 24:2), (Proverbios 28:3), (Isaías 33:1), (Job 27:8)

20. He aquí, dijo Dios, que reúno a todos mis reyes en la tierra de Oriente, del Sur, del Sudeste y del Sudoeste para aterrorizarlos, para tener represalias en contra de ellos.

21. Lo que hasta el día de hoy han hecho a mis elegidos, eso les haré y les devolveré.
(Lamentaciones 4:13), (Mateo 23:35), (Mateo 23:34), (Lucas 11:47-52), (Nehemías 9:26, 29-30), (Apocalipsis 16:5-6), (Apocalipsis 17:4-6), (Salmos 137:8), (Jeremías 50:29), (Apocalipsis 18:6-8, 24), (Lucas 21:12-15), (Lucas 21:16-19), (Mateo 10:22), (Mateo 24:9), (Marcos 13:9)

22. He aquí lo que dijo el Señor: Mi mano no perdonará a los pecadores;
el hierro no cesará de golpear a aquellos que han derramado sangre inocente sobre la tierra.
(Job 27:18-22), (Jeremías 5:7), (Jeremías 13:13-14), (Ezequiel 5:11), (Ezequiel 7:3-9), (Ezequiel 8:17-18), (Ezequiel 9:9-10)

23. EI fuego de la cólera salió y devoró los fundamentos de la tierra y los pecadores como paja encendida.
(Isaías 5:24), (Mateo 3:12; Lucas 3:17)

24. ¡Ay de aquellos que pecan y que no observan mis prescripciones! Dijo el Señor.
(Isaías 5:8-12, 18-23), (Miqueas 2:1-3), (Jeremías 22:13)
(Éxodo 16:28), (Salmos 119:136), (Jeremías 16:11), (Ezequiel 5:7), (Ezequiel 20:8), (Ezequiel 20:13), (Ezequiel 20:21), (Ezequiel 44:8), (Malaquías 2:9), (Malaquías 3:7), (Juan 14:24), (Juan 7:19)

25. No los perdonaré. ¡Retiraos, hijos ingratos y no ensuciéis mi santidad!
(Job 27:18-22), (Jeremías 5:7), (Jeremías 13:13-14), (Ezequiel 5:11), (Ezequiel 7:3-9), (Ezequiel 8:17-18), (Ezequiel 9:9-10)

26. Pues el Señor ha conocido a todos aquellos que le abandonan; por eso los ha entregado a la muerte y al final.
(Esdras 8:22), (Jonás 2:8), (2 Crónicas 24:20), (Salmos 73:27), (Jeremías 17:13), (1 Crónicas 28:9)

27. Ya han venido los males al globo; permanecéis en ellos, pues Dios no os liberará, pues habéis pecado contra él.
(Ezequiel 7:3-9), (Eclesiástico 35:19-22), (Isaías 24:1-5), (Salmos 89:32), (Jeremías 28:8), (Sofonías 1:7,12)

28. He aquí una horrible visión cuya faz viene de Oriente.

29. Las naciones de los dragones de los Árabes aparecerán en masa en sus carros; sus gritos se prolongarán por la tierra desde el día de su salida para asustar y purificar a todos aquellos que los oirán.

30. En su furor ciego, los Carmonios saldrán del bosque como jabalís, llegarán con gran fuerza, les librarán batalla y, con sus dientes, devastarán una parte de la tierra de los Asirios.

31. Después de esto, acordándose estos dragones de su nacimiento, ganarán y se reunirán para perseguirlos.

32. Estos estarán desconcertados y se callarán ante su poder, se dirigirán hacia el bosque.

33. Entonces un espía, llegado del país de Asiría, los bloqueará, destruirá a uno de ellos y el miedo y el terror se propagará en su ejército, y la incertidumbre entre sus jefes.

34. He aquí una nube, que viene de Oriente y del Norte, hasta el Sur; su espíritu es horroroso, lleno de cólera y de tempestad.

35. Las nubes chocarán entre sí y derramarán sobre la tierra una masa de estrellas e incluso su estrella;
la sangre derramada por la espada subirá hasta el vientre del caballo.
(El Libro de Enoc. Capitulo 100:3), (Isaías 63:1-3), (Apocalipsis 14:19-20), (Apocalipsis 19:11-15)

36. Hasta la cadera del hombre y el cincho de los camellos; sobre la tierra reinará un gran miedo y un gran terror.
(El Libro de Enoc. Capitulo 100:3), (Isaías 63:1-3), (Apocalipsis 14:19-20), (Apocalipsis 19:11-15)

37. Aquellos que verán esta cólera estarán horrorizados y sobrecogidos de espanto. Después de esto, muchas nubes.

38. Se pondrán en movimiento hacia el Sur y el Norte, y otras del lado de Occidente.

39. Pero los vientos venidos de Oriente vencerán, lo rechazarán, a él y a la nube que en su furor había suscitado, y el astro que anunciaba la destrucción hacia Oriente y Occidente será oscurecido.

40. Nubes grandes y poderosas, llenas de cólera, se alzarán, así como un astro para saquear la tierra y aquellos que en ella habitan y derramarán sobre todo lo que está arriba y elevado una terrible influencia sideral,

41. Fuego, granizo, espadas voladoras y masas de agua, de modo de llenar todos los valles y todos los ríos con su diluvio.
(Salmos 18:13), (Salmos 105:32), (Isaías 30:30), (Ezequiel 38:22), (Apocalipsis 8:7), (Jeremías 9:15), (Jeremías 23:15), (Apocalipsis 8:11)

42. Derribarán las ciudades; los muros, las montañas, las colinas, los bosques, las hierbas de los prados y las cosechas.

43. Llegarán, sin descansar, hasta Babilonia y la destruirán.

44. Se reunirán alrededor de ella, derramarán sobre ella la influencia sideral y su furor; el polvo y el humo subirán hasta el cielo y en los alrededores todos la llorarán.

45. Y los supervivientes servirán a sus destructores.

46. Y tú, Asia, asociada al esplendor y a la gloria de Babilonia,

47. ¡Ay de ti, miserable, porque te has parecido a ella, porque has engalanado a tus hijas para que gustaran en la fornicación y te glorificaran ante sus amantes que siempre te han deseado!

48. Has imitado en todas sus obras y en todos sus inventos a esta odiosa prostituta.

49. Te enviaré males, viudez, pobreza, hambre, la espada y la peste para saquear tus moradas y hacerte sufrir la violencia y la muerte.

50. La gloría de tu fuerza será desecada como la flor, cuando aparezca el ardor enviado contra ti.

51. Será debilitada y empobrecida por plagas, cubierta de heridas de modo que ya no podrás recibir a los poderosos y a los amantes.

52. ¿Me habría encarnizado de este modo contigo, dijo el Señor,

53. Si no hubieras ahogado siempre a mis elegidos, glorificándote aplaudiendo y reclamando su muerte cuando estabas ebria?
(2 Corintios 1:8), (2 Timoteo 1:15)

54. Adorna tu cara:

55. La recompensa de tu fornicación está en tu seno, por eso recibirás tu remuneración.
(Deuteronomio 28:15-42)

56. Del mismo modo que has tratado a mis elegidos, dijo el Señor, así te tratará Dios, te entregará a los males.
(Isaías 1:24)

57. Tus hijos morirán de hambre, y caerás bajo el hierro; tus ciudades serán aplastadas, todos los tuyos, que estén en el llano, serán pasados a cuchillo.

58. Aquellos que estén en las montañas, morirán de hambre; hambrientos de pan y sedientos de agua, comerán su propia carne y beberán su propia sangre.

59. ¡Desgraciada! Vendrás en primer lugar y experimentarás nuevos males.

60. Regresando, después de destruir Babilonia, tus enemigos, a su paso, arrasarán esta ciudad ociosa y destruirán una parte de tu gloría.

61. Destruida, serás como paja para ellos, y ellos serán para ti como fuego.

62. Te devorarán a ti, a tus ciudades, a tu tierra, a tus montañas; quemarán tus bosques y, tus árboles frutales.

63. Se llevarán a tus hijos al cautiverio; saquearán tu fortuna como botín y destruirán la gloria de tu faz.

<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<
<<<<<<<<<<<<<<

4.
(Daniel 12:10) “10 Muchos serán limpios, y emblanquecidos y purificados; los impíos procederán impíamente, y ninguno de los impíos entenderá, pero los entendidos comprenderán.”

(Apocalipsis 22:11) “11 El que es injusto, sea injusto todavía; y el que es inmundo, sea inmundo todavía; y el que es justo, practique la justicia todavía; y el que es santo, santifíquese todavía.”

(Colosenses 3:25) “Mas el que hace injusticia, recibirá la injusticia que hiciere, porque no hay acepción de personas.”

(2 Tesalonicenses 2:12) “a fin de que sean condenados todos los que no creyeron a la verdad, sino que se complacieron en la injusticia.”

(2 Pedro 2:13) “recibiendo el galardón de su injusticia, ya que tienen por delicia el gozar de deleites cada día. Estos son inmundicias y manchas, quienes aun mientras comen con vosotros, se recrean en sus errores.”

(Tito 1:15) “Todas las cosas son puras para los puros,
mas para los corrompidos e incrédulos nada les es puro; pues hasta su mente y su conciencia están corrompidas.”

(Apocalipsis 21:8) “Pero los cobardes e incrédulos, los abominables y homicidas, los fornicarios y hechiceros, los idólatras y todos los mentirosos tendrán su parte en el lago que arde con fuego y azufre, que es la muerte segunda.”

5.
(Isaías 13:11) "Y castigaré al mundo por su maldad, y a los impíos por su iniquidad; y haré que cese la arrogancia de los soberbios, y abatiré la altivez de los fuertes."

(Sofonías 1:17-18) “17 Y atribularé a los hombres, y andarán como ciegos,
porque pecaron contra Jehová; y la sangre de ellos será derramada como polvo, y su carne como estiércol.
18 Ni su plata ni su oro podrá librarlos en el día de la ira de Jehová, pues toda la tierra será consumida con el fuego de su celo;
porque ciertamente destrucción apresurada hará de todos los habitantes de la tierra.”

(Eclesiástico 11:14) “14 Bienes y males, vida y muerte, pobreza y riqueza vienen del Señor.”

(Lamentaciones 3:37-38) “37 ¿Quién será aquel que diga que sucedió algo que el Señor no mandó?
38 ¿De la boca del Altísimo no sale lo malo y lo bueno?”

(Job 2:10) “Y él le dijo: Como suele hablar cualquiera de las mujeres fatuas, has hablado.
¿Qué? ¿Recibiremos de Dios el bien, y el mal no lo recibiremos? En todo esto no pecó Job con sus labios.”

(Salmos 90:7-9) “7 Porque con tu furor somos consumidos, Y con tu ira somos turbados.
8 Pusiste nuestras maldades delante de ti, Nuestros yerros a la luz de tu rostro.
9 Porque todos nuestros días declinan a causa de tu ira; Acabamos nuestros años como un pensamiento.”

(Deuteronomio 32:24) "Consumidos serán de hambre, y devorados de fiebre ardiente Y de peste amarga;
Diente de fieras enviaré también sobre ellos, Con veneno de serpientes de la tierra."

(Jeremías 24:10) "Y enviaré sobre ellos espada, hambre y pestilencia, hasta que sean exterminados de la tierra que les di a ellos y a sus padres."

(Ezequiel 5:16-17) "16 Cuando arroje yo sobre ellos las perniciosas saetas del hambre, que serán para destrucción, las cuales enviaré para destruiros, entonces aumentaré el hambre sobre vosotros, y quebrantaré entre vosotros el sustento del pan.
17 Enviaré, pues, sobre vosotros hambre, y bestias feroces que te destruyan;
y pestilencia y sangre pasarán por en medio de ti, y enviaré sobre ti espada. Yo Jehová he hablado."

(Mateo 24:6-8) Señales antes del fin. (Mr. 13.3-23; Lc. 21.7-24)
“6 Y oiréis de guerras y rumores de guerras; mirad que no os turbéis, porque es necesario que todo esto acontezca; pero aún no es el fin. 7 Porque se levantará nación contra nación, y reino contra reino;
y habrá pestes, y hambres, y terremotos en diferentes lugares. 8 Y todo esto será principio de dolores.”

(Marcos 13:7-8) Señales antes del fin
“7 Mas cuando oigáis de guerras y de rumores de guerras, no os turbéis, porque es necesario que suceda así;
pero aún no es el fin. 8 Porque se levantará nación contra nación, y reino contra reino;
y habrá terremotos en muchos lugares, y habrá hambres y alborotos; principios de dolores son estos.”

(2 Tesalonicenses 2:9-12) “9 inicuo cuyo advenimiento es por obra de Satanás, con gran poder y señales y prodigios mentirosos, 10 y con todo engaño de iniquidad para los que se pierden, por cuanto no recibieron el amor de la verdad para ser salvos.
11 Por esto Dios les envía un poder engañoso, para que crean la mentira, 12 a fin de que sean condenados todos los que no creyeron a la verdad, sino que se complacieron en la injusticia.”

(Romanos 2:5-9) “5 Pero por tu dureza y por tu corazón no arrepentido, atesoras para ti mismo ira para el día de la ira y de la revelación del justo juicio de Dios, 6 el cual pagará a cada uno conforme a sus obras: 7 vida eterna a los que, perseverando en bien hacer, buscan gloria y honra e inmortalidad,
8 pero ira y enojo a los que son contenciosos y no obedecen a la verdad, sino que obedecen a la injusticia; 9 tribulación y angustia sobre todo ser humano que hace lo malo, el judío primeramente y también el griego,”

(Romanos 1:28-32) “28 Y como ellos no aprobaron tener en cuenta a Dios, Dios los entregó a una mente reprobada, para hacer cosas que no convienen; 29 estando atestados de toda injusticia, fornicación, perversidad, avaricia, maldad; llenos de envidia, homicidios, contiendas, engaños y malignidades; 30 murmuradores, detractores, aborrecedores de Dios, injuriosos, soberbios, altivos, inventores de males, desobedientes a los padres, 31 necios, desleales, sin afecto natural, implacables, sin misericordia;
32 quienes habiendo entendido el juicio de Dios, que los que practican tales cosas son dignos de muerte, no sólo las hacen, sino que también se complacen con los que las practican.”

6.
(1 Juan 5:17) “Toda injusticia es pecado;”

(Eclesiastés 3:16) [ Injusticias de la vida ]
“Vi más debajo del sol: en lugar del juicio, allí impiedad; y en lugar de la justicia, allí iniquidad.”

(Jeremías 6:6-8) “6 Porque así dijo Jehová de los ejércitos: Cortad árboles, y levantad vallado contra Jerusalén; esta es la ciudad que ha de ser castigada; toda ella está llena de violencia.
7 Como la fuente nunca cesa de manar sus aguas, así ella nunca cesa de manar su maldad; injusticia y robo se oyen en ella; continuamente en mi presencia, enfermedad y herida. 8 Corrígete, Jerusalén, para que no se aparte mi alma de ti, para que no te convierta en desierto, en tierra inhabitada.”

(Miqueas 3:9-11) “9 Oíd ahora esto, jefes de la casa de Jacob, y capitanes de la casa de Israel, que abomináis el juicio, y pervertís todo el derecho;
10 que edificáis a Sion con sangre, y a Jerusalén con injusticia.
11 Sus jefes juzgan por cohecho, y sus sacerdotes enseñan por precio, y sus profetas adivinan por dinero; y se apoyan en Jehová, diciendo: ¿No está Jehová entre nosotros? No vendrá mal sobre nosotros.”

(Mateo 23:25) “!!Ay de vosotros, escribas y fariseos, hipócritas! porque limpiáis lo de fuera del vaso y del plato, pero por dentro estáis llenos de robo y de injusticia.”

(Romanos 1:18) [ La culpabilidad del hombre ]
“Porque la ira de Dios se revela desde el cielo contra toda impiedad e injusticia de los hombres que detienen con injusticia la verdad;”

(Romanos 3:5) “Y si nuestra injusticia hace resaltar la justicia de Dios, ¿qué diremos?
¿Será injusto Dios que da castigo? (Hablo como hombre.)”

(Salmos 107:34) "La tierra fructífera en estéril, Por la maldad de los que la habitan."

(Oseas 1:2) “2 El principio de la palabra de Jehová por medio de Oseas. Dijo Jehová a Oseas: Ve, tómate una mujer fornicaria, e hijos de fornicación; porque la tierra fornica apartándose de Jehová.”

(Oseas 4:1-5) “1 Oíd palabra de Jehová, hijos de Israel, porque Jehová contiende con los moradores de la tierra; porque no hay verdad, ni misericordia, ni conocimiento de Dios en la tierra.
2 Perjurar, mentir, matar, hurtar y adulterar prevalecen, y homicidio tras homicidio se suceden.
3 Por lo cual se enlutará la tierra, y se extenuará todo morador de ella, con las bestias del campo y las aves del cielo; y aun los peces del mar morirán.
4 Ciertamente hombre no contienda ni reprenda a hombre, porque tu pueblo es como los que resisten al sacerdote.
5 Caerás por tanto en el día, y caerá también contigo el profeta de noche; y a tu madre destruiré.”

(Sabiduría 14:22-31) Deplorables consecuencias de la idolatría
14:22 Pero no les bastó equivocarse en el conocimiento de Dios,
sino que, debatiéndose en la tremenda lucha provocada por la ignorancia,
ellos dan a tantos males el nombre de paz.
14:23 Con sus ritos infanticidas, sus misterios ocultos y sus frenéticas orgías de costumbres extravagantes,
14:24 ya no conservan puros, ni la vida ni el matrimonio;
uno elimina al otro a traición o lo aflige por el adulterio.
14:25 En todas partes reina el caos: sangre y muerte, robo y fraude,
corrupción, deslealtad, agitación, perjurio,
14:26 vejación de los buenos, olvido de los beneficios, contaminación de las almas, perversión sexual, desorden en el matrimonio, adulterio y libertinaje.
14:27 Porque el culto de los ídolos sin nombre es principio, causa y fin de todo mal,
14:28 sea que se diviertan hasta el delirio o pronuncien falsos vaticinios,
sea que vivan en la injusticia o perjuren con toda tranquilidad;
14:29 y como ellos ponen su confianza en ídolos sin vida,
no esperan ningún daño de sus falsos juramentos.
14:30 Pero recibirán su merecido por un doble motivo:
porque, al entregarse a los ídolos, se han hecho una falsa idea de Dios,
y porque han jurado injusta y falsamente, menospreciando la santidad.
14:31 Porque no es el poder de aquellos por quienes se jura, sino el justo castigo reservado a los pecadores, lo que recae siempre sobre la transgresión de los injustos.

(Génesis 6:5-6) "5 Y vio Jehová que la maldad de los hombres era mucha en la tierra, y que todo designio de los pensamientos del corazón de ellos era de continuo solamente el mal.
6 Y se arrepintió Jehová de haber hecho hombre en la tierra, y le dolió en su corazón."

8.
No callaré sobre la impiedad de aquellos que actúan sin religión y no soportaré las injusticias que practican.

(Proverbios 6:16-19) “16 Seis cosas aborrece Jehová,
Y aun siete abomina su alma:
17 Los ojos altivos, la lengua mentirosa,
Las manos derramadoras de sangre inocente,
18 El corazón que maquina pensamientos inicuos,
Los pies presurosos para correr al mal,
19 El testigo falso que habla mentiras,
Y el que siembra discordia entre hermanos.”

(Isaías 59:7) “Sus pies corren al mal, se apresuran para derramar la sangre inocente; sus pensamientos, pensamientos de iniquidad; destrucción y quebrantamiento hay en sus caminos.”

(Isaías 62:1) “Por amor de Sion no callaré, y por amor de Jerusalén no descansaré, hasta que salga como resplandor su justicia, y su salvación se encienda como una antorcha.”

(Isaías 65:5-7) “5 que dicen: Estate en tu lugar, no te acerques a mí, porque soy más santo que tú; éstos son humo en mi furor, fuego que arde todo el día.
6 He aquí que escrito está delante de mí; no callaré, sino que recompensaré, y daré el pago en su seno
7 por vuestras iniquidades, dice Jehová, y por las iniquidades de vuestros padres juntamente, los cuales quemaron incienso sobre los montes, y sobre los collados me afrentaron; por tanto, yo les mediré su obra antigua en su seno.”

(Jeremías 4:18-20) “18 Tu camino y tus obras te hicieron esto; esta es tu maldad, por lo cual amargura penetrará hasta tu corazón.
19 !!Mis entrañas, mis entrañas! Me duelen las fibras de mi corazón; mi corazón se agita dentro de mí; no callaré; porque sonido de trompeta has oído, oh alma mía, pregón de guerra.
20 Quebrantamiento sobre quebrantamiento es anunciado; porque toda la tierra es destruida; de repente son destruidas mis tiendas, en un momento mis cortinas.”

8.
He aquí que la sangre inocente y justa grita hacia mí, que las almas de los justos gritan continuamente.

(Génesis 4:10) “Y él le dijo: ¿Qué has hecho? La voz de la sangre de tu hermano clama a mí desde la tierra.”

(Apocalipsis 6:10) “Y clamaban a gran voz, diciendo: ¿Hasta cuándo, Señor, santo y verdadero, no juzgas y vengas nuestra sangre en los que moran en la tierra?”

9.
(Isaías 1:24) “Por tanto, dice el Señor, Jehová de los ejércitos, el Fuerte de Israel: Ea, tomaré satisfacción de mis enemigos, me vengaré de mis adversarios;”

10. He aquí que mi pueblo se conduce como un rebaño que va a la muerte; ya no sufriré que viva en la tierra de Egipto.
11. Lo retiraré de allí con una mano poderosa y con un brazo alzado,

(Isaías 11:15-16) “15 Y secará Jehová la lengua del mar de Egipto; y levantará su mano con el poder de su espíritu sobre el río, y lo herirá en sus siete brazos, y hará que pasen por él con sandalias.
16 Y habrá camino para el remanente de su pueblo, el que quedó de Asiria, de la manera que lo hubo para Israel el día que subió de la tierra de Egipto.”

(Isaías 19:21-23) “21 Y Jehová será conocido de Egipto, y los de Egipto conocerán a Jehová en aquel día, y harán sacrificio y oblación; y harán votos a Jehová, y los cumplirán.
22 Y herirá Jehová a Egipto; herirá y sanará, y se convertirán a Jehová, y les será clemente y los sanará.
23 En aquel tiempo habrá una calzada de Egipto a Asiria, y asirios entrarán en Egipto, y egipcios en Asiria; y los egipcios servirán con los asirios a Jehová.”

(Isaías 27:12-13) “12 Acontecerá en aquel día, que trillará Jehová desde el río Eufrates hasta el torrente de Egipto, y vosotros, hijos de Israel, seréis reunidos uno a uno.
13 Acontecerá también en aquel día, que se tocará con gran trompeta, y vendrán los que habían sido esparcidos en la tierra de Asiria, y los que habían sido desterrados a Egipto, y adorarán a Jehová en el monte santo, en Jerusalén.”

11 – 12, 14.
…como antaño enviaré plagas sobre Egipto y devastaré su tierra.

(Isaías 10:24-26) “24 Por tanto el Señor, Jehová de los ejércitos, dice así: Pueblo mío, morador de Sion, no temas de Asiria. Con vara te herirá, y contra ti alzará su palo, a la manera de Egipto;
25 mas de aquí a muy poco tiempo se acabará mi furor y mi enojo, para destrucción de ellos.
26 Y levantará Jehová de los ejércitos azote contra él como la matanza de Madián en la peña de Oreb, y alzará su vara sobre el mar como hizo por la vía de Egipto.”

(Isaías 19:3-7) “3 Y el espíritu de Egipto se desvanecerá en medio de él, y destruiré su consejo; y preguntarán a sus imágenes, a sus hechiceros, a sus evocadores y a sus adivinos.
4 Y entregaré a Egipto en manos de señor duro, y rey violento se enseñoreará de ellos, dice el Señor, Jehová de los ejércitos.
5 Y las aguas del mar faltarán, y el río se agotará y secará.
6 Y se alejarán los ríos, se agotarán y secarán las corrientes de los fosos; la caña y el carrizo serán cortados.
7 La pradera de junto al río, de junto a la ribera del río, y toda sementera del río, se secarán, se perderán, y no serán más.”

(Isaías 19:12) “12 ¿Dónde están ahora aquellos tus sabios? Que te digan ahora, o te hagan saber qué es lo que Jehová de los ejércitos ha determinado sobre Egipto.”

(Isaías 19:16-17) “16 En aquel día los egipcios serán como mujeres; porque se asombrarán y temerán en la presencia de la mano alta de Jehová de los ejércitos, que él levantará contra ellos.
17 Y la tierra de Judá será de espanto a Egipto; todo hombre que de ella se acordare temerá por causa del consejo que Jehová de los ejércitos acordó sobre aquél.”

(Isaías 23:4-6) “4 Avergüénzate, Sidón, porque el mar, la fortaleza del mar habló, diciendo: Nunca estuve de parto, ni di a luz, ni crié jóvenes, ni levanté vírgenes.
5 Cuando llegue la noticia a Egipto, tendrán dolor de las nuevas de Tiro.
6 Pasaos a Tarsis; aullad, moradores de la costa.”

(Ezequiel 30:18-19) “18 Y en Tafnes se oscurecerá el día, cuando quebrante yo allí el poder de Egipto, y cesará en ella la soberbia de su poderío; tiniebla la cubrirá, y los moradores de sus aldeas irán en cautiverio.
19 Haré, pues, juicios en Egipto, y sabrán que yo soy Jehová.”

(Zacarías 14:18) “18 Y si la familia de Egipto no subiere y no viniere, sobre ellos no habrá lluvia; vendrá la plaga con que Jehová herirá las naciones que no subieren a celebrar la fiesta de los tabernáculos.”

(Apocalipsis 9:18) “18 Por estas tres plagas fue muerta la tercera parte de los hombres; por el fuego, el humo y el azufre que salían de su boca.”

(Apocalipsis 9:20) “20 Y los otros hombres que no fueron muertos con estas plagas, ni aun así se arrepintieron de las obras de sus manos, ni dejaron de adorar a los demonios, y a las imágenes de oro, de plata, de bronce, de piedra y de madera, las cuales no pueden ver, ni oír, ni andar;”

(Apocalipsis 16:9) “9 Y los hombres se quemaron con el gran calor, y blasfemaron el nombre de Dios, que tiene poder sobre estas plagas, y no se arrepintieron para darle gloria.”

(Apocalipsis 18:4, 8 ) “4 Y oí otra voz del cielo, que decía: Salid de ella, pueblo mío, para que no seáis partícipes de sus pecados, ni recibáis parte de sus plagas;
8 por lo cual en un solo día vendrán sus plagas; muerte, llanto y hambre, y será quemada con fuego; porque poderoso es Dios el Señor, que la juzga.”

(Apocalipsis 21:9) “9 Vino entonces a mí uno de los siete ángeles que tenían las siete copas llenas de las siete plagas postreras, y habló conmigo, diciendo: Ven acá, yo te mostraré la desposada, la esposa del Cordero.”

15.
(Jeremías 24:10) "Y enviaré sobre ellos espada, hambre y pestilencia, hasta que sean exterminados de la tierra que les di a ellos y a sus padres."

(Ezequiel 5:17) "17 Enviaré, pues, sobre vosotros hambre, y bestias feroces que te destruyan;
y pestilencia y sangre pasarán por en medio de ti, y enviaré sobre ti espada. Yo Jehová he hablado."

(Mateo 24:6-8) Señales antes del fin. (Mr. 13.3-23; Lc. 21.7-24)
“6 Y oiréis de guerras y rumores de guerras; mirad que no os turbéis, porque es necesario que todo esto acontezca; pero aún no es el fin. 7 Porque se levantará nación contra nación, y reino contra reino;
y habrá pestes, y hambres, y terremotos en diferentes lugares. 8 Y todo esto será principio de dolores.”

(Marcos 13:7-8) Señales antes del fin
“7 Mas cuando oigáis de guerras y de rumores de guerras, no os turbéis, porque es necesario que suceda así;
pero aún no es el fin. 8 Porque se levantará nación contra nación, y reino contra reino;
y habrá terremotos en muchos lugares, y habrá hambres y alborotos; principios de dolores son estos.”

16.
(Isaías 3:5) "5 Y el pueblo se hará violencia unos a otros, cada cual contra su vecino; el joven se levantará contra el anciano, y el villano contra el noble."

(Isaías 19:1-2) "1 Profecía sobre Egipto. He aquí que Jehová monta sobre una ligera nube, y entrará en Egipto; y los ídolos de Egipto temblarán delante de él, y desfallecerá el corazón de los egipcios dentro de ellos.
2 Levantaré egipcios contra egipcios, y cada uno peleará contra su hermano, cada uno contra su prójimo; ciudad contra ciudad, y reino contra reino."

(Miqueas 7:5-6) "5 No creáis en amigo, ni confiéis en príncipe; de la que duerme a tu lado cuídate, no abras tu boca.
6 Porque el hijo deshonra al padre, la hija se levanta contra la madre, la nuera contra su suegra, y los enemigos del hombre son los de su casa."

(Hageo 2:21-22) “21 Habla a Zorobabel gobernador de Judá, diciendo: Yo haré temblar los cielos y la tierra; 22 y trastornaré el trono de los reinos, y destruiré la fuerza de los reinos de las naciones; trastornaré los carros y los que en ellos suben, y vendrán abajo los caballos y sus jinetes, cada cual por la espada de su hermano.”

(Zacarías 14:12-13) "12 Y esta será la plaga con que herirá Jehová a todos los pueblos que pelearon contra Jerusalén: la carne de ellos se corromperá estando ellos sobre sus pies, y se consumirán en las cuencas sus ojos, y la lengua se les deshará en su boca.
13 Y acontecerá en aquel día que habrá entre ellos gran pánico enviado por Jehová; y trabará cada uno de la mano de su compañero, y levantará su mano contra la mano de su compañero."

(Mateo 10:21, 34-36)
"21 El hermano entregará a la muerte al hermano, y el padre al hijo; y los hijos se levantarán contra los padres, y los harán morir.
34 No penséis que he venido para traer paz a la tierra; no he venido para traer paz, sino espada.
35 Porque he venido para poner en disensión al hombre contra su padre, a la hija contra su madre, y a la nuera contra su suegra;
36 y los enemigos del hombre serán los de su casa."

(Mateo 24:10) “10 Muchos tropezarán entonces, y se entregarán unos a otros, y unos a otros se aborrecerán.”

(Marcos 13:12-13) "12 Y el hermano entregará a la muerte al hermano, y el padre al hijo; y se levantarán los hijos contra los padres, y los matarán.
13 Y seréis aborrecidos de todos por causa de mi nombre; mas el que persevere hasta el fin, éste será salvo."

(Lucas 12:49-53) Jesús, causa de división
"49 Fuego vine a echar en la tierra; ¿y qué quiero, si ya se ha encendido?
50 De un bautismo tengo que ser bautizado; y !!cómo me angustio hasta que se cumpla!
51 ¿Pensáis que he venido para dar paz en la tierra? Os digo: No, sino disensión.
52 Porque de aquí en adelante, cinco en una familia estarán divididos, tres contra dos, y dos contra tres.
53 Estará dividido el padre contra el hijo, y el hijo contra el padre; la madre contra la hija, y la hija contra la madre; la suegra contra su nuera, y la nuera contra su suegra."

(Lucas 21:16-17) "16 Mas seréis entregados aun por vuestros padres, y hermanos, y parientes, y amigos; y matarán a algunos de vosotros; 17 y seréis aborrecidos de todos por causa de mi nombre."

19.
(Job 24:5) “He aquí, como asnos monteses en el desierto, Salen a su obra madrugando para robar; El desierto es mantenimiento de sus hijos.”

(Proverbios 24:2) “Porque su corazón piensa en robar, E iniquidad hablan sus labios.”

(Proverbios 28:3) “El hombre pobre y robador de los pobres Es como lluvia torrencial que deja sin pan.”

(Isaías 33:1) “!!Ay de ti, que saqueas, y nunca fuiste saqueado; que haces deslealtad, bien que nadie contra ti la hizo! Cuando acabes de saquear, serás tú saqueado; y cuando acabes de hacer deslealtad, se hará contra ti.”

(Job 27:8) “Porque ¿cuál es la esperanza del impío, por mucho que hubiere robado, Cuando Dios le quitare la vida?”

21.
Lo que hasta el día de hoy han hecho a mis elegidos, eso les haré y les devolveré.
(Lamentaciones 4:13) “Es por causa de los pecados de sus profetas, y las maldades de sus sacerdotes, Quienes derramaron en medio de ella la sangre de los justos.”

(Mateo 23:35) “para que venga sobre vosotros toda la sangre justa que se ha derramado sobre la tierra, desde la sangre de Abel el justo hasta la sangre de Zacarías hijo de Berequías, a quien matasteis entre el templo y el altar.”

(Mateo 23:34) [ Lamento de Jesús sobre Jerusalén ] [ (Lc. 13.34-35) ]
“34 Por tanto, he aquí yo os envío profetas y sabios y escribas; y de ellos, a unos mataréis y crucificaréis, y a otros azotaréis en vuestras sinagogas, y perseguiréis de ciudad en ciudad;”

(Lucas 11:47-52) Jesús acusa a fariseos y a intérpretes de la ley.
“47 !!Ay de vosotros, que edificáis los sepulcros de los profetas a quienes mataron vuestros padres!
48 De modo que sois testigos y consentidores de los hechos de vuestros padres; porque a la verdad ellos los mataron, y vosotros edificáis sus sepulcros.
49 Por eso la sabiduría de Dios también dijo: Les enviaré profetas y apóstoles; y de ellos, a unos matarán y a otros perseguirán,
50 para que se demande de esta generación la sangre de todos los profetas que se ha derramado desde la fundación del mundo,
51 desde la sangre de Abel hasta la sangre de Zacarías, que murió entre el altar y el templo; sí, os digo que será demandada de esta generación.
52 !!Ay de vosotros, intérpretes de la ley! porque habéis quitado la llave de la ciencia; vosotros mismos no entrasteis, y a los que entraban se lo impedisteis.”

(Nehemías 9:26, 29-30) “26 Pero te provocaron a ira, y se rebelaron contra ti, y echaron tu ley tras sus espaldas,
y mataron a tus profetas que protestaban contra ellos para convertirlos a ti, e hicieron grandes abominaciones.
29 Les amonestaste a que se volviesen a tu ley; mas ellos se llenaron de soberbia, y no oyeron tus mandamientos, sino que pecaron contra tus juicios, los cuales si el hombre hiciere, en ellos vivirá; se rebelaron, endurecieron su cerviz, y no escucharon.
30 Les soportaste por muchos años, y les testificaste con tu Espíritu por medio de tus profetas, pero no escucharon;”

(Apocalipsis 16:5-6) “5 Y oí al ángel de las aguas, que decía: Justo eres tú, oh Señor, el que eres y que eras, el Santo, porque has juzgado estas cosas.
6 Por cuanto derramaron la sangre de los santos y de los profetas, también tú les has dado a beber sangre; pues lo merecen.”

(Apocalipsis 17:4-6) “4 Y la mujer estaba vestida de púrpura y escarlata, y adornada de oro, de piedras preciosas y de perlas, y tenía en la mano un cáliz de oro lleno de abominaciones y de la inmundicia de su fornicación;
5 y en su frente un nombre escrito, un misterio: BABILONIA LA GRANDE, LA MADRE DE LAS RAMERAS Y DE LAS ABOMINACIONES DE LA TIERRA.
6 Vi a la mujer ebria de la sangre de los santos, y de la sangre de los mártires de Jesús; y cuando la vi, quedé asombrado con gran asombro.”

(Salmos 137:8) “8 Hija de Babilonia la desolada,
Bienaventurado el que te diere el pago De lo que tú nos hiciste.”

(Jeremías 50:29) “29 Haced juntar contra Babilonia flecheros, a todos los que entesan arco; acampad contra ella alrededor; no escape de ella ninguno; pagadle según su obra; conforme a todo lo que ella hizo, haced con ella;
porque contra Jehová se ensoberbeció, contra el Santo de Israel.”

(Apocalipsis 18:6-8, 23-24) La caída de Babilonia
“6 Dadle a ella como ella os ha dado, y pagadle doble según sus obras; en el cáliz en que ella preparó bebida, preparadle a ella el doble.
7 Cuanto ella se ha glorificado y ha vivido en deleites, tanto dadle de tormento y llanto; porque dice en su corazón: Yo estoy sentada como reina, y no soy viuda, y no veré llanto;
8 por lo cual en un solo día vendrán sus plagas; muerte, llanto y hambre, y será quemada con fuego; porque poderoso es Dios el Señor, que la juzga.
23 Luz de lámpara no alumbrará más en ti, ni voz de esposo y de esposa se oirá más en ti; porque tus mercaderes eran los grandes de la tierra; pues por tus hechicerías fueron engañadas todas las naciones.
24 Y en ella se halló la sangre de los profetas y de los santos, y de todos los que han sido muertos en la tierra.”

(Lucas 21:12-15) “12 Pero antes de todas estas cosas os echarán mano, y os perseguirán, y os entregarán a las sinagogas y a las cárceles, y seréis llevados ante reyes y ante gobernadores por causa de mi nombre.
13 Y esto os será ocasión para dar testimonio.
14 Proponed en vuestros corazones no pensar antes cómo habéis de responder en vuestra defensa;
15 porque yo os daré palabra y sabiduría, la cual no podrán resistir ni contradecir todos los que se opongan.”

(Lucas 21:16-19) “16 Mas seréis entregados aun por vuestros padres, y hermanos, y parientes, y amigos;
y matarán a algunos de vosotros;
17 y seréis aborrecidos de todos por causa de mi nombre.
18 Pero ni un cabello de vuestra cabeza perecerá.
19 Con vuestra paciencia ganaréis vuestras almas.”

(Mateo 10:22) “22 Y seréis aborrecidos de todos por causa de mi nombre; mas el que persevere hasta el fin, éste será salvo.”

(Mateo 24:9) “9 Entonces os entregarán a tribulación, y os matarán, y seréis aborrecidos de todas las gentes por causa de mi nombre.”

(Marcos 13:9) “9 Pero mirad por vosotros mismos; porque os entregarán a los concilios, y en las sinagogas os azotarán; y delante de gobernadores y de reyes os llevarán por causa de mí, para testimonio a ellos.”

22, 25.
(Job 27:18-22) “18 Edificó su casa como la polilla, Y como enramada que hizo el guarda.
19 Rico se acuesta, pero por última vez; Abrirá sus ojos, y nada tendrá.
20 Se apoderarán de él terrores como aguas; Torbellino lo arrebatará de noche.
21 Le eleva el solano, y se va; Y tempestad lo arrebatará de su lugar.
22 Dios, pues, descargará sobre él, y no perdonará; Hará él por huir de su mano.”

(Jeremías 5:7) “¿Cómo te he de perdonar por esto? Sus hijos me dejaron, y juraron por lo que no es Dios.
Los sacié, y adulteraron, y en casa de rameras se juntaron en compañías.”

(Jeremías 13:13-14) “13 Entonces les dirás: Así ha dicho Jehová: He aquí que yo lleno de embriaguez a todos los moradores de esta tierra, y a los reyes de la estirpe de David que se sientan sobre su trono, a los sacerdotes y profetas, y a todos los moradores de Jerusalén; 14 y los quebrantaré el uno contra el otro, los padres con los hijos igualmente, dice Jehová; no perdonaré, ni tendré piedad ni misericordia, para no destruirlos.”

(Ezequiel 5:11) “Por tanto, vivo yo, dice Jehová el Señor, ciertamente por haber profanado mi santuario con todas tus abominaciones, te quebrantaré yo también; mi ojo no perdonará, ni tampoco tendré yo misericordia.”

(Ezequiel 7:3-9) “3 Ahora será el fin sobre ti, y enviaré sobre ti mi furor, y te juzgaré según tus caminos; y pondré sobre ti todas tus abominaciones.
4 Y mi ojo no te perdonará, ni tendré misericordia; antes pondré sobre ti tus caminos, y en medio de ti estarán tus abominaciones; y sabréis que yo soy Jehová.
5 Así ha dicho Jehová el Señor: Un mal, he aquí que viene un mal.
6 Viene el fin, el fin viene; se ha despertado contra ti; he aquí que viene.
7 La mañana viene para ti, oh morador de la tierra; el tiempo viene, cercano está el día;
día de tumulto, y no de alegría, sobre los montes.
8 Ahora pronto derramaré mi ira sobre ti, y cumpliré en ti mi furor, y te juzgaré según tus caminos; y pondré sobre ti tus abominaciones.
9 Y mi ojo no perdonará, ni tendré misericordia; según tus caminos pondré sobre ti, y en medio de ti estarán tus abominaciones; y sabréis que yo Jehová soy el que castiga.”

(Ezequiel 8:17-18) “17 Y me dijo: ¿No has visto, hijo de hombre? ¿Es cosa liviana para la casa de Judá hacer las abominaciones que hacen aquí? Después que han llenado de maldad la tierra, se volvieron a mí para irritarme; he aquí que aplican el ramo a sus narices.
18 Pues también yo procederé con furor; no perdonará mi ojo, ni tendré misericordia; y gritarán a mis oídos con gran voz, y no los oiré.”

(Ezequiel 9:9-10) “9 Y me dijo: La maldad de la casa de Israel y de Judá es grande sobremanera, pues la tierra está llena de sangre, y la ciudad está llena de perversidad; porque han dicho: Ha abandonado Jehová la tierra, y Jehová no ve. 10 Así, pues, haré yo;
mi ojo no perdonará, ni tendré misericordia; haré recaer el camino de ellos sobre sus propias cabezas.”

23.
(Isaías 5:24) “Por tanto, como la lengua del fuego consume el rastrojo, y la llama devora la paja, así será su raíz como podredumbre, y su flor se desvanecerá como polvo; porque desecharon la ley de Jehová de los ejércitos, y abominaron la palabra del Santo de Israel.”

(Mateo 3:12; Lucas 3:17) “12 Su aventador está en su mano, y limpiará su era; y recogerá su trigo en el granero, y quemará la paja en fuego que nunca se apagará.”

24.
(Isaías 5:8-12, 18-23) Ayes sobre los malvados
“8 !!Ay de los que juntan casa a casa, y añaden heredad a heredad hasta ocuparlo todo! ¿Habitaréis vosotros solos en medio de la tierra? 9 Ha llegado a mis oídos de parte de Jehová de los ejércitos, que las muchas casas han de quedar asoladas, sin morador las grandes y hermosas.
10 Y diez yugadas de viña producirán un bato, y un homer de semilla producirá un efa.
11 !!Ay de los que se levantan de mañana para seguir la embriaguez; que se están hasta la noche, hasta que el vino los enciende! 12 Y en sus banquetes hay arpas, vihuelas, tamboriles, flautas y vino, y no miran la obra de Jehová, ni consideran la obra de sus manos.
18 !!Ay de los que traen la iniquidad con cuerdas de vanidad, y el pecado como con coyundas de carreta,
19 los cuales dicen: Venga ya, apresúrese su obra, y veamos; acérquese, y venga el consejo del Santo de Israel, para que lo sepamos!
20 !!Ay de los que a lo malo dicen bueno, y a lo bueno malo; que hacen de la luz tinieblas, y de las tinieblas luz; que ponen lo amargo por dulce, y lo dulce por amargo!
21 !!Ay de los sabios en sus propios ojos, y de los que son prudentes delante de sí mismos!
22 !!Ay de los que son valientes para beber vino, y hombres fuertes para mezclar bebida;
23 los que justifican al impío mediante cohecho, y al justo quitan su derecho!”

(Miqueas 2:1-3) [ !!Ay de los que oprimen a los pobres! ]
“1 !!Ay de los que en sus camas piensan iniquidad y maquinan el mal, y cuando llega la mañana lo ejecutan, porque tienen en su mano el poder!
2 Codician las heredades, y las roban; y casas, y las toman; oprimen al hombre y a su casa, al hombre y a su heredad.
3 Por tanto, así ha dicho Jehová: He aquí, yo pienso contra esta familia un mal del cual no sacaréis vuestros cuellos, ni andaréis erguidos; porque el tiempo será malo.”

(Jeremías 22:13) “13 !!Ay del que edifica su casa sin justicia, y sus salas sin equidad, sirviéndose de su prójimo de balde, y no dándole el salario de su trabajo!

24.
(Éxodo 16:28) “Y Jehová dijo a Moisés: ¿Hasta cuándo no querréis guardar mis mandamientos y mis leyes?”

(Salmos 119:136) “Ríos de agua descendieron de mis ojos, Porque no guardaban tu ley.”

(Jeremías 16:11) “Entonces les dirás: Porque vuestros padres me dejaron, dice Jehová, y anduvieron en pos de dioses ajenos, y los sirvieron, y ante ellos se postraron, y me dejaron a mí y no guardaron mi ley;”

(Ezequiel 5:7) “Por tanto, así ha dicho Jehová: ¿Por haberos multiplicado más que las naciones que están alrededor de vosotros, no habéis andado en mis mandamientos, ni habéis guardado mis leyes?
Ni aun según las leyes de las naciones que están alrededor de vosotros habéis andado.”

(Ezequiel 20:8) “Mas ellos se rebelaron contra mí, y no quisieron obedecerme; no echó de sí cada uno las abominaciones de delante de sus ojos, ni dejaron los ídolos de Egipto; y dije que derramaría mi ira sobre ellos, para cumplir mi enojo en ellos en medio de la tierra de Egipto.”

(Ezequiel 20:13) “Mas se rebeló contra mí la casa de Israel en el desierto; no anduvieron en mis estatutos, y desecharon mis decretos, por los cuales el hombre que los cumpliere, vivirá; y mis días de reposo profanaron en gran manera; dije, por tanto, que derramaría sobre ellos mi ira en el desierto para exterminarlos.”

(Ezequiel 20:21) “Mas los hijos se rebelaron contra mí; no anduvieron en mis estatutos, ni guardaron mis decretos para ponerlos por obra, por los cuales el hombre que los cumpliere vivirá; profanaron mis días de reposo. Dije entonces que derramaría mi ira sobre ellos, para cumplir mi enojo en ellos en el desierto.”

(Ezequiel 44:8) “Pues no habéis guardado lo establecido acerca de mis cosas santas, sino que habéis puesto extranjeros como guardas de las ordenanzas en mi santuario.”

(Malaquías 2:9) “Por tanto, yo también os he hecho viles y bajos ante todo el pueblo,
así como vosotros no habéis guardado mis caminos, y en la ley hacéis acepción de personas.”

(Malaquías 3:7) “Desde los días de vuestros padres os habéis apartado de mis leyes, y no las guardasteis.
Volveos a mí, y yo me volveré a vosotros, ha dicho Jehová de los ejércitos. Mas dijisteis: ¿En qué hemos de volvernos?”

(Juan 14:24) “El que no me ama, no guarda mis palabras; y la palabra que habéis oído no es mía, sino del Padre que me envió.”

(Juan 7:19) “¿No os dio Moisés la ley, y ninguno de vosotros cumple la ley? ¿Por qué procuráis matarme?”

26.
(Esdras 8:22) “Porque tuve vergüenza de pedir al rey tropa y gente de a caballo que nos defendiesen del enemigo en el camino; porque habíamos hablado al rey, diciendo:
La mano de nuestro Dios es para bien sobre todos los que le buscan;
mas su poder y su furor contra todos los que le abandonan.”

(Jonás 2:8) “Los que siguen vanidades ilusorias, Su misericordia abandonan.”

(2 Crónicas 24:20) “Entonces el Espíritu de Dios vino sobre Zacarías hijo del sacerdote Joiada; y puesto en pie, donde estaba más alto que el pueblo, les dijo: Así ha dicho Dios: ¿Por qué quebrantáis los mandamientos de Jehová?
No os vendrá bien por ello; porque por haber dejado a Jehová, él también os abandonará.”

(Salmos 73:27) “Porque he aquí, los que se alejan de ti perecerán; Tú destruirás a todo aquel que de ti se aparta.”

(Jeremías 17:13) “!!Oh Jehová, esperanza de Israel! todos los que te dejan serán avergonzados; y los que se apartan de mí serán escritos en el polvo, porque dejaron a Jehová, manantial de aguas vivas.”

(1 Crónicas 28:9) “Y tú, (…) , y sírvele con corazón perfecto y con ánimo voluntario; porque Jehová escudriña los corazones de todos, y entiende todo intento de los pensamientos. Si tú le buscares, lo hallarás;
mas si lo dejares, él te desechará para siempre”.

27.
(Ezequiel 7:3-9) “3 Ahora será el fin sobre ti, y enviaré sobre ti mi furor, y te juzgaré según tus caminos; y pondré sobre ti todas tus abominaciones.
4 Y mi ojo no te perdonará, ni tendré misericordia; antes pondré sobre ti tus caminos, y en medio de ti estarán tus abominaciones; y sabréis que yo soy Jehová.
5 Así ha dicho Jehová el Señor: Un mal, he aquí que viene un mal.
6 Viene el fin, el fin viene; se ha despertado contra ti; he aquí que viene.
7 La mañana viene para ti, oh morador de la tierra; el tiempo viene, cercano está el día;
día de tumulto, y no de alegría, sobre los montes.
8 Ahora pronto derramaré mi ira sobre ti, y cumpliré en ti mi furor, y te juzgaré según tus caminos; y pondré sobre ti tus abominaciones.
9 Y mi ojo no perdonará, ni tendré misericordia; según tus caminos pondré sobre ti, y en medio de ti estarán tus abominaciones; y sabréis que yo Jehová soy el que castiga.”

(Eclesiástico 35:19-22) El castigo de las naciones
“19 El Señor no tardará y no tendrá paciencia con los impíos,
20 hasta quebrar el poderío de los despiadados y dar su merecido a las naciones;
21 hasta extirpar la multitud de los prepotentes y quebrar el cetro de los injustos;
22 hasta retribuir a cada hombre según sus acciones, remunerando las obras de los hombres según sus intenciones;”

(Isaías 24:1-5) El juicio de Jehová sobre la tierra
“1 He aquí que Jehová vacía la tierra y la desnuda, y trastorna su faz, y hace esparcir a sus moradores.
2 Y sucederá así como al pueblo, también al sacerdote; como al siervo, así a su amo; como a la criada, a su ama; como al que compra, al que vende; como al que presta, al que toma prestado; como al que da a logro, así al que lo recibe.
3 La tierra será enteramente vaciada, y completamente saqueada; porque Jehová ha pronunciado esta palabra.
4 Se destruyó, cayó la tierra; enfermó, cayó el mundo; enfermaron los altos pueblos de la tierra.
5 Y la tierra se contaminó bajo sus moradores;
porque traspasaron las leyes, falsearon el derecho, quebrantaron el pacto sempiterno.”

(Salmos 89:32) “Entonces castigaré con vara su rebelión, Y con azotes sus iniquidades.”

(Jeremías 28:8) “Los profetas que fueron antes de mí y antes de ti en tiempos pasados, profetizaron guerra, aflicción y pestilencia contra muchas tierras y contra grandes reinos.”

(Sofonías 1:7,12) “Calla en la presencia de Jehová el Señor, porque el día de Jehová está cercano; porque Jehová ha preparado sacrificio, y ha dispuesto a sus convidados.
12(…), y castigaré a los hombres que reposan tranquilos como el vino asentado, los cuales dicen en su corazón: Jehová ni hará bien ni hará mal.”

35-36
(El Libro de Enoc. Capitulo 100:3)
"3. El caballo avanzará hasta que su pecho se bañe en sangre y el carro hasta que su parte superior sea sumergida."

(Isaías 63:1-3) El día de la venganza de Jehová
"1 ¿Quién es éste que viene de Edom, de Bosra, con vestidos rojos? ¿éste hermoso en su vestido, que marcha en la grandeza de su poder? Yo, el que hablo en justicia, grande para salvar.
2 ¿Por qué es rojo tu vestido, y tus ropas como del que ha pisado en lagar?
3 He pisado yo solo el lagar, y de los pueblos nadie había conmigo; los pisé con mi ira, y los hollé con mi furor; y su sangre salpicó mis vestidos, y manché todas mis ropas."

(Apocalipsis 14:19-20) "19 Y el ángel arrojó su hoz en la tierra, y vendimió la viña de la tierra, y echó las uvas en el gran lagar de la ira de Dios.
20 Y fue pisado el lagar fuera de la ciudad, y del lagar salió sangre hasta los frenos de los caballos, por mil seiscientos estadios."

(Apocalipsis 19:11-15) El jinete del caballo blanco
"11 Entonces vi el cielo abierto; y he aquí un caballo blanco, y el que lo montaba se llamaba Fiel y Verdadero, y con justicia juzga y pelea.
12 Sus ojos eran como llama de fuego, y había en su cabeza muchas diademas; y tenía un nombre escrito que ninguno conocía sino él mismo.
13 Estaba vestido de una ropa teñida en sangre; y su nombre es: EL VERBO DE DIOS.
14 Y los ejércitos celestiales, vestidos de lino finísimo, blanco y limpio, le seguían en caballos blancos.
15 De su boca sale una espada aguda, para herir con ella a las naciones, y él las regirá con vara de hierro; y él pisa el lagar del vino del furor y de la ira del Dios Todopoderoso."

41.
(Salmos 18:13) “Tronó en los cielos Jehová, Y el Altísimo dio su voz; Granizo y carbones de fuego.”

(Salmos 105:32) “Les dio granizo por lluvia, Y llamas de fuego en su tierra.”

(Isaías 30:30) “Y Jehová hará oír su potente voz, y hará ver el descenso de su brazo, con furor de rostro y llama de fuego consumidor, con torbellino, tempestad y piedra de granizo.”

(Ezequiel 38:22) “Y yo litigaré contra él con pestilencia y con sangre; y haré llover sobre él, sobre sus tropas y sobre los muchos pueblos que están con él, impetuosa lluvia, y piedras de granizo, fuego y azufre.”

(Apocalipsis 8:7) “El primer ángel tocó la trompeta, y hubo granizo y fuego mezclados con sangre, que fueron lanzados sobre la tierra; y la tercera parte de los árboles se quemó, y se quemó toda la hierba verde.”

(Jeremías 9:15) “Por tanto, así ha dicho Jehová de los ejércitos, Dios de Israel: He aquí que a este pueblo yo les daré a comer ajenjo, y les daré a beber aguas de hiel.”

(Jeremías 23:15) “Por tanto, así ha dicho Jehová de los ejércitos contra aquellos profetas: He aquí que yo les hago comer ajenjos, y les haré beber agua de hiel; porque de los profetas de Jerusalén salió la hipocresía sobre toda la tierra.”

(Apocalipsis 8:11) “Y el nombre de la estrella es Ajenjo. Y la tercera parte de las aguas se convirtió en ajenjo; y muchos hombres murieron a causa de esas aguas, porque se hicieron amargas.”

53.
(2 Corintios 1:8) “Porque hermanos, no queremos que ignoréis acerca de nuestra tribulación que nos sobrevino en Asia; pues fuimos abrumados sobremanera más allá de nuestras fuerzas, de tal modo que aun perdimos la esperanza de conservar la vida.”

(2 Timoteo 1:15) “Ya sabes esto, que me abandonaron todos los que están en Asia, de los cuales son Figelo y Hermógenes.”

55.
(Deuteronomio 28:15-42) Consecuencias de la desobediencia (Lv. 26.14-46)
“15 Pero acontecerá, si no oyeres la voz de Jehová tu Dios, para procurar cumplir todos sus mandamientos y sus estatutos que yo te intimo hoy, que vendrán sobre ti todas estas maldiciones, y te alcanzarán.
16 Maldito serás tú en la ciudad, y maldito en el campo.
17 Maldita tu canasta, y tu artesa de amasar.
18 Maldito el fruto de tu vientre, el fruto de tu tierra, la cría de tus vacas, y los rebaños de tus ovejas.
19 Maldito serás en tu entrar, y maldito en tu salir.
20 Y Jehová enviará contra ti la maldición, quebranto y asombro en todo cuanto pusieres mano e hicieres, hasta que seas destruido, y perezcas pronto a causa de la maldad de tus obras por las cuales me habrás dejado.
21 Jehová traerá sobre ti mortandad, hasta que te consuma de la tierra a la cual entras para tomar posesión de ella.
22 Jehová te herirá de tisis, de fiebre, de inflamación y de ardor, con sequía, con calamidad repentina y con añublo; y te perseguirán hasta que perezcas.
23 Y los cielos que están sobre tu cabeza serán de bronce, y la tierra que está debajo de ti, de hierro.
24 Dará Jehová por lluvia a tu tierra polvo y ceniza; de los cielos descenderán sobre ti hasta que perezcas.
25 Jehová te entregará derrotado delante de tus enemigos; por un camino saldrás contra ellos, y por siete caminos huirás delante de ellos; y serás vejado por todos los reinos de la tierra.
26 Y tus cadáveres servirán de comida a toda ave del cielo y fiera de la tierra, y no habrá quien las espante.
27 Jehová te herirá con la úlcera de Egipto, con tumores, con sarna, y con comezón de que no puedas ser curado.
28 Jehová te herirá con locura, ceguera y turbación de espíritu;
29 y palparás a mediodía como palpa el ciego en la oscuridad, y no serás prosperado en tus caminos; y no serás sino oprimido y robado todos los días, y no habrá quien te salve.
30 Te desposarás con mujer, y otro varón dormirá con ella; edificarás casa, y no habitarás en ella; plantarás viña, y no la disfrutarás.
31 Tu buey será matado delante de tus ojos, y tú no comerás de él; tu asno será arrebatado de delante de ti, y no te será devuelto; tus ovejas serán dadas a tus enemigos, y no tendrás quien te las rescate.
32 Tus hijos y tus hijas serán entregados a otro pueblo, y tus ojos lo verán, y desfallecerán por ellos todo el día; y no habrá fuerza en tu mano.
33 El fruto de tu tierra y de todo tu trabajo comerá pueblo que no conociste; y no serás sino oprimido y quebrantado todos los días.
34 Y enloquecerás a causa de lo que verás con tus ojos.
35 Te herirá Jehová con maligna pústula en las rodillas y en las piernas, desde la planta de tu pie hasta tu coronilla, sin que puedas ser curado.
36 Jehová te llevará a ti, y al rey que hubieres puesto sobre ti, a nación que no conociste ni tú ni tus padres; y allá servirás a dioses ajenos, al palo y a la piedra.
37 Y serás motivo de horror, y servirás de refrán y de burla a todos los pueblos a los cuales te llevará Jehová.
38 Sacarás mucha semilla al campo, y recogerás poco, porque la langosta lo consumirá.
39 Plantarás viñas y labrarás, pero no beberás vino, ni recogerás uvas, porque el gusano se las comerá.
40 Tendrás olivos en todo tu territorio, mas no te ungirás con el aceite, porque tu aceituna se caerá.
41 Hijos e hijas engendrarás, y no serán para ti, porque irán en cautiverio.
42 Toda tu arboleda y el fruto de tu tierra serán consumidos por la langosta.”

56.
(Isaías 1:24) “Por tanto, dice el Señor, Jehová de los ejércitos, el Fuerte de Israel:
Ea, tomaré satisfacción de mis enemigos, me vengaré de mis adversarios;”

APOCALIPSIS DE ESDRAS. CAPITULO XIV

APOCALIPSIS DE ESDRAS CON REFERENCIAS BIBLICAS.

CAPITULO XIV

1. Al tercer día, mientras estaba bajo un árbol,

2. Una voz que venía del lado de este árbol, llegó a mí, diciéndome: ¡Esdras, Esdras!
Le respondí: ¡Heme aquí! Me levanté y me enderecé,

3. La voz prosiguió: Me aparecí a Moisés y le hablé desde el espino, cuando mi pueblo era esclavo en Egipto.
(Éxodo 3:1-7), (Hechos 7:30-34)

4. Lo envié como mensajero; hice que mi pueblo saliera de Egipto, lo conduje al monte Sinaí y lo establecí cerca de mí durante mucho tiempo,
(Éxodo 3:10-12), (Hechos 7:35)

5. Le conté muchas maravillas, le expliqué el misterio de los días, le hice conocer los últimos tiempos,
(Salmos 72:18), (Salmos 86:10), (Salmos 75:1), (Salmos 77:11), (Salmos 77:14), (Salmos 78:4)

6. Le di esta orden: Explica esto, esconde esto otro.

7. Y ahora te digo:

8. Los signos que te he indicado, el sueño que has visto, la explicación que has oído, guárdalos en tu corazón,

9. Pues se te raptará de en medio de los hombres y permanecerás junto a mi Hijo.

10. Pues la juventud de este mundo ha pasado y sus fases han envejecido.

11. En efecto, el mundo está dividido en diez partes y ha llegado a la décima.

12. Se ha quedado a la mitad.

13. Por eso, dispón tu casa, alegra a sus afligidos, instruye a sus sabios, y despójate de esta vida perecedera;
(Hebreos 10:34), (Hebreos 12:1)

14. Abandona los pensamientos mortales:
expulsa fuera de ti el fardo humano, reviste la inmortalidad, abandona las ideas de tristeza
y apresúrate para partir de este mundo.
(Efesios 2:3), (1 Juan 2:15-16), (Romanos 8:1, 4-8), (Romanos 8:13), (Romanos 6:12), (Tito 3:3), (Eclesiástico 7:16-17), (Apocalipsis 3:18), (Efesios 4:22-24), (Colosenses 3:8-10), (Romanos 6:6), (Gálatas 3:27)
(2 Corintios 7:10)
(Filipenses 1:21)

15. Pues el mal que has visto empeorará aún.

16. En efecto, a medida que envejezca el mundo y se debilite, los males de sus habitantes se multiplicarán.

17. La justicia desaparecerá, la mentira se alzará; el águila que has visto se apresura en llegar.

18. Le respondí: Hablaré ante ti.

19. Señor, iré, como me has recomendado, a enseñar al pueblo lo que ocurre ahora, pero, ¿quién instruirá a los que renacerán luego:

20. Pues el mundo está en tinieblas, y no hay luz para aquellos que lo habitan

21. Pues tu ley ha sido quemada; no hay nadie que sepa lo que has hecho, y lo que has de hacer,

22. Si he hallado gracia ante ti, envía sobre mí al Espíritu Santo y escribiré todo lo que ha ocurrido en el mundo desde el comienzo y todo lo que estaba escrito en la ley, a Fin de que todos los que quieran vivir puedan encontrar el camino de la vida.

23. La voz me respondió: Ve, reúne a tu pueblo y dile que no te busque antes de cuarenta días.

24. Prepárate muchas tablas; toma contigo a Sorya, Dabrya, Salama, Eqanan, Asalh’e, estos cinco hombres hábiles en la escritura.

25. Vendrás aquí y encenderé en tu corazón la lámpara de la sabiduría y no se apagará hasta que hayas acabado todo lo que tienes que escribir.

26. Cuando hayas acabado, hay cosas que revelarás y otras que esconderás y darás a los sabios; mañana por la mañana, empezarás a escribir.

27. Como había recibido la orden de irme, me fui, reuní a todo el pueblo.

28. Y le dije: Israelitas, escuchad estas palabras.

29. Vuestros padres permanecieron antaño en la tierra de Egipto y él (Dios) los liberó.

30. Recibieron la ley de vida y no la guardaron, y vosotros, sus sucesores, les habéis desobedecido.
(Éxodo 16:28), (Nehemías 9:38), (Salmos 78:10), (Jeremías 16:11), (Amós 2:4), (Juan 7:19)

31. Nos ha dado la tierra, nos ha hecho heredar el país de Sión;
vosotros y vuestros padres, habéis hecho el mal y no habéis seguido las vías que el Altísimo os había prescrito.

32. Como es un juez equitativo, os ha quitado lo que en su tiempo os dio.
(Mateo 21:43)

33. Ahora estáis aquí, y vuestros hermanos están entre vosotros.

34. Sí os sometéis en vuestros corazones, si corregís vuestros espíritus, si guardáis vuestras vidas, no moriréis.
(Jeremías 29:11-12), (Joel 2:12-13), (2 Crónicas 30:9), (Jeremías 13:16), (Sofonías 2:2-3), (Eclesiástico 5:7), (Isaías 55:3), (Isaías 55:6), (Isaías 55:7), (Oseas 12:6), (Amós 5:4,6-9,14-15), (Santiago 4:7-10)

35. Pues el juicio vendrá después de la muerte y no os haré vivir.
Entonces aparecerán los nombres de los justos;
las acciones de los pecadores se descubrirán.
(Hebreos 9:27), (2 Corintios 5:10), (Romanos 14:10-12)
(Judas 1:14-15)

36. Que ninguno de vosotros venga hacia mí; no me busquéis antes de cuarenta días.

37. Tomé a los cinco hombres que se me había ordenado; fuimos al desierto y permanecimos allí.

38. AI día siguiente, la voz llegó y me llamó: Esdras, abre tu boca y bebe lo que te haré beber.

39. Abrí la boca: Me tendió una copa llena de agua cuyo color parecía de fuego.

40. La tomé y la bebí: mí corazón se llenó de sabiduría; la inteligencia pesó en mi pecho; mi espíritu conservó el recuerdo y se acordó.

41. Mí boca se abrió y ya no se cerró.

42. EI Altísimo dio la ciencia a estos cinco hombres y escribieron todos estos signos que no conocían, cada uno en orden. Permanecieron aquí 40 días, escribiendo durante el día.

43. Por la noche, tomaban alimentos. Durante el día, yo hablaba, pero durante la noche no me callaba.

44. Durante estos cuarenta días, 94 libros fueron escritos.

45. Cuando transcurrieron estos cuarenta días, el Altísimo me habló de este modo: Lo que habéis escrito, dadlo a conocer primero a aquel que es digno de ello y también a aquel que no lo es.

46. Esto, guárdalo para darlo a los sabios del pueblo.

47. En ello se encuentra la Iámpara de la luz, la fuente de la sabiduría y una ciencia como un río.

48. Obra así durante el cuarto año de las semanas de años, 4000 años después del juicio, el 10ª día de las tinieblas, el tercer mes en 92 días.
Entonces Esdras fue arrebatado y colocado en el país de aquellos que se parecen a él, cuando hubo escrito todo esto.
Fue llamado el escribiente de la sabiduría del Altísimo por los siglos de los siglos. Amén.

<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<
<<<<<<<<<<<<<<

3.
(Éxodo 3:1-7) Llamamiento de Moisés
“1 Apacentando Moisés las ovejas de Jetro su suegro, sacerdote de Madián, llevó las ovejas a través del desierto, y llegó hasta Horeb, monte de Dios.
2 Y se le apareció el Angel de Jehová en una llama de fuego en medio de una zarza;
y él miró, y vio que la zarza ardía en fuego, y la zarza no se consumía.
3 Entonces Moisés dijo: Iré yo ahora y veré esta grande visión, por qué causa la zarza no se quema.
4 Viendo Jehová que él iba a ver, lo llamó Dios de en medio de la zarza, y dijo: !!Moisés, Moisés! Y él respondió: Heme aquí.
5 Y dijo: No te acerques; quita tu calzado de tus pies, porque el lugar en que tú estás, tierra santa es.
6 Y dijo: Yo soy el Dios de tu padre, Dios de Abraham, Dios de Isaac, y Dios de Jacob. Entonces Moisés cubrió su rostro, porque tuvo miedo de mirar a Dios.
7 Dijo luego Jehová: Bien he visto la aflicción de mi pueblo que está en Egipto, y he oído su clamor a causa de sus exactores; pues he conocido sus angustias,”

(Hechos 7:30-34)
“30 Pasados cuarenta años, un ángel se le apareció en el desierto del monte Sinaí, en la llama de fuego de una zarza.
31 Entonces Moisés, mirando, se maravilló de la visión; y acercándose para observar,
vino a él la voz del Señor:
32 Yo soy el Dios de tus padres, el Dios de Abraham, el Dios de Isaac, y el Dios de Jacob. Y Moisés, temblando, no se atrevía a mirar.
33 Y le dijo el Señor: Quita el calzado de tus pies, porque el lugar en que estás es tierra santa.
34 Ciertamente he visto la aflicción de mi pueblo que está en Egipto, y he oído su gemido, y he descendido para librarlos. Ahora, pues, ven, te enviaré a Egipto.”

4.
(Éxodo 3:10-12)
“10 Ven, por tanto, ahora, y te enviaré a Faraón, para que saques de Egipto a mi pueblo, los hijos de Israel.
11 Entonces Moisés respondió a Dios: ¿Quién soy yo para que vaya a Faraón, y saque de Egipto a los hijos de Israel?
12 Y él respondió: Ve, porque yo estaré contigo; y esto te será por señal de que yo te he enviado: cuando hayas sacado de Egipto al pueblo, serviréis a Dios sobre este monte.”

(Hechos 7:35)
“35 A este Moisés, a quien habían rechazado, diciendo: ¿Quién te ha puesto por gobernante y juez?, a éste lo envió Dios como gobernante y libertador por mano del ángel que se le apareció en la zarza.”

5.
(Salmos 72:18) “Bendito Jehová Dios, el Dios de Israel, El único que hace maravillas.”

(Salmos 86:10) “Porque tú eres grande, y hacedor de maravillas; Sólo tú eres Dios.”

(Salmos 75:1) “Gracias te damos, oh Dios, gracias te damos, Pues cercano está tu nombre; Los hombres cuentan tus maravillas.”

(Salmos 77:11) “Me acordaré de las obras de JAH; Sí, haré yo memoria de tus maravillas antiguas.”

(Salmos 77:14) “Tú eres el Dios que hace maravillas; Hiciste notorio en los pueblos tu poder.”

(Salmos 78:4) “No las encubriremos a sus hijos, Contando a la generación venidera las alabanzas de Jehová, Y su potencia, y las maravillas que hizo.”

13.
(Hebreos 10:34)
“Porque de los presos también os compadecisteis, y el despojo de vuestros bienes sufristeis con gozo, sabiendo que tenéis en vosotros una mejor y perdurable herencia en los cielos.”

(Hebreos 12:1) [ Puestos los ojos en Jesús ]
“Por tanto, nosotros también, teniendo en derredor nuestro tan grande nube de testigos, despojémonos de todo peso y del pecado que nos asedia, y corramos con paciencia la carrera que tenemos por delante,”

14.
Abandona los pensamientos mortales:
expulsa fuera de ti el fardo humano, reviste la inmortalidad,

(Efesios 2:3)
“entre los cuales también todos nosotros vivimos en otro tiempo en los deseos de nuestra carne, haciendo la voluntad de la carne y de los pensamientos, y éramos por naturaleza hijos de ira, lo mismo que los demás.”

(1 Juan 2:15-16) “15 No améis al mundo, ni las cosas que están en el mundo.
Si alguno ama al mundo, el amor del Padre no está en él.
16 Porque todo lo que hay en el mundo, los deseos de la carne, los deseos de los ojos, y la vanagloria de la vida, no proviene del Padre, sino del mundo.”

(Romanos 8:1, 4-8) Viviendo en el Espíritu
“1 Ahora, pues, ninguna condenación hay para los que están en Cristo Jesús, los que no andan conforme a la carne, sino conforme al Espíritu.
4 para que la justicia de la ley se cumpliese en nosotros, que no andamos conforme a la carne, sino conforme al Espíritu.
5 Porque los que son de la carne piensan en las cosas de la carne; pero los que son del Espíritu, en las cosas del Espíritu.
6 Porque el ocuparse de la carne es muerte, pero el ocuparse del Espíritu es vida y paz.
7 Por cuanto los designios de la carne son enemistad contra Dios; porque no se sujetan a la ley de Dios, ni tampoco pueden;
8 y los que viven según la carne no pueden agradar a Dios.”

(Romanos 8:13) “porque si vivís conforme a la carne, moriréis;
mas si por el Espíritu hacéis morir las obras de la carne, viviréis.”

(Romanos 6:12) “No reine, pues, el pecado en vuestro cuerpo mortal, de modo que lo obedezcáis en sus concupiscencias;”

(Tito 3:3) “Porque nosotros también éramos en otro tiempo insensatos, rebeldes, extraviados, esclavos de concupiscencias y deleites diversos, viviendo en malicia y envidia, aborrecibles, y aborreciéndonos unos a otros.”

(Eclesiástico 7:16-17)
“16 No te agregues a la multitud de los pecadores: recuerda que la ira del Señor no tardará.
17 Sé profundamente humilde, porque fuego y gusanos son el castigo del impío.”

(Apocalipsis 3:18) “Por tanto,
yo te aconsejo que de mí compres oro refinado en fuego, para que seas rico, y vestiduras blancas para vestirte, y que no se descubra la verg:uenza de tu desnudez; y unge tus ojos con colirio, para que veas.”

(Efesios 4:22-24)
“22 En cuanto a la pasada manera de vivir, despojaos del viejo hombre, que está viciado conforme a los deseos engañosos,
23 y renovaos en el espíritu de vuestra mente,
24 y vestíos del nuevo hombre, creado según Dios en la justicia y santidad de la verdad.”

(Colosenses 3:8-10)
“8 Pero ahora dejad también vosotros todas estas cosas: ira, enojo, malicia, blasfemia, palabras deshonestas de vuestra boca.
9 No mintáis los unos a los otros, habiéndoos despojado del viejo hombre con sus hechos,
10 y revestido del nuevo, el cual conforme a la imagen del que lo creó se va renovando hasta el conocimiento pleno,”

(Romanos 6:6)
“sabiendo esto, que nuestro viejo hombre fue crucificado juntamente con él,
para que el cuerpo del pecado sea destruido, a fin de que no sirvamos más al pecado.”

(Gálatas 3:27) “porque todos los que habéis sido bautizados en Cristo, de Cristo estáis revestidos.”

14.
…abandona las ideas de tristeza
(2 Corintios 7:10)
“Porque la tristeza que es según Dios produce arrepentimiento para salvación, de que no hay que arrepentirse; pero la tristeza del mundo produce muerte.”

14.
…y apresúrate para partir de este mundo.
(Filipenses 1:21) “Porque para mí el vivir es Cristo, y el morir es ganancia.”

30.
(Éxodo 16:28) “Y Jehová dijo a Moisés: ¿Hasta cuándo no querréis guardar mis mandamientos y mis leyes?”

(Nehemías 9:38) [ Pacto del pueblo, de guardar la ley ]
“A causa, pues, de todo esto, nosotros hacemos fiel promesa, y la escribimos, firmada por nuestros príncipes, por nuestros levitas y por nuestros sacerdotes.”

(Salmos 78:10) “No guardaron el pacto de Dios, Ni quisieron andar en su ley;”

(Jeremías 16:11) “Entonces les dirás: Porque vuestros padres me dejaron, dice Jehová, y anduvieron en pos de dioses ajenos, y los sirvieron, y ante ellos se postraron, y me dejaron a mí y no guardaron mi ley;”

(Amós 2:4) “Así ha dicho Jehová: Por tres pecados de Judá, y por el cuarto, no revocaré su castigo; porque menospreciaron la ley de Jehová, y no guardaron sus ordenanzas, y les hicieron errar sus mentiras, en pos de las cuales anduvieron sus padres.”

(Juan 7:19) “¿No os dio Moisés la ley, y ninguno de vosotros cumple la ley?
¿Por qué procuráis matarme?”

32.
(Mateo 21:43)
“Por tanto os digo, que el reino de Dios será quitado de vosotros, y será dado a gente que produzca los frutos de él.”

34.
(Jeremías 29:11-12)
“11 Porque yo sé los pensamientos que tengo acerca de vosotros, dice Jehová, pensamientos de paz, y no de mal, para daros el fin que esperáis.
12 Entonces me invocaréis, y vendréis y oraréis a mí, y yo os oiré; 13 y me buscaréis y me hallaréis, porque me buscaréis de todo vuestro corazón.”

(Joel 2:12-13) “Por eso pues, ahora, dice Jehová, convertíos a mí con todo vuestro corazón, con ayuno y lloro y lamento. Rasgad vuestro corazón, y no vuestros vestidos, y convertíos a Jehová vuestro Dios; porque misericordioso es y clemente, tardo para la ira y grande en misericordia, y que se duele del castigo.”

(2 Crónicas 30:9) “Porque si os volviereis a Jehová, (…); Jehová vuestro Dios es clemente y misericordioso, y no apartará de vosotros su rostro, si vosotros os volviereis a él.”

(Jeremías 13:16) "Dad gloria a Jehová Dios vuestro, antes que haga venir tinieblas, y antes que vuestros pies tropiecen en montes de oscuridad, y esperéis luz, y os la vuelva en sombra de muerte y tinieblas."

(Sofonías 2:2-3) "2 antes que tenga efecto el decreto, y el día se pase como el tamo; antes que venga sobre vosotros el furor de la ira de Jehová, antes que el día de la ira de Jehová venga sobre vosotros.
3 Buscad a Jehová todos los humildes de la tierra, los que pusisteis por obra su juicio; buscad justicia, buscad mansedumbre; quizá seréis guardados en el día del enojo de Jehová."

(Eclesiástico 5:7) “No tardes en volver al Señor, dejando pasar un día tras otro, porque la ira del Señor irrumpirá súbitamente y perecerás en el momento del castigo.”

(Isaías 55:3) “Inclinad vuestro oído, y venid a mí; oíd, y vivirá vuestra alma;
y haré con vosotros pacto eterno, las misericordias firmes a David.”

(Isaías 55:6) “Buscad a Jehová mientras puede ser hallado, llamadle en tanto que está cercano”.

(Isaías 55:7) “7 Deje el impío su camino, y el hombre inicuo sus pensamientos, y vuélvase a Jehová,
el cual tendrá de él misericordia, y al Dios nuestro, el cual será amplio en perdonar”.

(Oseas 12:6) “6 Tú, pues, vuélvete a tu Dios; guarda misericordia y juicio, y en tu Dios confía siempre.“

(Amós 5:4,6-9,14-15) “Pero así dice Jehová (…):
Buscadme, y viviréis; 6 Buscad a Jehová, y vivid; (…)7 Los que convertís en ajenjo el juicio, y la justicia la echáis por tierra, 8 buscad al que hace las Pléyades y el Orión, y vuelve las tinieblas en mañana, y hace oscurecer el día como noche; el que llama a las aguas del mar, y las derrama sobre la faz de la tierra; Jehová es su nombre; 9 que da esfuerzo al despojador sobre el fuerte, y hace que el despojador venga sobre la fortaleza. 14 Buscad lo bueno, y no lo malo, para que viváis; porque así Jehová Dios de los ejércitos estará con vosotros, como decís. 15 Aborreced el mal, y amad el bien, y estableced la justicia en juicio; quizá Jehová Dios de los ejércitos tendrá piedad del remanente de José.”

(Santiago 4:7-10) “7 Someteos, pues, a Dios; resistid al diablo, y huirá de vosotros.
8 Acercaos a Dios, y él se acercará a vosotros. Pecadores, limpiad las manos; y vosotros los de doble ánimo, purificad vuestros corazones. 9 Afligíos, y lamentad, y llorad. Vuestra risa se convierta en lloro, y vuestro gozo en tristeza. 10 Humillaos delante del Señor, y él os exaltará.”

35.
(Hebreos 9:27) “Y de la manera que está establecido para los hombres que mueran una sola vez, y después de esto el juicio,”

(2 Corintios 5:10)
“Porque es necesario que todos nosotros comparezcamos ante el tribunal de Cristo, para que cada uno reciba según lo que haya hecho mientras estaba en el cuerpo, sea bueno o sea malo.”

(Romanos 14:10-12) “10 Pero tú, ¿por qué juzgas a tu hermano? O tú también, ¿por qué menosprecias a tu hermano? Porque todos compareceremos ante el tribunal de Cristo. 11 Porque escrito está: Vivo yo, dice el Señor, que ante mí se doblará toda rodilla, Y toda lengua confesará a Dios.
12 De manera que cada uno de nosotros dará a Dios cuenta de sí.”

(Judas 1:14-15)
“14 De éstos también profetizó Enoc, séptimo desde Adán, diciendo: He aquí, vino el Señor con sus santas decenas de millares,
15 para hacer juicio contra todos, y dejar convictos a todos los impíos de todas sus obras impías que han hecho impíamente, y de todas las cosas duras que los pecadores impíos han hablado contra él.”

APOCALIPSIS DE ESDRAS. CAPITULO XIII

APOCALIPSIS DE ESDRAS CON REFERENCIAS BIBLICAS.

CAPITULO XIII

1. Después de siete días, durante la noche, tuve un sueño.

2. Vi un gran viento que salía del mar, cuyas olas fueron agitadas.

3. Vi que este viento salía del mar bajo la apariencia de un hombre: este hombre se puso a volar con las nubes de los cielos;
por todas partes hacia donde dirigía su cara y miraba, todo lo que estaba ante él, se iba.
(2 Samuel 22:8, 10-11), (Salmos 18:7, 9-10)

4. Todos aquellos contra los cuales salía su voz, se fundían al oírle, como se funde la cera cuando se la acerca al fuego.
(Ezequiel 22:18-21)

5. Luego, vi una masa innumerable de hombres que se reunían a los cuatro vientos del cielo para combatir al hombre que había salido del mar.
(Ezequiel 22:18-21),
(Joel 3:1-2), (Sofonías 3:8), (Salmos 2:2-5), (Hechos 4:25-26), (Isaías 8:9-10), (Apocalipsis 16:14), (Apocalipsis 20:8)

6. Entonces se construyo una gran montaña sobre la que voló.

7. Intenté averiguar de dónde había construido esta montaña, pero no pude.

8. Entonces, todos aquellos que estaban reunidos para hacerle la guerra sintieron un gran miedo, pero osaron combatir contra él
(Job 41:9)

9. Luego, cuando le atacaron y marcharon contra él, no levantó la mano en contra de ellos, ni la espada, ni ninguna arma.
(Zacarías 4:6)

10. Pero de su boca salió una ola de fuego, de sus labios una llama y de su lengua ardientes carbones como un torbellino; todo se mezcló: estas olas de fuego, estos carbones ardientes y fue como una tempestad.
(2 Samuel 22:9-10, 12-13), (Salmos 18:8-9, 11-13), (Job 41:18-22), (Jeremías 5:14), (Isaías 33:12), (Isaías 26:11), (Hebreos 10:27), (Isaías 66:16)

11. Descendió contra la multitud de aquellos que le habían atacado para matarle, y los consumió a todos, de modo que nada quedó de ellos, excepto el polvo de sus cenizas y el humo de su incendio. Entonces me fijé.
(2 Samuel 22:14-16), (Salmos 18:13-15), (Apocalipsis 20:9)

12. Después de esto, vi a un hombre bajar de esta montaña y llamar a él a muchos hombres pacíficos.

13. Muchos vinieron a él, entre los que había felices, otros, encadenados.
Como estaba muy alterado, me desperté y recé al Altísimo en estos términos:

14. Antes mostraste tu gloria a tu servidor y me concediste el escuchar mi plegaria.

15. Explícame ahora el significado de este sueño.

16. Pues, según pienso,
¡ay de aquellos que existen en estos días y más aún de aquellos que no existen!

17. Están tristes, ignorando lo que le está reservado para los últimos días, lo que aún no les ha ocurrido.

18. Y ¡Hay de aquellos que existen, pues ya lo saben!

19. Por culpa de esto, ¡Ay de ellos!, pues padecerán grandes dolores y grandes tormentos, según lo que he visto en este sueño.

20. Pero más vale sufrir y llegar a esto que pasar por este mundo como las nubes
y no saber que acaecerá al final.
(Proverbios 28:5)

21. Me respondió: Te explicaré el significado de tu sueño; te explicaré lo que me has dicho.

22. En lo que se refiere a aquellos que quedarán y que subsistirán, he aquí la explicación.

23. Los que verán esta aflicción en aquellos días, los guardaré (como) a aquellos que haya alcanzado esta aflicción, que tendrán buenas obras y fe en el Altísimo y el Poderosísimo.
(Juan 15:8), (Mateo 5:16), (2 Tesalonicenses 2:16-17), (Efesios 2:8-10), (Romanos 2:5-7), (Romanos 2:12-13), (Romanos 7:4),
(Santiago 1:19-25), (Santiago 2:14, 17, 22, 26), (Tito 2:11-15), (Tito 3:8), (Filipenses 1:10-11), (1 Pedro 3:17), (Apocalipsis 14:12), (Efesios 2:8), (Habacuc 2:4), (Romanos 1:17), (Gálatas 3:11)

24. Has de saber que estos vivos serán mucho más felices que los muertos,

25. He aquí la explicación de tu sueño: EI hombre que has visto salir del mar,

26. Es aquel que el Altísimo ha guardado durante mucho tiempo, a fin de liberar por él al mundo;
es él quien dará la ley a los supervivientes.
(Miqueas 5:1-2), (Isaías 62:11-12), (Juan 4:42), (1 Juan 4:9), (1 Juan 4:14), (Lucas 1:67-70), (Lucas 2:11), (Romanos 11:26), (2 Pedro 2:20)
(Miqueas 4:2), (Isaías 2:3), (Isaías 51:4), (Isaías 42:1, 3-4), (Job 22:21-22), (Proverbios 31:25-26), (Salmos 119:72), (Salmos 78:1-2), (Gálatas 6:2), (Hechos 22:14), (Salmos 19:7)

27. EI fuego, las llamas, los carbones que has visto salir de su boca como un torbellino;

28. Aquel que sin levantar la espada, ni ningún otro arma, ha exterminado a la masa de aquellos que le atacaban y venían para matarle, he aquí su explicación:

29. Vendrán días en los que el Altísimo liberará a aquellos que están sobre la tierra.
(1 Pedro 1:5), (Joel 2:32)

30. Los habitantes de la tierra tendrán un gran pavor; entonces decidirán

31. Hacerse la guerra los unos a los otros, ciudad contra ciudad, país contra país, pueblo contra pueblo, reino contra reino.
(Lucas 21:16), (Mateo 10:21, 34-36), (Mateo 24:6-8), (Marcos 13:7-8), (Lucas 21:9-10)

32. Cuando esto tenga lugar y lleguen los signos que te he mostrado antes, en ese momento,
aparecerá este hombre.
(Mateo 24:29-30), (Lucas 21:25-27), (Hageo 2:6-7)

33. Cuando todos los pueblos oigan su voz, cada uno de ellos abandonara su país y las guerras en las que están.

34. Se reunirán en una masa innumerable y como has visto, querrán combatirle.
(Isaías 29:8)

35. EI se mantendrá en la cima de la montaña de Sión.
(Salmos 2:6), (Salmos 48:1), (Salmos 87:1-2), (Salmos 125:1), (Isaías 8:18), (Isaías 24:23), (Isaías 31:4), (Joel 2:1), (Joel 3:17), (Miqueas 4:7), (Zacarías 8:3), (Hebreos 12:22), (Apocalipsis 14:1)

36. Sión vendrá y aparecerá, preparada y fortificada como has visto esta montaña.

37. Es el Hijo que le reprochará al pueblo los pecados de aquellos que eran como un torbellino; amontonará ante ellos sus malas acciones y el grave castigo que infligirá

38. Y los destruirá a todos sin esfuerzo, por medio de la ley, y esto es como el fuego.
(Isaías 66:16), (Efesios 6:17)

39. En cuanto a la masa pacífica que has visto reunirse en torno a él,

40. Son las nueve tribus que fueron llevadas cautivas de sus países en tiempos de Salmanasar, rey de Persia, que las conducía prisioneras a su reino.

41. Estos mismos concibieron el proyecto de abandonar la raza de su pueblo e ir a una tierra que no habitaba ningún hombre;

42. A fin de guardar su ley, que no habían guardado en su país.

43. Penetraron por el estrecho pasaje del Eufrates.

44. Entonces el Altísimo hizo un milagro para ellos; detuvo las fuentes del río hasta que hubieron pasado.

45. Su país está a una distancia de un año y medio y su nombre es Azaf.

46. Permanecerán allí hasta los últimos días.

47. Luego, cuando estén de vuelta,

48. EI Altísimo detendrá de nuevo las fuentes del río para que puedan pasar.

49. Cuando haya aniquilado a estos numerosos pueblos que se han agrupado contra él, entonces consolidará a aquellos que han quedado;

50. Entonces les hará ver sus signos:

51. Le dije: Señor, explícame esto: ¿Por qué este hombre que he visto salir del mar?

52. Me respondió:
Del mismo modo que nadie puede conocer lo que está en el abismo del mar, del mismo modo ninguno de los que están sobre la tierra puede conocer al Hijo,
más que cuando su tiempo y su día haya llegado.
(Mateo 11:27), (Lucas 10:22)

53. Tal es la explicación del sueño que has visto por ello te lo he enseñado a ti solo,

54. Pues has abandonado tus asuntos para seguir los míos y buscar mi ley.

55. Has dispuesto tu vida para conocerla, y has considerado a la sabiduría como a tu madre.

56. Por eso te he enseñado esto recompensándote después de pocos días, pues tengo todavía alguna cosa que decirte, y te explicaré maravillas.

57. Me fui y dejé este desierto alabando al Señor a causa de la gloría que hace brillar a diario.

58. Y porque regula los años y lo que llega a sus años. Permanecí allí durante tres días.

<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<
<<<<<<<<<<<<<<

3.
(2 Samuel 22:8, 10-11)
“8 La tierra fue conmovida, y tembló, Y se conmovieron los cimientos de los cielos;
Se estremecieron, porque se indignó él.
10 E inclinó los cielos, y descendió; Y había tinieblas debajo de sus pies.
11 Y cabalgó sobre un querubín, y voló;
Voló sobre las alas del viento.”

(Salmos 18:7, 9-10)
“7 La tierra fue conmovida y tembló; Se conmovieron los cimientos de los montes,
Y se estremecieron, porque se indignó él.
9 Inclinó los cielos, y descendió; Y había densas tinieblas debajo de sus pies.
10 Cabalgó sobre un querubín, y voló;
Voló sobre las alas del viento.”

4 – 5.
(Ezequiel 22:18-21)
“18 Hijo de hombre, la casa de Israel se me ha convertido en escoria; todos ellos son bronce y estaño y hierro y plomo en medio del horno; y en escorias de plata se convirtieron.
19 Por tanto, así ha dicho Jehová el Señor: Por cuanto todos vosotros os habéis convertido en escorias, por tanto, he aquí que yo os reuniré en medio de Jerusalén.
20 Como quien junta plata y bronce y hierro y plomo y estaño en medio del horno, para encender fuego en él para fundirlos, así os juntaré en mi furor y en mi ira, y os pondré allí, y os fundiré.
21 Yo os juntaré y soplaré sobre vosotros en el fuego de mi furor, y en medio de él seréis fundidos.”

5.
(Joel 3:1-2) Juicio de Jehová sobre las naciones
“1 Porque he aquí que en aquellos días, y en aquel tiempo en que haré volver la cautividad de Judá y de Jerusalén,
2 reuniré a todas las naciones, y las haré descender al valle de Josafat, y allí entraré en juicio con ellas a causa de mi pueblo, y de Israel mi heredad, a quien ellas esparcieron entre las naciones, y repartieron mi tierra;”

(Sofonías 3:8)
“Por tanto, esperadme, dice Jehová, hasta el día que me levante para juzgaros;
porque mi determinación es reunir las naciones, juntar los reinos,
para derramar sobre ellos mi enojo, todo el ardor de mi ira; por el fuego de mi celo será consumida toda la tierra.”

(Salmos 2:2-5) El reino del ungido de Jehová
“2 Se levantarán los reyes de la tierra, Y príncipes consultarán unidos
Contra Jehová y contra su ungido, diciendo:
3 Rompamos sus ligaduras, Y echemos de nosotros sus cuerdas.
4 El que mora en los cielos se reirá; El Señor se burlará de ellos.
5 Luego hablará a ellos en su furor, Y los turbará con su ira.”

(Hechos 4:25-26)
“25 que por boca de David tu siervo dijiste:
¿Por qué se amotinan las gentes, Y los pueblos piensan cosas vanas?
26 Se reunieron los reyes de la tierra, Y los príncipes se juntaron en uno
Contra el Señor, y contra su Cristo.”

(Isaías 8:9-10)
“9 Reuníos, pueblos, y seréis quebrantados; oíd, todos los que sois de lejanas tierras; ceñíos, y seréis quebrantados; disponeos, y seréis quebrantados.
10 Tomad consejo, y será anulado; proferid palabra, y no será firme, porque Dios está con nosotros.”

(Apocalipsis 16:14)
“pues son espíritus de demonios, que hacen señales, y van a los reyes de la tierra en todo el mundo, para reunirlos a la batalla de aquel gran día del Dios Todopoderoso.”

(Apocalipsis 20:8)
“y saldrá a engañar a las naciones que están en los cuatro ángulos de la tierra, a Gog y a Magog, a fin de reunirlos para la batalla; el número de los cuales es como la arena del mar.”

8.
(Job 41:9)
“9 He aquí que la esperanza acerca de él será burlada,
Porque aun a su sola vista se desmayarán.”

9.
(Zacarías 4:6)
“6 Entonces respondió y me habló diciendo: Esta es palabra de Jehová a Zorobabel, que dice:
No con ejército, ni con fuerza, sino con mi Espíritu, ha dicho Jehová de los ejércitos.”

10.
(2 Samuel 22:9-10, 12-13)
“9 Humo subió de su nariz,
Y de su boca fuego consumidor; Carbones fueron por él encendidos.
10 E inclinó los cielos, y descendió; Y había tinieblas debajo de sus pies.
12 Puso tinieblas por su escondedero alrededor de sí;
Oscuridad de aguas y densas nubes.
13 Por el resplandor de su presencia se encendieron carbones ardientes.”

(Salmos 18:8-9, 11-13)
“8 Humo subió de su nariz,
Y de su boca fuego consumidor; Carbones fueron por él encendidos.
9 Inclinó los cielos, y descendió; Y había densas tinieblas debajo de sus pies.
11 Puso tinieblas por su escondedero, por cortina suya alrededor de sí;
Oscuridad de aguas, nubes de los cielos.
12 Por el resplandor de su presencia, sus nubes pasaron;
Granizo y carbones ardientes.
13 Tronó en los cielos Jehová,
Y el Altísimo dio su voz; Granizo y carbones de fuego.”

(Job 41:18-22)
“18 Con sus estornudos enciende lumbre, Y sus ojos son como los párpados del alba.
19 De su boca salen hachones de fuego; Centellas de fuego proceden.
20 De sus narices sale humo, Como de una olla o caldero que hierve.
21 Su aliento enciende los carbones, Y de su boca sale llama.
22 En su cerviz está la fuerza, Y delante de él se esparce el desaliento.”

(Jeremías 5:14) “Por tanto, así ha dicho Jehová Dios de los ejércitos: Porque dijeron esta palabra,
he aquí yo pongo mis palabras en tu boca por fuego, y a este pueblo por leña, y los consumirá.”

(Isaías 33:12) “12 Y los pueblos serán como cal quemada; como espinos cortados serán quemados con fuego.”

(Isaías 26:11) “11 Jehová, tu mano está alzada, pero ellos no ven; verán al fin, y se avergonzarán los que envidian a tu pueblo;
y a tus enemigos fuego los consumirá.”

(Hebreos 10:27) “27 sino una horrenda expectación de juicio, y de hervor de fuego que ha de devorar a los adversarios.”

(Isaías 66:16) “16 Porque Jehová juzgará con fuego y con su espada a todo hombre;
y los muertos de Jehová serán multiplicados.”

11.
(2 Samuel 22:14-16)
“14 Y tronó desde los cielos Jehová, Y el Altísimo dio su voz;
15 Envió sus saetas, y los dispersó; Y lanzó relámpagos, y los destruyó.
16 Entonces aparecieron los torrentes de las aguas,
Y quedaron al descubierto los cimientos del mundo;
A la reprensión de Jehová, Por el soplo del aliento de su nariz.”

(Salmos 18:13-15)
“13 Tronó en los cielos Jehová, Y el Altísimo dio su voz;
Granizo y carbones de fuego.
14 Envió sus saetas, y los dispersó; Lanzó relámpagos, y los destruyó.
15 Entonces aparecieron los abismos de las aguas,
Y quedaron al descubierto los cimientos del mundo,
A tu reprensión, oh Jehová, Por el soplo del aliento de tu nariz.”

(Apocalipsis 20:9) “9 Y subieron sobre la anchura de la tierra, y rodearon el campamento de los santos y la ciudad amada;
y de Dios descendió fuego del cielo, y los consumió.”

20.
(Proverbios 28:5) “Los hombres malos no entienden el juicio;
Mas los que buscan a Jehová entienden todas las cosas.”

23.
(Juan 15:8) “En esto es glorificado mi Padre, en que llevéis mucho fruto, y seáis así mis discípulos.”

(Mateo 5:16) “16 Así alumbre vuestra luz delante de los hombres, para que vean vuestras buenas obras, y glorifiquen a vuestro Padre que está en los cielos.”

(2 Tesalonicenses 2:16-17) Escogidos para salvación
“16 Y el mismo Jesucristo Señor nuestro, y Dios nuestro Padre, el cual nos amó y nos dio consolación eterna y buena esperanza por gracia, 17 conforte vuestros corazones, y os confirme en toda buena palabra y obra.”

(Efesios 2:8-10) “8 Porque por gracia sois salvos por medio de la fe; y esto no de vosotros, pues es don de Dios; 9 no por obras, para que nadie se gloríe.
10 Porque somos hechura suya, creados en Cristo Jesús para buenas obras, las cuales Dios preparó de antemano para que anduviésemos en ellas.”

(Romanos 2:5-7) “5 Pero por tu dureza y por tu corazón no arrepentido, atesoras para ti mismo ira para el día de la ira y de la revelación del justo juicio de Dios, 6 el cual pagará a cada uno conforme a sus obras: 7 vida eterna a los que, perseverando en bien hacer, buscan gloria y honra e inmortalidad,”

(Romanos 2:12-13) “12 Porque todos los que sin ley han pecado, sin ley también perecerán; y todos los que bajo la ley han pecado, por la ley serán juzgados; 13 porque no son los oidores de la ley los justos ante Dios, sino los hacedores de la ley serán justificados.”

(Romanos 7:4) “Así también vosotros, hermanos míos, habéis muerto a la ley mediante el cuerpo de Cristo, para que seáis de otro, del que resucitó de los muertos, a fin de que llevemos fruto para Dios.”

(Santiago 1:19-25) Hacedores de la palabra
19 Por esto, mis amados hermanos, todo hombre sea pronto para oír, tardo para hablar, tardo para airarse; 20 porque la ira del hombre no obra la justicia de Dios.
21 Por lo cual, desechando toda inmundicia y abundancia de malicia, recibid con mansedumbre la palabra implantada, la cual puede salvar vuestras almas.
22 Pero sed hacedores de la palabra, y no tan solamente oidores, engañándoos a vosotros mismos.
23 Porque si alguno es oidor de la palabra pero no hacedor de ella, éste es semejante al hombre que considera en un espejo su rostro natural.
24 Porque él se considera a sí mismo, y se va, y luego olvida cómo era.
25 Mas el que mira atentamente en la perfecta ley, la de la libertad, y persevera en ella, no siendo oidor olvidadizo, sino hacedor de la obra, éste será bienaventurado en lo que hace.”

(Santiago 2:14, 17, 22, 26) La fe sin obras es muerta.
“14 Hermanos míos, ¿de qué aprovechará si alguno dice que tiene fe, y no tiene obras?
¿Podrá la fe salvarle?
17 Así también la fe, si no tiene obras, es muerta en sí misma.
22 ¿No ves que la fe actuó juntamente con sus obras, y que la fe se perfeccionó por las obras?
26 Porque como el cuerpo sin espíritu está muerto, así también la fe sin obras está muerta.”

(Tito 2:11-15) “11 Porque la gracia de Dios se ha manifestado para salvación a todos los hombres, 12 enseñándonos que, renunciando a la impiedad y a los deseos mundanos, vivamos en este siglo sobria, justa y piadosamente, 13 aguardando la esperanza bienaventurada y la manifestación gloriosa de nuestro gran Dios y Salvador Jesucristo, 14 quien se dio a sí mismo por nosotros para redimirnos de toda iniquidad y purificar para sí un pueblo propio, celoso de buenas obras. 15 Esto habla, y exhorta y reprende con toda autoridad. Nadie te menosprecie.”

(Tito 3:8) “Palabra fiel es esta, y en estas cosas quiero que insistas con firmeza, para que los que creen en Dios procuren ocuparse en buenas obras. Estas cosas son buenas y útiles a los hombres.”

(Filipenses 1:10-11) “10 para que aprobéis lo mejor, a fin de que seáis sinceros e irreprensibles para el día de Cristo, 11 llenos de frutos de justicia que son por medio de Jesucristo, para gloria y alabanza de Dios.”

(1 Pedro 3:17) “17 Porque mejor es que padezcáis haciendo el bien, si la voluntad de Dios así lo quiere, que haciendo el mal.”

(Apocalipsis 14:12) “Aquí está la paciencia de los santos, los que guardan los mandamientos de Dios y la fe de Jesús.”

(Efesios 2:8) "Porque por gracia sois salvos por medio de la fe; y esto no de vosotros, pues es don de Dios;"

(Habacuc 2:4) “He aquí que aquel cuya alma no es recta, se enorgullece;
mas el justo por su fe vivirá.”

(Romanos 1:17) “Porque en el evangelio la justicia de Dios se revela por fe y para fe, como está escrito:
Mas el justo por la fe vivirá.”

(Gálatas 3:11) “Y que por la ley ninguno se justifica para con Dios, es evidente, porque:
El justo por la fe vivirá;”

26.
Es aquel que el Altísimo ha guardado durante mucho tiempo, a fin de liberar por él al mundo;
(Miqueas 5:1-2) El reinado del libertador desde Belén
“1 Rodéate ahora de muros, hija de guerreros; nos han sitiado; con vara herirán en la mejilla al juez de Israel.
2 Pero tú, Belén Efrata, pequeña para estar entre las familias de Judá, de ti me saldrá el que será Señor en Israel; y sus salidas son desde el principio, desde los días de la eternidad.”

(Isaías 62:11-12) “11 He aquí que Jehová hizo oír hasta lo último de la tierra: Decid a la hija de Sion:
He aquí viene tu Salvador; he aquí su recompensa con él, y delante de él su obra.
12 Y les llamarán Pueblo Santo, Redimidos de Jehová; y a ti te llamarán Ciudad Deseada, no desamparada.”

(Juan 4:42) “y decían a la mujer: Ya no creemos solamente por tu dicho, porque nosotros mismos hemos oído, y sabemos que verdaderamente éste es el Salvador del mundo, el Cristo.”

(1 Juan 4:9) “9 En esto se mostró el amor de Dios para con nosotros, en que Dios envió a su Hijo unigénito al mundo, para que vivamos por él.”

(1 Juan 4:14) “Y nosotros hemos visto y testificamos que el Padre ha enviado al Hijo, el Salvador del mundo.”

(Lucas 1:67-70) Profecía de Zacarías
“67 Y Zacarías su padre fue lleno del Espíritu Santo, y profetizó, diciendo:
68 Bendito el Señor Dios de Israel, Que ha visitado y redimido a su pueblo,
69 Y nos levantó un poderoso Salvador
En la casa de David su siervo,
70 Como habló por boca de sus santos profetas que fueron desde el principio;”

(Lucas 2:11) “que os ha nacido hoy, en la ciudad de David, un Salvador, que es CRISTO el Señor.”

(Romanos 11:26) “26 y luego todo Israel será salvo, como está escrito:
Vendrá de Sion el Libertador, Que apartará de Jacob la impiedad.”

(2 Pedro 2:20) “Ciertamente, si habiéndose ellos escapado de las contaminaciones del mundo, por el conocimiento del Señor y Salvador Jesucristo, enredándose otra vez en ellas son vencidos, su postrer estado viene a ser peor que el primero.”

26.
…es él quien dará la ley a los supervivientes.
(Miqueas 4:2) “Vendrán muchas naciones, y dirán: Venid, y subamos al monte de Jehová, y a la casa del Dios de Jacob; y nos enseñará en sus caminos, y andaremos por sus veredas;
porque de Sion saldrá la ley, y de Jerusalén la palabra de Jehová.”

(Isaías 2:3) “Y vendrán muchos pueblos, y dirán: Venid, y subamos al monte de Jehová, a la casa del Dios de Jacob; y nos enseñará sus caminos, y caminaremos por sus sendas.
Porque de Sion saldrá la ley, y de Jerusalén la palabra de Jehová.”

(Isaías 51:4) “Estad atentos a mí, pueblo mío, y oídme, nación mía;
porque de mí saldrá la ley, y mi justicia para luz de los pueblos.”

(Isaías 42:1, 3-4) [ El Siervo de Jehová ]
“1 He aquí mi siervo, yo le sostendré; mi escogido, en quien mi alma tiene contentamiento;
he puesto sobre él mi Espíritu; él traerá justicia a las naciones.
3 No quebrará la caña cascada, ni apagará el pábilo que humeare;
por medio de la verdad traerá justicia.
4 No se cansará ni desmayará, hasta que establezca en la tierra justicia;
y las costas esperarán su ley.”

(Job 22:21-22) “21 Vuelve ahora en amistad con él, y tendrás paz; Y por ello te vendrá bien.
22 Toma ahora la ley de su boca, Y pon sus palabras en tu corazón.”

(Proverbios 31:25-26) “25 Fuerza y honor son su vestidura;Y se ríe de lo por venir.
26 Abre su boca con sabiduría, Y la ley de clemencia está en su lengua.”

(Salmos 119:72) “Mejor me es la ley de tu boca Que millares de oro y plata.”

(Salmos 78:1-2) “1 Escucha, pueblo mío, mi ley; Inclinad vuestro oído a las palabras de mi boca.
2 Abriré mi boca en proverbios; Hablaré cosas escondidas desde tiempos antiguos,”

(Gálatas 6:2) “2 Sobrellevad los unos las cargas de los otros, y cumplid así la ley de Cristo.”

(Hechos 22:14) “Y él dijo: El Dios de nuestros padres te ha escogido para que conozcas su voluntad,
y veas al Justo, y oigas la voz de su boca.”

(Salmos 19:7) “La ley de Jehová es perfecta, que convierte el alma;
El testimonio de Jehová es fiel, que hace sabio al sencillo”.

29.
(1 Pedro 1:5) “que sois guardados por el poder de Dios mediante la fe, para alcanzar la salvación que está preparada para ser manifestada en el tiempo postrero.”

(Joel 2:32) “Y todo aquel que invocare el nombre de Jehová será salvo; porque en el monte de Sion y en Jerusalén habrá salvación, como ha dicho Jehová, y entre el remanente al cual él habrá llamado.”

31.
(Lucas 21:16) “16 Mas seréis entregados aun por vuestros padres, y hermanos, y parientes, y amigos; y matarán a algunos de vosotros;”

(Mateo 10:21, 34-36) “21 El hermano entregará a la muerte al hermano, y el padre al hijo;
y los hijos se levantarán contra los padres, y los harán morir.
34 No penséis que he venido para traer paz a la tierra; no he venido para traer paz, sino espada.
35 Porque he venido para poner en disensión al hombre contra su padre, a la hija contra su madre, y a la nuera contra su suegra;
36 y los enemigos del hombre serán los de su casa”.

(Mateo 24:6-8) Señales antes del fin.
“6 Y oiréis de guerras y rumores de guerras; mirad que no os turbéis, porque es necesario que todo esto acontezca; pero aún no es el fin. 7 Porque se levantará nación contra nación, y reino contra reino; y habrá pestes, y hambres, y terremotos en diferentes lugares. 8 Y todo esto será principio de dolores.”

(Marcos 13:7-8) Señales antes del fin
“7 Mas cuando oigáis de guerras y de rumores de guerras, no os turbéis, porque es necesario que suceda así; pero aún no es el fin. 8 Porque se levantará nación contra nación, y reino contra reino; y habrá terremotos en muchos lugares, y habrá hambres y alborotos; principios de dolores son estos.”

(Lucas 21:9-10) Señales antes del fin
“9 Y cuando oigáis de guerras y de sediciones, no os alarméis; porque es necesario que estas cosas acontezcan primero; pero el fin no será inmediatamente.
10 Entonces les dijo: Se levantará nación contra nación, y reino contra reino;”

32.
(Mateo 24:29-30) La venida del Hijo del Hombre. (Marcos 13.24-37; Lucas 21.25-36; 17.25-36; 12.41-48)
“29 E inmediatamente después de la tribulación de aquellos días, el sol se oscurecerá, y la luna no dará su resplandor, y las estrellas caerán del cielo, y las potencias de los cielos serán conmovidas.
30 Entonces aparecerá la señal del Hijo del Hombre en el cielo;
y entonces lamentarán todas las tribus de la tierra,
y verán al Hijo del Hombre viniendo sobre las nubes del cielo, con poder y gran gloria.”

(Lucas 21:25-27) “25 Entonces habrá señales en el sol, en la luna y en las estrellas, y en la tierra angustia de las gentes, confundidas a causa del bramido del mar y de las olas; 26 desfalleciendo los hombres por el temor y la expectación de las cosas que sobrevendrán en la tierra; porque las potencias de los cielos serán conmovidas.
27 Entonces verán al Hijo del Hombre, que vendrá en una nube con poder y gran gloria.”

(Hageo 2:6-7) “6 Porque así dice Jehová de los ejércitos:
De aquí a poco yo haré temblar los cielos y la tierra, el mar y la tierra seca; 7 y haré temblar a todas las naciones,
y vendrá el Deseado de todas las naciones; y llenaré de gloria esta casa, ha dicho Jehová de los ejércitos.”

34.
(Isaías 29:8)
“Y les sucederá como el que tiene hambre y sueña, y le parece que come, pero cuando despierta, su estómago está vacío; o como el que tiene sed y sueña, y le parece que bebe, pero cuando despierta, se halla cansado y sediento; así será la multitud de todas las naciones que pelearán contra el monte de Sion.”

35.
(Salmos 2:6) “Pero yo he puesto mi rey Sobre Sion, mi santo monte.”

(Salmos 48:1) [ Hermosura y gloria de Sion ]
“Grande es Jehová, y digno de ser en gran manera alabado En la ciudad de nuestro Dios, en su monte santo.”

(Salmos 87:1-2) “1 Su cimiento está en el monte santo.
2 Ama Jehová las puertas de Sion Más que todas las moradas de Jacob.”

(Salmos 125:1) “Los que confían en Jehová son como el monte de Sion, Que no se mueve, sino que permanece para siempre.”

(Isaías 8:18) “He aquí, yo y los hijos que me dio Jehová somos por señales y presagios en Israel, de parte de Jehová de los ejércitos, que mora en el monte de Sion.”

(Isaías 24:23) “La luna se avergonzará, y el sol se confundirá, cuando Jehová de los ejércitos reine en el monte de Sion y en Jerusalén, y delante de sus ancianos sea glorioso.”

(Isaías 31:4) “Porque Jehová me dijo a mí de esta manera: Como el león y el cachorro de león ruge sobre la presa, y si se reúne cuadrilla de pastores contra él, no lo espantarán sus voces, ni se acobardará por el tropel de ellos; así Jehová de los ejércitos descenderá a pelear sobre el monte de Sion, y sobre su collado.”

(Joel 2:1) “Tocad trompeta en Sion, y dad alarma en mi santo monte; tiemblen todos los moradores de la tierra, porque viene el día de Jehová, porque está cercano.”

(Joel 3:17) “Y conoceréis que yo soy Jehová vuestro Dios, que habito en Sion, mi santo monte; y Jerusalén será santa, y extraños no pasarán más por ella.”

(Miqueas 4:7) “y pondré a la coja como remanente, y a la descarriada como nación robusta; y Jehová reinará sobre ellos en el monte de Sion desde ahora y para siempre.”

(Zacarías 8:3) “Así dice Jehová: Yo he restaurado a Sion, y moraré en medio de Jerusalén; y Jerusalén se llamará Ciudad de la Verdad, y el monte de Jehová de los ejércitos, Monte de Santidad.”

(Hebreos 12:22) “sino que os habéis acercado al monte de Sion, a la ciudad del Dios vivo, Jerusalén la celestial, a la compañía de muchos millares de ángeles,”

(Apocalipsis 14:1) “Después miré, y he aquí el Cordero estaba en pie sobre el monte de Sion, y con él ciento cuarenta y cuatro mil, que tenían el nombre de él y el de su Padre escrito en la frente.”

38
(Isaías 66:16) “16 Porque Jehová juzgará con fuego y con su espada a todo hombre;
y los muertos de Jehová serán multiplicados.”

(Efesios 6:17) “17Y tomad el yelmo de la salvación, y la espada del Espíritu, que es la palabra de Dios”.

52.
(Mateo 11:27) “Todas las cosas me fueron entregadas por mi Padre;
y nadie conoce al Hijo, sino el Padre, ni al Padre conoce alguno, sino el Hijo,
y aquel a quien el Hijo lo quiera revelar”.

(Lucas 10:22) “22 Todas las cosas me fueron entregadas por mi Padre;
y nadie conoce quién es el Hijo sino el Padre; ni quién es el Padre, sino el Hijo,
y aquel a quien el Hijo lo quiera revelar.”

APOCALIPSIS DE ESDRAS. CAPITULO XII

APOCALIPSIS DE ESDRAS CON REFERENCIAS BIBLICAS.

CAPITULO XII

1. Después de haber dicho estas palabras con compasión a esta águila,

2. La cabeza que había quedado desapareció y las alas que se habían retirado hacía ella se enderezaron y se levantaron para reinar y sus garras se agitaron.

3. Luego, éstas desaparecieron; su cuerpo fue consumido; la tierra sufrió una violenta sacudida, yo mismo me aterroricé de la grandeza de mi búsqueda y me desperté con gran terror.

4. Dije a mí alma: Eres tú quien me ha atraído todo esto, examinando las vías del Altísimo.

5. Mí alma se ha vuelto débil, mi espíritu muy atormentado;
no tengo ninguna fuerza en el exceso de pavor que siento esta noche.

6. Rogaré al Altísimo que me fortifique hasta el final.

7. Señor, le dije, Señor mío, sí he hallado gracia ante tus ojos, si soy feliz en tu presencia, si mi plegaria ha subido ante tu faz,

8. Sálvame, fortifícame, explica a tu servidor el significado de esta visión terrible a fin de que mí alma se regocije plenamente.

9. Pues me has hecho feliz mostrándome los últimos tiempos y lo que acaecerá en el fin de mundo.

10. Me habló de este modo: He aquí la interpretación del sueño que has visto.

11. EI águila que sube del mar es el cuarto reino que le apareció a Daniel tu hermano, en sueños.
(Daniel 2:40), (Daniel 7:2-8, 11-12, 17-25), (Apocalipsis 13:1-18)

12. Pero no se lo expliqué como voy a hacerlo para ti.

13. Vendrán días en los que se elevará sobre la tierra un reino más terrible que aquellos que lo han precedido.
(Daniel 2:40), (Daniel 7:2-8, 11-12, 17-25), (Apocalipsis 13:1-18)

14. Doce reyes reinarán en él

15. Aquel que reinará en segundo lugar, reinará más tiempo que los otros.

16. He aquí la explicación de las doce cabezas que has visto.

17. En cuanto a lo que has visto hablar, y la voz no salía de su cabeza, sino del medio de su cuerpo:

18. He aquí lo que es: En el seno de este reino surgirán numerosas luchas; ser conmovido hasta el punto de caer; no caerá en
este momento, mas, permanecerá en su poder.

19. En cuanto a las cabezas que has visto salir de sus alas.

20. He aquí su explicación: Se levantarán ocho reyes cuyos años serán malos y cuya duración será corta; dos de entre ellos perecerán rápidamente en el tiempo fijado.

21. Cuatro serán conservados hasta el momento en el que llegará el tiempo de su fin.

22. Las tres cabezas dormidas que has visto,

23. Significan esto: Al final de sus días, el Altísimo suscitará tres reyes; harán muchas innovaciones, y harán sufrir a la tierra.

24. Y a aquellos que viven en un gran terror, aún más que a sus predecesores; por eso se les ha llamado cabezas del águila.

25. Pues estas cabezas de reino serán el final.

26. Referente a la gran cabeza que desaparece que has visto, significa que uno de ellos dos morirá en su lecho, pero atormentado.

27. Los dos que quedan, morirán por la espada.

28. Y el último perecerá por la espada.

29. Las dos cabezas que has visto retirarse cerca de las de la derecha,

30. He aquí su sentido: Son aquellos que el Altísimo guarda para los últimos días, en los que acaecerá el principio del final; habrá, como has visto, un gran alboroto.

31. Este león que has visto salir rugiendo del desierto, hablándole a este águila y reprochándole sus faltas, todo lo que has oído,
(Isaías 11:1), (Apocalipsis 5:5), (Apocalipsis 22:16)

32. Es aquel que el Altísimo ha conservado de la simiente de David para los últimos días;
es él el que saldrá, vendrá, hablará (a los hombres) de sus pecados, que les reprochará sus faltas,
Y que amontonará ante ellos su retribución,
(Isaías 11:1), (Apocalipsis 5:5), (Apocalipsis 22:16), (Juan 7:7)

33. Que al principio les hará comparecer vivos al juicio,
y después de haberles hecho estos reproches, les perderá.
(1 Pedro 4:17)
(Marcos 16:19), (Lucas 24:50-51), (Hechos 1:9-11)

34. Respecto al resto del pueblo, él (el Mesías) redimirá misericordiosamente a aquellos que serán salvados en mi reino; los mantendrá en alegría hasta que llegue el día del juicio del que ya te he hablado antes.
(Salmos 72:1-19), (Jeremías 50:34), (Isaías 63:8-9), (Apocalipsis 5:9), (Salmos 49:15), (Salmos 71:23), (Salmos 77:15), (Salmos 130:7-8), (Isaías 35:8-10), (Isaías 44:23), (Isaías 48:20), (Isaías 51:11), (Isaías 52:9), (Isaías 62:12), (Zacarías 10:1, 5-8)

35. Tal es el sueño que has visto, tal es su explicación.

36. Sólo a ti te ha juzgado digno el Altísimo de conocer el misterio,

37. Escribe en un libro todo lo que has visto y colócalo en un lugar escondido.

38. Instruye a los sabios de tu pueblo que crees capaces de guardar este misterio en sus corazones.

39. Tú, quédate aún aquí durante siete días para ver lo que el Altísimo querrá mostrarte.

40. Entonces se fue. Cuando el pueblo entero hubo sabido que habían pasado siete días y que yo no había vuelto a la ciudad, todos, grandes y pequeños, se reunieron, vinieron a mi encuentro y me dijeron:

41. ¿Qué falta hemos cometido hacia ti, en qué hemos pecado en contra tuya para que nos dejes y vivas en este lugar?

42. Pues para nosotros sólo quedas tú de todos los profetas, como el único racimo de todos los que han sido recogidos, como una lámpara en un lugar de tinieblas, como un puerto de navíos en el abismo;

43. ¿Acaso los males que hemos padecido no han sido suficientes?

44. Si nos abandonas, más nos habría valido quedarnos en el incendio, de Sión.

45. Pues no somos mejores que aquellos que murieron allí. Y lloraron con grandes gritos.

46. Les respondí: Tranquilizaos, no os aflijáis, casa de Jacob.

47. Pues nuestra memoria está ante el Altísimo,
y aquel que no nos ha olvidado es fuerte.
(Levítico 26:42), (1 Crónicas 16:15)
(Génesis 49:24), (Salmos 89:13), (Isaías 9:6), (Isaías 10:21), (Isaías 60:16), (Jeremías 50:34)

48. No os abandonaré, no me alejaré de vosotros, pero he venido a este lugar para rezar a propósito de la desolación de Sión y buscar clemencia en la aflicción de nuestras alegrías.

49. Id, pues, a vuestras moradas e iré hacia vosotros después de estos días.

50. La gente se fue a sus moradas como les había dicho.

51. Permanecí en el desierto durante siete días según me había ordenado, alimentándome únicamente de frutos salvajes, comiendo hierbas salvajes durante todo este tiempo.

<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<
<<<<<<<<<<<<<<

11, 13
(Daniel 2:40) “40 Y el cuarto reino será fuerte como hierro; y como el hierro desmenuza y rompe todas las cosas, desmenuzará y quebrantará todo.”

(Daniel 7:2-8, 11-12, 17-25)
“2 Daniel dijo: Miraba yo en mi visión de noche, y he aquí que los cuatro vientos del cielo combatían en el gran mar.
3 Y cuatro bestias grandes, diferentes la una de la otra, subían del mar.
4 La primera era como león, y tenía alas de águila. Yo estaba mirando hasta que sus alas fueron arrancadas, y fue levantada del suelo y se puso enhiesta sobre los pies a manera de hombre, y le fue dado corazón de hombre.
5 Y he aquí otra segunda bestia, semejante a un oso, la cual se alzaba de un costado más que del otro, y tenía en su boca tres costillas entre los dientes; y le fue dicho así: Levántate, devora mucha carne.
6 Después de esto miré, y he aquí otra, semejante a un leopardo, con cuatro alas de ave en sus espaldas; tenía también esta bestia cuatro cabezas; y le fue dado dominio.
7 Después de esto miraba yo en las visiones de la noche, y he aquí la cuarta bestia, espantosa y terrible y en gran manera fuerte, la cual tenía unos dientes grandes de hierro; devoraba y desmenuzaba, y las sobras hollaba con sus pies, y era muy diferente de todas las bestias que vi antes de ella, y tenía diez cuernos.
8 Mientras yo contemplaba los cuernos, he aquí que otro cuerno pequeño salía entre ellos, y delante de él fueron arrancados tres cuernos de los primeros; y he aquí que este cuerno tenía ojos como de hombre, y una boca que hablaba grandes cosas.
11 Yo entonces miraba a causa del sonido de las grandes palabras que hablaba el cuerno; miraba hasta que mataron a la bestia, y su cuerpo fue destrozado y entregado para ser quemado en el fuego.
12 Habían también quitado a las otras bestias su dominio, pero les había sido prolongada la vida hasta cierto tiempo.
17 Estas cuatro grandes bestias son cuatro reyes que se levantarán en la tierra.
18 Después recibirán el reino los santos del Altísimo, y poseerán el reino hasta el siglo, eternamente y para siempre.(K)
19 Entonces tuve deseo de saber la verdad acerca de la cuarta bestia, que era tan diferente de todas las otras, espantosa en gran manera, que tenía dientes de hierro y uñas de bronce, que devoraba y desmenuzaba, y las sobras hollaba con sus pies;
20 asimismo acerca de los diez cuernos que tenía en su cabeza, y del otro que le había salido, delante del cual habían caído tres; y este mismo cuerno tenía ojos, y boca que hablaba grandes cosas, y parecía más grande que sus compañeros.
21 Y veía yo que este cuerno hacía guerra contra los santos, y los vencía,
22 hasta que vino el Anciano de días, y se dio el juicio a los santos del Altísimo; y llegó el tiempo, y los santos recibieron el reino.
23 Dijo así: La cuarta bestia será un cuarto reino en la tierra, el cual será diferente de todos los otros reinos, y a toda la tierra devorará, trillará y despedazará.
24 Y los diez cuernos significan que de aquel reino se levantarán diez reyes; y tras ellos se levantará otro, el cual será diferente de los primeros, y a tres reyes derribará.
25 Y hablará palabras contra el Altísimo, y a los santos del Altísimo quebrantará, y pensará en cambiar los tiempos y la ley; y serán entregados en su mano hasta tiempo, y tiempos, y medio tiempo.”

(Apocalipsis 13:1-18) Las dos bestias
“1 Me paré sobre la arena del mar, y vi subir del mar una bestia que tenía siete cabezas y diez cuernos; y en sus cuernos diez diademas; y sobre sus cabezas, un nombre blasfemo.
2 Y la bestia que vi era semejante a un leopardo, y sus pies como de oso, y su boca como boca de león. Y el dragón le dio su poder y su trono, y grande autoridad.
3 Vi una de sus cabezas como herida de muerte, pero su herida mortal fue sanada; y se maravilló toda la tierra en pos de la bestia,
4 y adoraron al dragón que había dado autoridad a la bestia, y adoraron a la bestia, diciendo: ¿Quién como la bestia, y quién podrá luchar contra ella?
5 También se le dio boca que hablaba grandes cosas y blasfemias; y se le dio autoridad para actuar cuarenta y dos meses.
6 Y abrió su boca en blasfemias contra Dios, para blasfemar de su nombre, de su tabernáculo, y de los que moran en el cielo.
7 Y se le permitió hacer guerra contra los santos, y vencerlos. También se le dio autoridad sobre toda tribu, pueblo, lengua y nación.
8 Y la adoraron todos los moradores de la tierra cuyos nombres no estaban escritos en el libro de la vida del Cordero que fue inmolado desde el principio del mundo.
9 Si alguno tiene oído, oiga.
10 Si alguno lleva en cautividad, va en cautividad; si alguno mata a espada, a espada debe ser muerto. Aquí está la paciencia y la fe de los santos.
11 Después vi otra bestia que subía de la tierra; y tenía dos cuernos semejantes a los de un cordero, pero hablaba como dragón.
12 Y ejerce toda la autoridad de la primera bestia en presencia de ella, y hace que la tierra y los moradores de ella adoren a la primera bestia, cuya herida mortal fue sanada.
13 También hace grandes señales, de tal manera que aun hace descender fuego del cielo a la tierra delante de los hombres.
14 Y engaña a los moradores de la tierra con las señales que se le ha permitido hacer en presencia de la bestia, mandando a los moradores de la tierra que le hagan imagen a la bestia que tiene la herida de espada, y vivió.
15 Y se le permitió infundir aliento a la imagen de la bestia, para que la imagen hablase e hiciese matar a todo el que no la adorase.
16 Y hacía que a todos, pequeños y grandes, ricos y pobres, libres y esclavos, se les pusiese una marca en la mano derecha, o en la frente;
17 y que ninguno pudiese comprar ni vender, sino el que tuviese la marca o el nombre de la bestia, o el número de su nombre.
18 Aquí hay sabiduría. El que tiene entendimiento, cuente el número de la bestia, pues es número de hombre. Y su número es seiscientos sesenta y seis.”

31, 32
(Isaías 11:1) Reinado justo del Mesías
“1 Saldrá una vara del tronco de Isaí, y un vástago retoñará de sus raíces.”

(Apocalipsis 5:5)
“Y uno de los ancianos me dijo: No llores.
He aquí que el León de la tribu de Judá, la raíz de David, ha vencido para abrir el libro y desatar sus siete sellos.”

(Apocalipsis 22:16)
“16 Yo Jesús he enviado mi ángel para daros testimonio de estas cosas en las iglesias.
Yo soy la raíz y el linaje de David, la estrella resplandeciente de la mañana.”

32.
(Juan 7:7)
“No puede el mundo aborreceros a vosotros; mas a mí me aborrece, porque yo testifico de él, que sus obras son malas.”

33.
(1 Pedro 4:17)
“Porque es tiempo de que el juicio comience por la casa de Dios; y si primero comienza por nosotros, ¿cuál será el fin de aquellos que no obedecen al evangelio de Dios?”

(Marcos 16:19) La ascensión
“19 Y el Señor, después que les habló, fue recibido arriba en el cielo, y se sentó a la diestra de Dios.”

(Lucas 24:50-51) La ascensión
“50 Y los sacó fuera hasta Betania, y alzando sus manos, los bendijo.
51 Y aconteció que bendiciéndolos, se separó de ellos, y fue llevado arriba al cielo.”

(Hechos 1:9-11)
“9 Y habiendo dicho estas cosas, viéndolo ellos, fue alzado, y le recibió una nube que le ocultó de sus ojos.
10 Y estando ellos con los ojos puestos en el cielo, entre tanto que él se iba, he aquí se pusieron junto a ellos dos varones con vestiduras blancas,
11 los cuales también les dijeron: Varones galileos, ¿por qué estáis mirando al cielo? Este mismo Jesús, que ha sido tomado de vosotros al cielo, así vendrá como le habéis visto ir al cielo.”

34.
(Salmos 72:1-19) El reino de un rey justo
“1 Oh Dios, da tus juicios al rey, Y tu justicia al hijo del rey.
2 El juzgará a tu pueblo con justicia, Y a tus afligidos con juicio.
3 Los montes llevarán paz al pueblo, Y los collados justicia.
4 Juzgará a los afligidos del pueblo, Salvará a los hijos del menesteroso,
Y aplastará al opresor.
5 Te temerán mientras duren el sol Y la luna, de generación en generación.
6 Descenderá como la lluvia sobre la hierba cortada; Como el rocío que destila sobre la tierra.
7 Florecerá en sus días justicia, Y muchedumbre de paz, hasta que no haya luna.
8 Dominará de mar a mar, Y desde el río hasta los confines de la tierra.
9 Ante él se postrarán los moradores del desierto,
Y sus enemigos lamerán el polvo.
10 Los reyes de Tarsis y de las costas traerán presentes; Los reyes de Sabá y de Seba ofrecerán dones.
11 Todos los reyes se postrarán delante de él; Todas las naciones le servirán.
12 Porque él librará al menesteroso que clamare, Y al afligido que no tuviere quien le socorra.
13 Tendrá misericordia del pobre y del menesteroso, Y salvará la vida de los pobres.
14 De engaño y de violencia redimirá sus almas, Y la sangre de ellos será preciosa ante sus ojos.
15 Vivirá, y se le dará del oro de Sabá,
Y se orará por él continuamente; Todo el día se le bendecirá.
16 Será echado un puñado de grano en la tierra, en las cumbres de los montes;
Su fruto hará ruido como el Líbano, Y los de la ciudad florecerán como la hierba de la tierra.
17 Será su nombre para siempre, Se perpetuará su nombre mientras dure el sol.
Benditas serán en él todas las naciones; Lo llamarán bienaventurado.
18 Bendito Jehová Dios, el Dios de Israel, El único que hace maravillas.
19 Bendito su nombre glorioso para siempre,
Y toda la tierra sea llena de su gloria. Amén y Amén.”

(Jeremías 50:34) “El redentor de ellos es el Fuerte; Jehová de los ejércitos es su nombre; de cierto abogará la causa de ellos para hacer reposar la tierra, y turbar a los moradores de Babilonia.”

(Isaías 63:8-9) “8 Porque dijo: Ciertamente mi pueblo son, hijos que no mienten; y fue su Salvador.
9 En toda angustia de ellos él fue angustiado, y el ángel de su faz los salvó;
en su amor y en su clemencia los redimió,
y los trajo, y los levantó todos los días de la antigüedad.”

(Apocalipsis 5:9) “y cantaban un nuevo cántico, diciendo: Digno eres de tomar el libro y de abrir sus sellos; porque tú fuiste inmolado, y con tu sangre nos has redimido para Dios, de todo linaje y lengua y pueblo y nación;”

(Salmos 49:15) “Pero Dios redimirá mi vida del poder del Seol, Porque él me tomará consigo.”

(Salmos 71:23) “Mis labios se alegrarán cuando cante a ti, Y mi alma, la cual redimiste.”

(Salmos 77:15) “Con tu brazo redimiste a tu pueblo, A los hijos de Jacob y de José.”

(Salmos 130:7-8) “7 Espere Israel a Jehová, Porque en Jehová hay misericordia, Y abundante redención con él;
8 Y él redimirá a Israel De todos sus pecados.”

(Isaías 35:8-10) “8 Y habrá allí calzada y camino, y será llamado Camino de Santidad; no pasará inmundo por él, sino que él mismo estará con ellos; el que anduviere en este camino, por torpe que sea, no se extraviará.
9 No habrá allí león, ni fiera subirá por él, ni allí se hallará, para que caminen los redimidos.
10 Y los redimidos de Jehová volverán, y vendrán a Sion con alegría; y gozo perpetuo será sobre sus cabezas; y tendrán gozo y alegría, y huirán la tristeza y el gemido.”

(Isaías 44:23) “Cantad loores, oh cielos, porque Jehová lo hizo; gritad con júbilo, profundidades de la tierra; prorrumpid, montes, en alabanza; bosque, y todo árbol que en él está; porque Jehová redimió a Jacob, y en Israel será glorificado.”

(Isaías 48:20) “Salid de Babilonia, huid de entre los caldeos; dad nuevas de esto con voz de alegría, publicadlo, llevadlo hasta lo postrero de la tierra; decid: Redimió Jehová a Jacob su siervo.”

(Isaías 51:11) “Ciertamente volverán los redimidos de Jehová; volverán a Sion cantando, y gozo perpetuo habrá sobre sus cabezas; tendrán gozo y alegría, y el dolor y el gemido huirán.”

(Isaías 52:9) “Cantad alabanzas, alegraos juntamente, soledades de Jerusalén; porque Jehová ha consolado a su pueblo, a Jerusalén ha redimido.”

(Isaías 62:12) “Y les llamarán Pueblo Santo, Redimidos de Jehová; y a ti te llamarán Ciudad Deseada, no desamparada.”

(Zacarías 10:1, 5-8) Jehová redimirá a su pueblo
“1 Pedid a Jehová lluvia en la estación tardía. Jehová hará relámpagos, y os dará lluvia abundante, y hierba verde en el campo a cada uno.
5 Y serán como valientes que en la batalla huellan al enemigo en el lodo de las calles; y pelearán, porque Jehová estará con ellos; y los que cabalgan en caballos serán avergonzados.
6 Porque yo fortaleceré la casa de Judá, y guardaré la casa de José, y los haré volver; porque de ellos tendré piedad, y serán como si no los hubiera desechado; porque yo soy Jehová su Dios, y los oiré.
7 Y será Efraín como valiente, y se alegrará su corazón como a causa del vino; sus hijos también verán, y se alegrarán; su corazón se gozará en Jehová.
8 Yo los llamaré con un silbido, y los reuniré, porque los he redimido; y serán multiplicados tanto como fueron antes.”

47.
(Levítico 26:42)
“Entonces yo me acordaré de mi pacto con Jacob, y asimismo de mi pacto con Isaac, y también de mi pacto con Abraham me acordaré, y haré memoria de la tierra.”

(1 Crónicas 16:15)
“El hace memoria de su pacto perpetuamente, Y de la palabra que él mandó para mil generaciones;”

47
(Génesis 49:24) “Mas su arco se mantuvo poderoso, Y los brazos de sus manos se fortalecieron Por las manos del Fuerte de Jacob (Por el nombre del Pastor, la Roca de Israel),”

(Salmos 89:13) “Tuyo es el brazo potente; Fuerte es tu mano, exaltada tu diestra.”

(Isaías 9:6) “Porque un niño nos es nacido, hijo nos es dado, y el principado sobre su hombro; y se llamará su nombre Admirable, Consejero, Dios Fuerte, Padre Eterno, Príncipe de Paz.”

(Isaías 10:21) “El remanente volverá, el remanente de Jacob volverá al Dios fuerte.”

(Isaías 60:16) “Y mamarás la leche de las naciones, el pecho de los reyes mamarás; y conocerás que yo Jehová soy el Salvador tuyo y Redentor tuyo, el Fuerte de Jacob.”

(Jeremías 50:34) “El redentor de ellos es el Fuerte; Jehová de los ejércitos es su nombre; de cierto abogará la causa de ellos para hacer reposar la tierra, y turbar a los moradores de Babilonia.”